Santa Fe

Glovo, el "Uber de los mandados", ya funciona en Santa Fe

No es solo "delivery" de comidas, sino que además ofrece "comprar, recibir y enviar" cualquier producto. Cuál es el costo de los envíos y cómo funciona la app 

Miércoles 20 de Marzo de 2019

El 18 de marzo Glovo oficializó su desembarco en esta capital. Así, desde el lunes ya funciona en la ciudad de Santa Fe la app que se presenta como aquella que "permite comprar, recibir y enviar cualquier producto" dentro de la ciudad de Santa Fe.

A diferencia de "Pedidos Ya", app que funciona en esta ciudad, Glovo ofrece no solo el servicio de delivery de comida online, sino que además llevar o traer "lo que sea". Eso sí, el límite es uno solo y la misma aplicación lo advierte: "siempre y cuando se pueda transportar en moto o bici".

La app, creada por el español Oscar Pierre, puede ser descargada desde Google Play o Apple Store, también permite el acceso online a través de una computadora de escritorio. Para comenzar a operar, solo es necesario registrarse.

Al igual que Uber, el cliente puede ver mediante geolocalización quién llevará su pedido y el recorrido que éste realizará, todo en tiempo real. El envío tiene un costo de 35 pesos y permite la opción de pagar con tarjeta de crédito o en efectivo. 

Los cadetes se hacen llamar “Glovers”. Así se los conoce a los mensajeros, que se manejan principalmente en bicicleta o moto, algunos de los cuales ya se pueden ver en esta capital con la particular mochila que los distingue.

Dispone de tres categorías: "comida", "lo que sea" y "recoger y enviar". Para la primera opción (comida) ya se pueden ver comercios, restaurantes y rotiserías de Santa Fe, que se encuentran adheridas a la aplicación y que incluso ofrecen sus productos en la misma plataforma.

La opción "lo que sea" es exclusiva de pedidos. Está destinada a la compra de algún producto determinado, en un lugar preciso, para luego ser trasladado a la dirección asignada. Por último, una tercer categoría está destinada a "recoger o enviar" cualquier artículo de un lugar a otro.

Denuncias de "precarización" 

La plataforma llegó a la Argentina a comienzos del año pasado. Actualmente, Glovo tiene presencia en las ciudades de Córdoba, Buenos Aires, ciertos barrios de Capital Federal y Rosario.

El arribo de la app en Rosario no estuvo librada de polémica. Su desembarco no solo puso en alerta a las cadeterías de la ciudad del sur provincial, sino que además llegó al concejo municipal. En Santa Fe, su llegada generó inquietud entre algunos ediles.

En julio del año pasado, el Sindicato de Cadetes de Rosario denunció a Glovo por "precarización laboral". La presentación retumbó en el órgano deliberativo. 

El texto elaborado por los ediles indicaba que este tipo de relación laboral  “promueve el subempleo y la precariedad”. También advirtieron que dicha modalidad de trabajo “sientan precedentes para futuros cambios en la legislación laboral que consolidaron un modelo de precarización”.

La página Web de Glovo asegura que los "repartidores están registrados como autónomos en la Administración pública y declaran sus ingresos a final del año en su declaración de la Renta". Y agrega: "La flexibilidad de nuestro servicio permite que nuestros repartidores dispongan de más libertad y generen ingresos en su tiempo libre".

La empresa ofrece ser "repartidor en menos de 24 horas" y avisa que para ser repartidor se necesita: "Una sonrisa de oreja a oreja, tu vehículo (moto, bicicleta o coche), un iPhone o un dispositivo Android y ser mayor de 18 años".

El concejal rosarino Eduardo Toniolli denunció que las empresas de delivery y cadetería, Glovo y Rappi (app de origen colombiana) realizan una actividad comercial en la ciudad sin su habilitación municipal.

En diálogo con UNO Santa Fe, Toniolli comentó que el ejecutivo municipal nunca respondió las inquietudes planteadas desde el Concejo. Señaló que existe "competencia desleal" y que dichas plataformas se encuentran trabajando en total irregularidad, sin la habilitación municipal correspondiente.

"No están habilitadas y no pagan absolutamente nada en Rosario”, remarcó Toniolli. Al mismo tiempo recordó que cualquier actividad que se desarrolle en la ciudad debe pagar DREI (Derechos de Registro e Inspección)

En diciembre pasado y ante la falta de respuestas, el Sindicato de Cadetes de Rosario se movilizó frente hasta calle en Italia al 1100, donde la empresa Glovo alquila oficinas.

El motivo fue protestar "por las condiciones de precariedad" a las que son sometidos quienes trabajan para empresas de cadetería que funcionan a través de aplicaciones para teléfonos celulares.

Gustavo Yedro, secretario general del Sindicato de Cadetes de Rosario, dijo en ese momento: "Parece que nadie ve nada, mientras 300 o 400 compañeros siguen trabajando en extremas condiciones de precariedad. Como nadie hace nada, como gremio hacemos visible esta situación. La intención es visibilizar el grado de precariedad en la que trabajan los compañeros para estas aplicaciones. Esta vez lo hicimos ante Glovo, pero ya lo hicimos con las otras empresas".

Además de Argentina, la compañía Glovo llega a otras 80 ciudades y 20 países, como Chile, Perú, Panamá, Costa Rica y Guatemala, entre otros. También consolida su presencia en el sur de Europa, donde está presente en España, Italia, Francia y Portugal. 

¿Te gustó la nota?