Santa Fe

La desgarradora lucha de una madre por recuperar a su hija

María Andrea contó la lucha por recuperar a su hija y denunció el "aprovechamiento" de su expareja

Jueves 22 de Octubre de 2020

María Andrea sufrió violencia familiar durante muchos años, víctima de una internación compulsiva por su expareja (hoy materia de investigación) se aprovecharon de la situación a fin de solicitar la tenencia de la hija en común. Durante los últimos años recurrió a organismos públicos y a la Justicia para que su relato sea escuchado y poder volver a ver a su hija, siendo infructuoso en todos ellos, provocándole la sensación amarga del prejuzgamiento en su contra.

Hoy, luego de meses de acompañamiento que recibió con Marisa Escobar de "Mujeres Emprendedoras Santa Fe" y el asesoramiento legal por parte de Melina Genone, pudo conseguir una nueva audiencia para ser escuchada y aportar toda la documentación que obra a su favor para revertir la situación legal que una falta de defensa provocó.

Mientras espera una resolución judicial a fin de poder reencontrarse con su hija, María Andrea contó su historia en el programa Marisa Escobar te conecta, que se emite por Radio Gol (FM 96.7).

"La peor parte de la historia comenzó en agosto de 2017 cuando el papá de mi nena decidió internarme, dopándome en una clínica psiquiátrica de Santa Fe, estábamos viviendo en María Luisa, para comenzar todo este proceso, haciéndome pasar por loca, drogadicta, alcohólica. Luego de eso no tuvo ni siquiera la delicadeza de decir en la clínica que padezco síndrome antifosfolipídico, una enfermedad en la sangre, no puedo estar medicada con cualquier cosa. En la clínica me provocaron una hemorragia terrible, recién ahí pude decir que tenía esa enfermedad", agregó María Andrea.

Luego, agregó: "Estuve internada durante un mes, desde el 12 de agosto de 2017 hasta el 4 de septiembre. Luego hubo mensajes donde avisaba que no me vayan a ver porque había fallecido. Tengo pruebas".

En tanto que la abogada Melina Genone, agregó: "Tomamos intervención recientemente, toda la información que tiene, capturas de pantallas, mensajes, audios, todo se acompañó a la causa. Lo que es materia de investigación desde lo civil y penal lo denunció y todo se está investigando. Acompañamos todas las pruebas, hubo un aprovechamiento de la expareja de María, se la internó en un estado de total pérdida de conocimiento. Así aprovechó para quedarse con su hija, descalificándola como madre, pidiendo un cuidado personal (antes conocido como tenencia). Estas situaciones médicas no descalifican a nadie como madre".

"María no solo está habilitada para trabajar, sino también para cuidar a sus hijos. A eso lo acompañamos en el expediente. Ella asumió el compromiso de acreditar que está apta, y no tiene ningún impedimento", agregó en otra parte de la charla.

Mientras que María Andrea acotó: "Hagas lo que hagas estoy atada de pies y manos, si me llego a manifestar estoy loca, si lloro estoy desequilibrada mentalmente, si hablo miento, es continuamente buscar cualquier estrategia para desacreditarme. Estoy trabajando, nunca estuve incapacitada para hacerlo, ni para estar a cargo de mi otro hijo que tiene 15 años".

"Una sola vez fuimos todos a la psicóloga de judiciales, donde nos entrevistaron apenas dos minutos a cada uno. Luego se elaboró un informe nefasto, que todavía no entiendo cómo puede ser que alguien que no nos está tratando pueda realizar un informe como el que hizo. Eso fue en 2018, luego a mi hija la llamaron a declarar el 26 de diciembre del año pasado, lo hizo, sabemos lo que dijo, pero así y todo la Justicia sigue sin escucharla. El 7 de enero, aprovechando la feria, y mi ex teniendo una medida de distancia conmigo y con mi hija, entraron a la fuerza a mi departamento y se la llevaron. Me golpeó cuando abrió la puerta, ambas estábamos en musculosa y bombacha. Me abrieron la puerta y cuando escuché los golpes, con la nena llorando, nos fuimos al dormitorio, y este profesional abre la puerta con todo, me golpea en la frente, a los gritos, tratándome de loca y un montón de otros adjetivos horribles, y así se la llevaron. Fue una situación espantosa. No tenía ninguna notificación para restituirla", contó.

La abogada Melina Genone destacó: "Nosotros con María pudimos ver bien el expediente en agosto cuando tomamos intervención. En la primera reunión que tuve con ella me dijo que nunca la habían notificado. En este tipo de procedimientos, con niños involucrados, no se tiene que llegar a esta situación. La idea es poder tener un contacto entre los colegas para coordinar un régimen de visita".

"La causa estaba en Esperanza, me sabotearon mi trabajo. Había fundado escuelas de danza, en La Pelada, María Luisa, con logros espectaculares. Hasta eso hizo esta persona, luego que me internó, le pidió a los presidentes comunales que no me dejen trabajar más", destacó.

Para concluir María Andrea Patiño, afirmó: "Ahora mi hija tiene seis años, vive triste. Es una nena que no tiene la alegría que debería tener una criatura de esa edad. Las pocas veces que su papá me atiende para hablar con ella, está controlada, le ponen el teléfono en alta voz, y cuando puede me dice que me quiere ver, es consciente que el papá no quiere que me vea. Me decía que vaya con un policía. Cuando era más chiquita decía que se iba a escapar, que sabía donde la abuela guarda la llave. Vive con su papá y su abuela, que es una persona mayor y que está enferma, ya que el padre trabaja todo el día".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario