Pandemia en Santa Fe

Más del 60% de los no vacunados no tiene anticuerpos

Lo revela un estudio de profesionales del Conicet sobre los niveles de anticuerpos en vacunados según edad, vacuna y dosis colocadas en Santa Fe

Miércoles 26 de Enero de 2022

Un estudio elaborado por profesionales del Conicet de Santa Fe revela las defensas que tienen los santafesinos a casi dos años de la llegada del coronavirus y en momentos de la ola producida por la variante ómicron. Se trata de en un reporte preliminar que muestra datos muy significativos sobre los niveles de anticuerpos en la población santafesina, vacunados y no (específicamente del departamento La Capital), considerándose variables tales como edad, dosis y tipos de vacunas recibidas.

Respecto a los niveles de anticuerpos se destaca que el 88,3% presentó anticuerpos; ya sea por haberse colocado la vacuna, producto de una infección o de ambos orígenes. Su presencia demuestra una “memoria inmunológica” en las personas, que por lo tanto ya "conocen" al virus, estando así mejor preparadas para combatirlo.

LEER MÁS: Desde el gremio de docentes universitarios ven posible la implementación de un pase sanitario

Por otro lado, una de cada cinco personas que recibieron solo una dosis de vacuna no presentaba anticuerpos (lo cual puede explicarse por una baja respuesta a la vacuna o un tiempo prolongado desde la última dosis).

Con relación a los no vacunados, un 63% no tuvo anticuerpos detectables y un 37% sí (generados por una infección previa). De esos no vacunados que presentaban anticuerpos, un 71% nunca fue diagnosticado con Covid-19 ni sospechó haber estado infectado.

vacuna.jpg
VAcunación

VAcunación

Niveles de anticuerpos

En cuanto a los niveles de anticuerpos según edad, el informe revela un alto nivel de anticuerpos entre los 13 y los 20 años (lo que refleja el buen desempeño de las vacunas recibidas por esta franja y el menor tiempo desde la última dosis).

En el grupo etario considerado de riesgo (más de 60 años), un 98,1% está vacunado. De ellos, un 17% son vulnerables al SARS-CoV-2 por no tener anticuerpos, y un 6% por tener niveles bajos, mientras que un 65% presentó niveles elevados de anticuerpos.

Respecto a los anticuerpos logrados según esquema de vacunación (al menos siete días previos a la muestra) se demuestra que los niveles de anticuerpos tienen una fuerte relación con el número de dosis de vacunas recibidas.

En ese sentido, el estudio subraya que "una tercera dosis elevó substancialmente el nivel de anticuerpos, casi triplicándolo en promedio".

Diferencias según la vacuna

La investigación también indaga sobre diferencias importantes según el tipo de vacuna, considerando los cuatro esquemas más utilizados:

-El de dos vacunas inactivadas (Sinopharm + Sinopharm) dio los niveles más bajos

-El de dos dosis de vacunas basadas en vectores de adenovirus (AstraZeneca, Sputnik V o Covishield) dieron valores aceptables, mucho mayores que las vacunas inactivadas, pero menores que los esquemas que contenían ARNm.

-Los niveles más altos de anticuerpos fueron dados por las combinaciones que incluyeron una o dos dosis de vacunas basadas en ARN mensajero (ARNm) (Pfizer o Moderna). En tanto, destaca que los desempeños de Sputnik V y AstraZeneca fueron muy similares.

Con respecto a esta comparación entre esquemas vacunales, el documento realiza dos aclaraciones. Por un lado, este análisis preliminar no ajustó por el tiempo que pasó desde la última dosis de vacuna, el cual fue en promedio menor para las vacunas ARNm, que se comenzaron a colocar más tarde. También conviene aclarar que en este estudio solo se mide el componente humoral de la respuesta inmune adaptativa (los anticuerpos). Se sabe que vacunas basadas en vectores generan una respuesta inmune celular adaptativa (linfocitos T) de mayor magnitud que las vacunas ARNm.

A modo de conclusión el documento subraya que las personas que además de vacunarse padecieron Covid-19, tuvieron una respuesta inmune mucho mayor que en los que no se les diagnosticó previamente Covid-19.

Además, la mitad de los santafesinos tienen valores altos, lo cual implica menor riesgo de infección y de padecer enfermedad severa, siendo el grupo etario de riesgo, el que presentó en mayor proporción altos niveles de anticuerpos (un 65%). En esa línea, una tercera dosis elevó los anticuerpos de manera muy considerable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario