Santa Fe ¿Qué pasa con el hantavirus en Santa Fe?

Nueve muertos por hantavirus en Chubut: ¿qué pasa en Santa Fe?

Conocé cuál es el riesgo en nuestra provincia luego de conocerse las muertes de las personas en el sur del país. Recomendaciones para evitar la propagación del virus

Sábado 12 de Enero de 2019

A principios de diciembre del año pasado, en la localidad patagónica de Epuyén, en la provincia de Chubut, se registró un brote de hantavirus, transmitido por ratones colilargos. Nueve personas han muerto y las autoridades decretaron una cuarentena sanitaria para evitar más contagios. De momento son 26 casos confirmados, que incluyen a los fallecidos, según el último comunicado oficial de este viernes.

Esta situación puso en alerta a todo el país y en las últimas horas el Gobierno Nacional recomendó no viajar a Epuyén por el brote de hantavirus. 

Al respecto, la directora provincial de Epidemiología, Carolina Cudos, habló sobre el nivel de riesgo de contraer este virus en Santa Fe. En principio aclaró que "hay tres tipos de virus en el país" y que "en la región centro y norte se transmite solo a través de secreciones de roedores" mientras que el el sur argentino "ha tenido transmisión interhumana".

"Tenemos casos de Hantavirus en Santa Fe pero son aislados, no relacionados entre sí; no tiene nada que ver con lo que está pasando en Epuyén", indicó en diálogo con LT10.

Aseguró entonces que en la zona centro del país no existe contagio entre personas y que la única manera de que se produzca sería que "una persona venga del sur con la enfermedad y contagie a otra"; pero indicó que "por ahora no hay ningún caso sospechoso".

¿Cómo se transmite?

La principal manera de contagio en nuestra zona es a través de las vías respiratorias, por inhalación de partículas virales suspendidas en el aire, provenientes de excretas, orina y saliva de ratones. Otra forma de contagio es por contacto directo con heces y/u orina de ratones infectados, mordedura del roedor, contaminación de alimentos y agua. 

Medidas de prevención

Todos los roedores portadores de hantavirus son animales silvestres, habitantes de áreas de vegetación arbustiva y rastrera, que pueden invadir el entorno de las viviendas y locales deshabitados.

Para prevenir esta enfermedad no existen vacunas. Lo importante es mantener la vivienda y sus cercanías en condiciones de higiene, con el pasto corto, libre de residuos o elementos en desuso.

  • Antes de radicarse en una casa no habitada, ábrala y ventílela al menos una hora. Inspeccione si hay roedores
  • Limpie con guantes de goma gruesos, debiendo estos lavarlos, aún puestos, en una solución con detergente y otra con desinfectante
  • Humedezca con bastante agua antes de barrer y limpie con paño humedecido con solución clorada, superficies, artefactos y muebles
  • Si duerme en el exterior, examine el sitio que va a ocupar por si existen excretas o madrigueras
  • Evite dormir cerca de apiladeros de madera o áreas de basura que puedan ser frecuentadas por roedores
  • Evite dormir en el suelo sin protección. Use colchonetas a 25 cm del suelo
  • Almacene comida en envases a prueba de roedores
  • Entierre o queme toda la basura
  • Mantenga limpio el sitio de acampar
  • Consuma agua hervida si no es potable

¿Te gustó la nota?