Santa Fe

Prevén un ahorro de 700 millones de pesos con colectivos a biodiésel

Por resolución del gobierno provincial, a partir de junio comienza la implementación para el transporte urbano e interurbano

Miércoles 15 de Mayo de 2019

Una resolución conjunta de la Secretaría de Estado y Energía y la Secretaría de Transporte de la provincia, de fecha 7 de mayo, estableció la obligatoriedad en el uso del combustible boidiésel para las empresas de transporte urbanas e interurbanas de la provincia que posean más de 50 unidades y cuyos recorridos se agoten dentro de las áreas metropolitanas.

Según explica el artículo 1 de dicha norma, se trata de un requisito de cumplimiento efectivo para que las empresas puedan seguir percibiendo el Fondo Provincial al Transporte Automotor Urbano e Interurbano (FPTAUIP).

Para su aplicación se estableció el siguiente cronograma: al 1 de junio el 25% de las unidades deberán utilizar biodiésel; al 1 de agosto el 50% de las unidades; al 1 de octubre el 75% de las unidades; y al 1 de diciembre el 100% de las unidades.

En tanto, para las empresas con más de 15 unidades, el cronograma es el siguiente: al 1 de agosto el 25% de las unidades; al 1 de octubre el 50% de las unidades; y al 1 de diciembre el 75% de las unidades.

En el esquema quedan exceptuadas las unidades en período de garantía, cuyas empresas fabricantes comuniquen la pérdida de la garantía por el uso del biodiésel. A su vez se determinó que el incumplimiento de la resolución “será además tenido en cuenta a los efectos de la renovación de permisos, concesiones o futuras licitaciones del transporte público provincial de pasajeros regular”.

Consultado al respecto por UNO Santa Fe, el secretario de Transporte de la provincia, Pablo Jukic explicó que la decisión “es una manera de ayudar a bajar los costos de los insumos”, ya que los aumentos constantes en los repuestos y las recurrentes, casi mensuales, subas en el combustible, obligan a buscar alternativas para el transporte.

“La primera que hemos propuesto y que tiene vigencia a partir de junio de este año, es la obligatoriedad de uso de biodiésel en todo el ámbito del transporte en la provincia. Se han hecho las pruebas técnicas durante más de seis meses, siendo muy satisfactorias. Hoy el biodiésel que se produce en la provincia, está a 10 o 12 pesos versus el litro de gasoil ($39,46)”, remarcó y comentó que, para aplicación de la medida, también se están observando cuestiones logísticas, debido a que el gasoil se puede cargar en cualquier estación de servicio, pero para el biodiésel se requiere disponer de tanques en las sedes de las empresas de transporte.

“Se está trabajando con las empresas para implementarlo lo antes posible porque hoy hay un diferencial de precios bastante importante”, recalcó.

En esa línea, el funcionario adelantó que también, como segunda medida, se está dialogando con las empresas para hacer una coordinación de los servicios de transporte. “Si en un recorrido la empresa A, tiene un servicio a las 7 de la mañana, la empresa B a las 7.15, y la empresa C a las 7.30 y los tres van con un tercio del pasaje, ponernos de acuerdo y dejar dos servicios en vez de tres y que estén repartidos”, ejemplificó.

Se trata de una acción que busca optimizar recursos ante la caída de demanda, que según indicó alcanza al 17% en el primer trimestre de este año, comparado con el mismo período de 2018. “Antes había tres servicios porque iban relativamente llenos o con el 70% del pasaje, hoy eso no está ocurriendo y estamos analizando región por región”, añadió.

Ahorro de 700 millones

Consultado por el ahorro que produciría la utilización de biodiésel en las unidades de transporte de la provincia, Jukic dijo que se está calculando, aunque a groso modo estimó que “son casi 70 millones de litros a 12 pesos, así que son casi 700 millones de pesos (de ahorro)”.

“Sabemos que no lo podemos implementar al 100%, pero empezaremos en las zonas urbanas que es donde hay empresas grandes que tienen depósitos, que tienen tanques de combustibles y que se pueden reabastecer. Distinto es un colectivo que vaya de Reconquista a Rufino y que tenga que cargar combustible en el camino”, reflejó.

El Programa Biobus como antecedente

En junio de 2018, el gobernador Miguel Lifschitz firmó un convenio con representantes de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb) y a la Consultora ALG Ingeniería.

A partir de dicho acuerdo, más de 400 colectivos urbanos de las Empresas Mixtas y Semtur que prestan servicio en la ciudad de Rosario, comenzaron a funcionar con un 25% de biodiésel en su combustible, mientras que otras tres unidades lo hacen con el 100%.

La resolución

¿Te gustó la nota?