Secciones
juicio oral y público

Schilacci y los Lanatta no apelaron a la Justicia provincial

Schilacci y Cristian Lanatta fueron condenados a ocho años y seis meses de prisión cada uno, mientras que Martín Lanatta recibió una pena de siete años y seis meses de prisión

Domingo 08 de Marzo de 2020

Martín Eduardo Lanatta, Cristian Daniel Lanatta y Víctor Gabriel Schilacci desistieron de apelar la sentencia condenatoria que se les impuso en un juicio oral y público realizado en los tribunales de la ciudad de Santa Fe en diciembre de 2018.

La decisión fue informada por el abogado defensor de los tres hombres y ratificada por cada uno de ellos. En función de estas presentaciones, los camaristas Roberto Reyes, Alejandro Tizón y Enrique Alvarez resolvieron tener por desistido el recurso que oportunamente habían presentado contra la decisión del tribunal de primera instancia.

Con esta resolución de los camaristas, las condenas impuestas quedaron firmes.

Etapa culminada

“Si bien ya se habían designado los camaristas que integrarían el Tribunal de Segunda Instancia y la audiencia había sido programada para el miércoles 11 de marzo, con esta decisión de la Defensa y la ratificación de los condenados damos por culminada la etapa judicial de este caso que conmocionó a toda la región y al país”, sostuvo el fiscal Estanislao Giavedoni.

Giavedoni fue el fiscal que estuvo a cargo de la investigación de los hechos delictivos cometidos por los tres hombres en territorio provincial. Asimismo, representó al MPA en el juicio oral y público.

Condena en juicio

Por los delitos que cometieron en la provincia de Santa Fe, Cristian Lanatta –de 48 años– y Víctor Schilacci –de 39 años– fueron condenados a ocho años y seis meses de prisión, respectivamente; en tanto, Martín Lanatta –de 46 años– recibió una pena de siete años y seis meses de prisión.

Las condenas fueron impuestas por unanimidad en diciembre de 2018 por el tribunal integrado por los jueces Eduardo Pocoví (presidente), Sandra Valenti y Pablo Busaniche. Fue en el marco de un juicio oral y público llevado a cabo en los tribunales de la ciudad de Santa Fe a través del sistema de videoconferencia a raíz de que los condenados estaban alojados en el penal de Ezeiza (provincia de Buenos Aires)

Martín Lanatta fue condenado como coautor penalmente responsable de los delitos de privación ilegítima de la libertad calificada reiterada (en dos oportunidades), robo calificado (por ser cometido en banda y en poblado y con la utilización de arma de fuego) y robo calificado (por ser cometido en despoblado y en banda y con la utilización de arma de fuego), todo en concurso real.

Por su parte, Cristian Lanatta fue hallado penalmente responsable de la coautoría de los delitos de privación ilegítima de la libertad calificada reiterada (en tres oportunidades), robo calificado (por ser cometido en banda y en poblado y con la utilización de arma de fuego), robo calificado (por ser cometido en despoblado y en banda y con la utilización de arma de fuego) y tenencia de arma de fuego de guerra, todo en concurso real.

En tanto, Schillacci fue condenado como coautor de los delitos de privación ilegítima de la libertad calificada reiterada (en tres oportunidades), robo calificado (por ser cometido en banda y en poblado y con la utilización de arma de fuego), robo calificado (por ser cometido en despoblado y en banda y con la utilización de arma de fuego) y tenencia de arma de fuego de guerra, todo en concurso real.

Además, el tribunal dispuso imponer una multa de cuatro mil pesos a Cristian Lanatta y a Schillacci, respectivamente, dinero que será destinado al MPA.

Delitos en Santa Fe

Giavedoni recordó los delitos cometidos por los tres condenados. Resumió que “se acreditó que los tres privaron ilegítimamente de la libertad a un ingeniero agrónomo en la ciudad de Santa Fe y le robaron una camioneta. Asimismo, quedó acreditado que los hermanos Lanatta y Schillacci privaron ilegítimamente de la libertad a un hombre y a una mujer (concubinos entre ellos) de la localidad de Campo del Medio y le robaron una camioneta que era propiedad de la mujer de la pareja”. También aclaró que “quedó acreditado que Cristian Lanatta y Víctor Schillacci privaron ilegítimamente de la libertad a un empleado del molino Spalletti y que tenían armas de fuego de guerra cuando fueron detenidos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario