Santa Fe

Sí, es para tanto: un mapa revela que la ciudad está repleta de abusadores

Se trata de un proyecto impulsado por activistas ciclistas que busca visibilizar el acoso y el abuso sexual en los espacios públicos. En el Día de Lucha contra el Acoso Sexual Callejero, dan a conocer más de 300 relatos.

Martes 02 de Octubre de 2018

¿Qué espacios están pensados para las mujeres? La pregunta, aunque puede parecer simple, despliega ramificaciones infinitas. Caminar por Bulevar hasta San Martín durante una mañana invernal de junio en medio del tránsito habitual haría pensar que sería imposible que un hombre mayor exhiba su pene a una veinteañera en plena vereda. Sin embargo, ese relato junto a más de 300 similares –o peores– están cargados en el Mapa Interactivo del Acoso y el Abuso (MIAA) con referencias a distintos períodos y puntos de la ciudad. Ver a Santa Fe teñida de íconos violetas es estremecedor porque significa la existencia tanto de víctimas como de victimarios, y provoca en muchos casos un viaje al interior de vivencias personales que llevan entender un conjunto de costumbres como andar en grupos, tomarse un taxi o remís aunque sea por pocas cuadras o pronunciar el típico "avisame cuando llegues" al fin de una reunión de amigas.

Embed

En su amplia mayoría se expresa que frente a la situación de violencia no se realizó una denuncia formal y que la sensación que vivió quien subió el relato fue de vergüenza, indignación, miedo, asco y sentimientos similares. Entre las más graves, hay reportadas cinco violaciones –ninguna denunciada– de las cuales en tres los agresores serían parejas o exparejas de las víctimas, una en un hotel alojamiento, y la última dentro de una escuela pública de la ciudad.

Además hay historias sobre contacto físico indebido o no consentido, acoso verbal, insinuación, acorralamiento, insultos, agresiones verbales, amenazas, miradas lascivas, golpes, fotografías y grabaciones no consentidas e intentos de secuestro, entre otros. La iniciativa es de Santa Fe en Bici y surgió de un trabajo creado por dos arquitectas de La Plata (Irene Bilmes y Elisa Deschamps del equipo Mapas de lo Efímero) de acceso libre que se propone recolectar casos de acoso y/o abuso en el espacio urbano a partir de un registro anónimo invitando a cualquier persona a realizarlo, sin distinción de género ni edades.

Embed