Unión

Unión: cuando perder se acerca a ganar

El Tate le jugó de igual a igual al mejor equipo del fútbol argentino manteniendo su ADN inalterable

Lunes 10 de Febrero de 2020

El resultado sin dudas es lo más importante en cualquier deporte y sobre todo en el fútbol, donde ganar para la mayoría es lo único, pero también existen algunas excepciones, en donde las estadísticas por un momento quedan de lado y se analiza el juego. Eso sucedió luego de la derrota de Unión, en donde el equipo se fue ovacionado por los hinchas pese a perder con River.

Por 90', los presentes en el 15 de Abril se abstrajeron del resultado y premiaron el esfuerzo por el partido que realizó el Tate, que estuvo a la altura de las circunstancias. Le jugó de igual a igual al mejor equipo del fútbol argentino y no mereció quedarse con las manos vacías. Con el atenuante de haber jugado tres días antes frente al Atlético Mineiro.

Cuando se pensaba que Unión sentiría el desgaste, eso no sucedió (o al menos lo disimuló muy bien) y siguió jugando y corriendo hasta el final. Aún cuando no es un plantel con demasiado recambio. Lo cual conspira a la hora de hacer rotar al equipo. Por ello, de un partido al otro Leonardo Madelón metió tres cambios y uno de ellos obligado por la sanción a Jonathan Bottinelli.

Fue tan bueno el planteo táctico diseñado por Madelón y ejecutado por los jugadores, que obligó a Marcelo Gallardo a realizar un cambio a los 30' del primer tiempo cuando sacó a Martínez Quarta para el ingreso de Quinteros. River no estaba cómodo y eso era mérito del Tate que lo neutralizaba y por momentos lo superaba.

LEER MÁS: El uno por uno de Unión en la derrota como local ante River

Perder no le gusta a nadie y nunca es bueno, pero no caben dudas que si hay que elegir una manera de perder, es precisamente como lo hizo Unión. Mantuvo su identidad, no se dejó avasallar por su rival y terminó cayendo por detalles y por la jerarquía del Millonario.

Pero en el trámite del juego no fue menos que su adversario, y además la suerte no estuvo de su lado, porque el gol de Rojas fue de casualidad (se chocó con la pelota) y el remate de Troyansky dio en el travesaño. La dosis de fortuna estuvo del lado del elenco visitante y a partir de allí se explica parte del resultado.

Unión perdió el partido, pero ganó en seguir ratificando la identidad de equipo y no perder su esencia más allá del rival que tenía enfrente. Se fueron futbolistas muy importantes, llegaron otros que todavía no juegan. En un año Madelón debió armar un nuevo equipo con todo lo que eso conlleva.

Y con aciertos y errores logró darle una identidad y ese es precisamente el mejor capital con el que cuenta este Unión. No por casualidad, los hinchas se lo hicieron saber segundos después de consumada la derrota cuando aplaudieron de pie al equipo despegándose del resultado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario