Banfield

Crece la preocupación en Colón por Brian Fernández

Los dirigentes sabaleros están disgustados con la situación del delantero, de quien observan poca predisposición para someterse al tratamiento médico.

Martes 11 de Febrero de 2020

El sueño de contar con Brian Fernández por parte del presidente José Vignatti se volvió en una auténtica pesadilla, debido a que el jugador en este momento está marginado del plantel, con lo cual no es considerado para los encuentros que el equipo disputa en la Superliga.

El presidente se dio el gran gusto de contratarlo en el último mercado de pases, en una negociación que demandó mucho tiempo, ingenio e inversión de una suma muy importante para contar con un jugador que estaba llamado a darle un gran salto de calidad al plantel.

Pero lo concreto es que llegó de Estados Unidos, donde la Major League Soccer le había rescindido su contrato tras evadir un protocolo en contra de las adicciones a las drogas, procedimiento al cual él mismo se había sometido tras reiteradas recaídas cuando vestía la camiseta de Portland, que en su momento desembolsó 11.000.000 de dólares para comprárselo a Necaxa de México.

El santafesino en todo momento coqueteó con la chance de jugar en el club del cual es hincha fanático, brindando mensajes a sus seguidores en Instagram donde expresó de diversas maneras el gran objetivo que tenía de vestir la Sangre y Luto.

• LEER MÁS: Osella, entre cambios obligados y pruebas para encontrar el equipo

Hasta que las partes llegaron a un acuerdo, más allá que parte de su familia se negaba a que vuelva a Santa Fe para continuar su carrera deportiva debido a que no lo consideraban el mejor ámbito en su lucha contra las drogas, y comenzó a entrenarse como uno más a la par del plantel, que lo recibió con los brazos abiertos.

Sin embargo, luego del último amistoso ante Newell's, donde jugó para los suplentes, no se presentó a entrenar durante toda la semana. Lo que había nacido como un inconveniente gripal terminó por ser "un problema personal", según las palabras de Diego Osella en conferencia de prensa.

Sobre el fin de semana trascendió la información que su familia había hecho una denuncia para dar con su paradero y el mismo Brian en algunos medios se encargó de contar cuál era la situación que estaba atravesando pero confirmó que en el primer día de la semana se presentaría a entrenarse junto a sus compañeros.

Luego de la derrota ante Central Córdoba, en Santiago del Estero, el arquero Leonardo Burián manifestó que los perjudicaba mucho como grupo la situación que estaba atravesando Fernández, quien como lo había prometido comenzó a trabajar nuevamente con el plantel y ante Banfield sumó muchos minutos en el segundo tiempo, donde se lo notó falto de ritmo, precisión y en no muy buena forma física.

Brian Fernández.jpg

En el nacimiento de una nueva semana de trabajos, el jugador nuevamente se ausentó, lo que generó una gran molestia en sus compañeros y el cuerpo técnico. El delantero en diálogo con TyC Sports informó que su inasistencia obedeció a que fue víctima de un hecho de inseguridad, donde le habían robado el teléfono, destrozado su camioneta y le habían apuntado con un arma en la cabeza.

Esa fue la gota que rebalsó el vaso. Entonces se reunieron los dirigentes con Osella, quienes se comunicaron con su representante y todos juntos decidieron someterlo a un tratamiento médico para recuperarlo en su faz personal para que luego se pueda trasladar a lo deportivo.

Se lo informó de la siguiente manera: "El Club Colón comunica que, con relación a la situación de Brian Fernández, se ha resuelto designar un equipo de especialistas en distintas disciplinas médicas a fin de dotar del apoyo necesario al jugador y a su entorno familiar, con el objeto de lograr recomponer las condiciones mínimas necesarias para que pueda proseguir normalmente con su vida profesional".

• LEER MÁS: La sequía del Pulga Rodríguez en la Superliga

Y agregó: "El tiempo del tratamiento que se iniciará lo determinará el equipo médico y la propia evolución del jugador y su entorno. Colón hará todos los esfuerzos necesarios y pondrá a disposición los medios que correspondan a efectos de intentar solucionar la compleja situación que vive Brian, priorizando su bienestar personal y familiar para que pueda reinsertarse en el fútbol, que según siempre ha manifestado, contribuye enormente a su felicidad y desarrollo".

Para luego, indicar: "Destacamos que tanto el club, sus compañeros en el plantel, como su representante han brindado apoyo constante y han sido fundamentales en esta instancia que esperamos sirva para que Brian vuelva a sonreír en un campo de juego".

Pero según se pudo averiguar, los dirigentes están muy preocupados y decepcionados con Brian, debido a que la predisposición que mostró en el inicio del tratamiento ya no es igual, con lo cual el procedimiento no marcha acorde a lo previsto. De esta manera, ya no sería tan firme la postura sobre apoyarlo totalmente en su recuperación, sino que se estarían evaluando otras alternativas, como por ejemplo finalizar con el contrato.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario