Colón

La alocada carrera de Brian Fernández dentro y fuera de la cancha

Colón sumó un jugador de notable jerarquía y condiciones, pero que también padeció muchos problemas por sus adicciones

Jueves 09 de Enero de 2020

Colón y Brian Fernández cumplieron un sueño, el club de tener a un jugador de notable jerarquía que es fanático del Sabalero y que desechó ofertas más importantes para venir a Santa Fe.

Y el delantero, de una vez por todas ponerse la camiseta rojinegra de manera oficial, ya que en innumerables oportunidades y a través de las redes sociales posó con la sangre y luto expresando su amor por el club del barrio Centenario.

Nadie puede discutir el sentido de pertenencia del jugador y sus condiciones futbolísticas que lo llevaron a brillar en los últimos tiempos. Al punto tal que el año pasado el Portland Timbers pagó 12.000.000 de dólares por su ficha.

Pero sin dudas, que Colón compra "el combo Fernández", el que brilla dentro del verde césped, pero que en su vida personal producto de sus adicciones tuvo varios problemas que lo llevaron a cambiar de clubes de manera constante.

En tres años, contando a Colón, el delantero vistió siete camisetas (Racing, Sarmiento de Junín, Metz, Unión La Calera, Necaxa y Portland Timbers). Más allá de esos continuos cambios en los últimos tres clubes los números son impactantes.

En Portland convirtió 15 goles en 23 partidos, en el Necaxa anotó 18 tantos en 32 encuentros y en Unión La Calera disputó 12 partidos con 11 goles. De esta manera, en los últimos dos años anotó 44 goles en 67 cotejos, con un promedio de gol de 0,65% por partido.

Embed

Esa sin dudas es la parte a destacar, el Fernández jugador, pero no hay que obviar sus problemas personales que arrancaron con la camiseta de Racing cuando en mayo de 2015 y con 21 años dio positivo en dos controles antidopaje en la misma semana.

Primero ante River, por el campeonato argentino, y luego ante Guaraní, por los cuartos de final de la Copa Libertadores. La FIFA había solicitado dos años de suspensión, mientras que la Conmebol le había dado uno.

El delantero fue beneficiado, en una pena que fue reducida ya que alegaron que el consumo de la sustancia fue "siempre en el marco de reuniones sociales y amistosas, no teniendo nada que ver con su actividad profesional y deportiva".

En julio del 2016 cuando había cumplido la sanción, el TAS decidió extender por seis meses más la suspensión. Así las cosas, recién estaba en condiciones de jugar a partir de enero del 2017.

Justo el domingo en que se cumplía su pena, Brian debía presentarse a las 9.30 en el entrenamiento de Racing pero llegó recién al mediodía. El técnico Diego Cocca lo borró de la lista que viajó a hacer la pretemporada a Mar del Plata y el jugador se entrenaría con la Reserva.

Embed

Luego lo indultaría e incluso Fernández en el torneo de verano le marcaría un gol a Independiente que en el festejo finalizó con el llanto del jugador y el saludo por parte del árbitro Patricio Loustau.

Pero en marzo de 2017 Fernández dio positivo en un control de alcoholemia a la salida de un boliche ubicado en Palermo, tenía el seguro del auto vencido, carecía de tarjeta azul y decidió escaparse de la Policía dejando toda la documentación en el lugar.

Ese incidente le jugó en contra en la consideración de Cocca y en mayo del 2017 faltó a dos entrenamientos consecutivos sin previo aviso. Por ello fue cedido a préstamo a Sarmiento de Junín en donde jugó seis partidos y marcó tres tantos.

Volvió a Racing, anotó un gol en Copa Sudamericana, pero fue prestado a Metz de Francia en donde apenas disputó siete encuentros sin anotar. Luego llegaría su mejor etapa que incluyó Unión La Calera, Necaxa y Portland.

Brian Fernández.jpg

En abril de 2019 durante el partido entre Rayados de Monterrey los Rayos del Necaxa, se dio una de las acciones más extrañas dónde los jugadores César Montes y Brian Fernández salieron expulsados del encuentro por decisión del árbitro.

Este último, terminó entre empujones con el entrenador uruguayo Diego Alonso antes de que abandonara la canchas lo que provocó la reacción de los aficionados que se dieron cita en el estadio BBVA Bancomer.

Cuándo pasó por el pasillo rumbo a los vestuarios un fanático que se encontraba en esa zona provocó al delantero argentino que lo hizo explotar realizando acciones indebidas (escupitajo) que se viralizaron en las redes sociales.

Embed

Sin embargo, el 7 de octubre de 2019, antes del inicio de la fase de eliminatorias del campeonato de la MLS, el equipo anunció que Fernández había ingresado voluntariamente al programa de abusos de sustancias y salud del comportamiento de la liga (Substance Abuse and Behavioral Health, SABH) y que no estaría disponible para las actividades del equipo hasta que lo autorizara el cuerpo médico de la liga.

Finalmente, y pese a la gran temporada que venía llevando adelante (había hecho 15 goles en 23 partidos con la camiseta verde), en noviembre de 2019 la MLS decidió suspender el contrato de Brian Fernández con Portland Timbers por incumplimientos en el programa de adicciones.

Con apenas 25 años, Fernández tuvo una carrera vertiginosa que alternó buenas y malas. El principal desafío sin dudas pasará por cumplir fuera de la cancha, adentro demostró su notable calidad.

Brian Fernández 1
Brian Fernández 1
Brian Fernández 1

Y lo que siempre estuvo en duda fue su comportamiento cuando no juega. Si logra eso Colón disfrutará por mucho tiempo a un gran delantero que tiene como yapa el sentido de pertenencia por el club.

Colón y Fernández hicieron mucho por encontrarse, sería bueno que ambos transiten por una etapa de idilio.El tiempo dirá si la decisión de ambos fue la mejor. Lo cierto es que los dos apostaron fuerte y ahora llegará el tiempo de consolidar este vínculo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario