Colón

La debacle de Colón post eliminación en Copa Libertadores

Colón quedó al margen de la Copa Libertadores el 6 de julio contra Talleres y desde allí, utilizó dos entrenadores y cosechó derrotas en cantidad sin freno

Martes 20 de Septiembre de 2022

El objetivo para Colón en 2022 era volver a jugar una Copa Libertadores como lo hizo en 1998 y no su paso fugaz por la edición 2010. Eran seis partidos, con rivales histórico pero de un presente flojo. El equipo de la mano de Falcioni puso todas sus energías allí y no le fue mal: salió primero.

Tenía un cruce medianamente accesible ante un irregular Talleres, con el que definía la serie en el Brigadier López. Claro que a la par, muchas veces con los mismos apellidos, jamás encontró resultados y funcionamientos para resaltar. Pero claramente estaba en carrera.

Le empataron sobre el final en el Mario Kempes y quedaba esa revancha en Santa Fe. Pero aquel 2-0 en contra, que lo sacó del certamen, también decretó el final de Pelusa. Corría el 6 de julio. Primera mano de Adrián Marini para aguardar la llegada de Sergio Rondina.

LEER MÁS: Por qué Gian Nardelli no jugó en Colón frente a Talleres

Esa isla fue el 2-1 frente a Vélez, porque el paso fugaz del Huevo, que jamás fue apadrinado públicamente por Vignatti, hilvanó apenas un triunfo (con Sarmiento), cuatro empates y dos derrotas, la última lapidaria frente a Central Córdoba (Santiago del Estero). Desde el 16 de julio hasta ese 16 de agosto, el tobogán era más profundo.

Con nada a mano, nuevamente puso la cara, como lo sigue haciendo, Adrián Marini y todo pareció volver a viejos tiempos con el 2-1 ante Tigre. Eso sucedía el 20 de agosto, un mes atrás. Colón ya no volvió a ganar, a Boca le convirtió de penal y el gol de Facundo Farías a Banfield pareció ser una isla en un plantel totalmente desinflado, sin ambición y que pareció cerrar la persiana con la eliminación en la Libertadores.

LEER MÁS: Un 2022 para olvidar rápido para Facundo Farías en Colón

Los rojinegros después de la T disputaron 14 partidos, con tres victorias, cinco empates y seis derrotas, convirtiendo 11 goles y recibiendo 18. Apenas tres veces pudo mantener su valla invicta. Los 14 sobre 42 en disputa (33,33%) saben a poco, con un lastre del semestre inicial que sepultó el futuro.

La campaña entre un año inigualable y este 2022 es absolutamente dispar. Sumergido en el fondo de todas las tablas, muy lejos de la zona de copas, Colón aún tiene 21 puntos en juego, donde será importante frenar esta debacle para no hipotecar el futuro cercano.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario