Colón

La marca que alcanzó Colón después de una década

El elenco rojinegro superó a River y de esa manera hilvanó dos victorias consecutivas en condición de local para seguir creciendo en la Superliga

Lunes 22 de Octubre de 2018

Está claro que el equipo que marque una regularidad en materia de resultados tiene rédito. Le pasó a Racing, más allá del revés sufrido en Tucumán ante Sarmiento. O actualmente sucede con Unión, que quedó como único escolta del certamen doméstico.

Colón peleaba en varios frentes y el mal inicio en la Superliga lo obliga a empezar a obtener buenos resultados para no hipotecar su promedio a corto plazo, teniendo en cuenta los descensos masivos que licuarán la cantidad de participantes en la elite del fútbol argentino.

Siempre se dice que una de las claves es hacerse fuerte en condición de local, algo que relativamente sucedió desde la llegada de Eduardo Domínguez, aunque ese porcentaje fue decreciendo de un tiempo a esta parte.

Pero la victoria ante River, además de ser cotizada, fue la tercera al hilo en el estadio Brigadier López y la segunda en cadena con dos partidos seguidos afrontados ante su gente. Uno mira el fixture y cuando nota dos duelos consecutivos siempre piensa en poder dejar los puntos para fortalecerse en calidad de local.

Este dato no menor hace repasar el archivo y remontarse al Clausura 2009 como último antecedente hasta esta actualidad. Aquella vez, el equipo que orientaba Antonio Mohamed vencía 1-0 a Gimnasia (J) (Oyola) y 2-0 a Rosario Central (ambos de Fuertes) por la 2ª y 3ª fecha de aquel torneo corto.

En Primera División se dieron después cinco situaciones de dos cotejos de Colón seguidos y jamás la cosecha fue total. En el Apertura 2009, empató con Banfield 0-0 (7ª fecha) y superó 4-1 a Arsenal (Ramírez, Rivarola, Bertoglio y Bauman).

Más tarde, en el Clausura 2011, el equipo de Fernando Gamboa perdía 2-0 ante Olimpo (9ª fecha) y en la jornada siguiente empataba 1-1 ante Vélez (Moreno y Fabianesi). La historia con dos partidos seguidos en el Brigadier López se repetiría en el Clausura 2012: triunfo 2-0 ante Belgrano en la 13ª jornada (Alcoba-Fuerte) pero empate 1-1 frente a Tigre (Prediger) en el posterior fin de semana.

Ya en el Torneo Final 2012, la formación de Pablo Morant perdía 1-0 contra San Lorenzo en la 6ª fecha y en la 7ª superaba 3-2 a Tigre (Curuchet, Prediger y Gigliotti).

Lo más fresco en la máxima divisional fue en el Torneo Final 2014, antes del descenso, cuando el equipo de Diego Osella empataba en la 6ª fecha 1-1 ante Godoy Cruz (Meli) para luego igualar 0-0 contra Gimnasia (LP).

Por eso este resultado le abrió el camino al plantel de Domínguez, lo inyectó en confianza, le permite subir en sus números y recuperar esa solidez en condición de local, requisito vital para edificar una campaña con mucho protagonismo. 

¿Te gustó la nota?