Santa Fe

Investigan si en Santa Fe hay un femicida y violador serial

Imputaron a Jonatan Rivero por dos femicidios en el noroeste de la ciudad y por la violación de otra mujer. Comenzarán a rastrear casos no resueltos de la zona

Lunes 28 de Junio de 2021

"El Jona", le dicen a Jonathan Rivero de 33 años. Fue imputado este domingo por la mañana en el marco de una investigación que lo señala como autor en Santa Fe de los femicidios de Sandra Ojeda y Ramona López, y la violación de una tercera víctima. Todos los hechos ocurrieron en los barrios San José, San Martín, Sarmiento y Las Lomas, en el noroeste de la ciudad. Quedó en prisión preventiva, que será confirmada este martes. Paralelamente, fuentes judiciales confirmaron que se analiza la participación de este hombre en otros casos donde trabajadoras sexuales fueron violentadas en esa misma zona.

Rivero no tenía una relación personal con quienes serían sus víctimas. La fiscal impuso el agravante de violencia de género porque los considera femicidios sexuales. "Son muertes violentas de personas con una motivación en el género", explicó la fiscal Alejandra Del Río Ayala a UNO Santa Fe. Y agregó: "El que sea sexual hace alusión al contexto, de femicidio íntimos, o en contextos de criminalidad organizada, femicidios sexuales no íntimos. Incluso en esos contextos a veces pueden coincidir, por ejemplo podés tener un femicidio íntimo sexual y en contexto de criminalidad organizada, o no íntimo y no sexual. Hay distintos contextos femicidas. En este caso son sexuales. El primero de 2014 fue precedido por un pase sexual. El segundo de 2018 fue precedido por un abuso sexual con acceso carnal. Hay otros datos que son muy claros en confirmar ese contexto, entonces eso me habilita pensar la hipótesis del género".

"Otros femicidios sexuales fueron por ejemplo el de Micaela García, el de Ángeles Rawson, y en la provincia de Santa Fe el de Gabriela Degiorgio en Esperanza", detalla Del Río Ayala.

Embed

Sandra

Al cuerpo de Sandra lo encontraron calcinado en barrio Las Lomas en la madrugada del 6 de diciembre de 2014. Horas antes había sido golpeada, violada, estrangulada. Le tiraron combustible para luego prenderla fuego. Como el líquido inflamable no era suficiente, a la fogata de su cuerpo le agregaron ramas y pasto seco. Ardió horas en un descampado de Camino Viejo a Esperanza esquina con Alberti.

• LEER MÁS: Buscan a dos cómplices del crimen de Sandra Ojeda

La última vez que a la joven de 22 la vio alguien de su familia con vida fue su hermana. Estaban juntas en Blas Parera al 7600 el 5 de diciembre para el ejercicio del trabajo sexual. Según su testimonio, cerca de las 21 se acercó Rivero, le habló al oído a Sandra y se fueron caminando juntos. Antes las hermanas habían acordado encontrarse a las 23 para volver a la casa que compartían en barrio Los Naranjos. Pasaron las horas y Sandra nunca regresó.

Su familia se acercó a una comisaría para dar aviso. No tuvieron respuesta hasta la madrugada del otro día cuando conocieron el peor de los desenlaces. Rivero quedó detenido por su comportamiento sospechoso al momento de asistir a la Subcomisaría 12ª de Los Troncos para dar aviso del cuerpo quemado. Luego en una rueda de reconocimiento, la hermana de Sandra y otra persona que estaba con ellas, señalaron a "El Jona" como el hombre con el que había sido vista por última vez.

• LEER MÁS: El único detenido por la muerte de Sandra Ojeda quedó en libertad

En una primera instancia quien estuvo a cargo de la investigación y quien pidió los peritajes fue el exfiscal Ricardo Fessia. Luego al proceso judicial lo llevaron adelante los fiscales Jorge Nessier y Cristina Ferraro. Los tres señalaron a Rivero como partícipe del hecho. A la vez, no descartaron que hayan participado en el asesinato otras personas. Fue imputado por homicidio simple.

Rivero presentó la siguiente teoría durante las audiencias públicas: no fue solo a buscar a Sandra, sino que fue con dos hermanos de apellido Cequeira, que conducían un Ford Falcon color gris. Los cuatro anduvieron en el auto hasta llegar al descampado. Cuando se bajaron del auto, los hermanos atacaron a la chica. Rivero dijo que él también fue golpeado, que tras una de esas agresiones cayó sobre Sandra y es entonces cuando ella lo rasguñó en la cara y el cuello y luego lo mordió.

• LEER MÁS: Identificaron el cadáver de la mujer que encontraron quemada en Las Lomitas

Para los fiscales ese relato era una maniobra para evadir sanciones penales. Nunca se pudo localizar a los hermanos Cequeira, ni al Ford Falcon. Entre apelaciones que no tuvieron éxito, quedó en prisión preventiva dos años. La causa no avanzó, el tiempo pasó, y quedó libre en noviembre de 2016.

Ramona

Unas horas antes de su brutal muerte, la casa de Ramona de 65 años fue el lugar de un encuentro amistoso. Varias personas se reunieron un rato con las jóvenes de la familia en Risso al 3400 para comer algo y tomar unas cervezas. Uno de los invitados llamó a Rivero, que pasó solo por unos momentos. Su presencia quedó registrada en una foto grupal.

Al cuerpo de Ramona lo encontró su hija el 17 de noviembre de 2018. Tenía múltiples golpes en la cabeza y había sido abusada sexualmente. El fiscal de turno fue Gonzalo Iglesias. La causa no avanzó hasta este fin de semana.

• LEER MÁS: Una mujer halló a su madre asesinada dentro de su casa

En el testimonio de un vecino de Ramona, el hombre describió que vio a un hombre entrar a la casa de la jubilada. El detalle de la vestimenta, el rostro, el pelo, coincide con el Rivero que quedó plasmado en la foto de esa noche. Este fue uno de los datos que provocó que se rastrearan los pasos de El Jona en el sistema informático del Ministerio Público de la Acusación. El caso lo tomó la fiscal Del Río Ayala hace diez días.

Al borde la muerte

El tercer caso en el que se investiga como autor a Rivero es del 30 de diciembre de 2018. En esa ocasión acordó "un pase sexual" con una mujer. La fiscal describió este domingo en la audiencia imputativa: "En inmediaciones Blas Parera y 12 de Infantería la tiró al piso, sacó un cuchillo, abusó sexualmente de ella, la amenazó, le robó el dinero que la mujer tenía en su poder y escapó del lugar”.

Audiencias

Del Río Ayala indicó sobre la audiencia imputativa de este domingo que a Rivero "se le atribuyó la autoría los femicidios de Sandra Ojeda y Ramona López” y agregó que “también se le endilgó la autoría de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una mujer y de abuso sexual con acceso carnal agravado (por el uso de arma) y robo simple en perjuicio de otra víctima”.

• LEER MÁS: Luego de dos años y medio el autor de un brutal femicidio en Santa Fe fue atrapado

Por otra parte se resolvió agendar para el próximo martes la audiencia de medidas cautelares, donde se solicitará la prisión preventiva, la cual se realizará en horario a definir por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario