Judiciales

La banda de gitanos que hacía estafas telefónicas quedó en libertad

Los cinco hombres realizarán medidas alternativas en lugar de estar en prisión. Los fiscales de la causa apelarán la decisión

Jueves 01 de Agosto de 2019

El juez Jorge Pegassado decidió liberar a cinco de los integrantes de la banda de gitanos que se dedicaban a realizar estafas telefónicas, a cambio de que cada uno pague una fianza de 1.200.000 pesos. Pero los fiscales María Laura Urquiza y Leandro Lazzarini informaron que apelarán la decisión y pedirán la prisión preventiva a las cinco personas.

“Aguardaremos los fundamentos del juez, pero estamos en condiciones de adelantar que apelaremos la decisión de otorgarles la libertad”, sostuvieron los fiscales del MPA. “Entendemos que son muy claros los riesgos procesales que existen, y brindamos los argumentos en tal sentido. Además, aportamos abundante evidencia que da cuenta de la comisión de los ilícitos por parte de los imputados”, agregaron.

LEER MÁS: "¿Quién es quién?": la increíble historia de los gitanos estafadores sin identidad

Medidas alternativas

Según detallaron los fiscales, entre las medidas alternativas a la prisión preventiva impuesta a los cinco hombres investigados se destacan “una fianza de 1.200.000 pesos por parte de cada uno de ellos; constituir domicilio en la ciudad de Santa Fe y firmar una vez por semana en el MPA”.

Urquiza y Lazzarini también hicieron hincapié en que “a pesar de que aún no se pudo corroborar fehacientemente la identidad de los cinco hombres, el magistrado ordenó su libertad”. En tal sentido, remarcaron: “La decisión del juez generó sorpresa no solo entre quienes investigamos los hechos, sino también en la Fiscalía Regional, que nos solicitó un informe acerca de las circunstancias de esta audiencia”.

Asociación ilícita

Los cinco hombres son investigados por el MPA como autores del delito de asociación ilícita en calidad de miembros; la coautoría del delito de estafas reiteradas y la coautoría del delito de tentativa de estafas. Los tres delitos fueron imputados en concurso real.

“Los imputados integraban una asociación ilícita de carácter permanente, estable y organizada que comenzó a funcionar el año pasado y que estaba integrada por al menos 10 personas”, recordaron los fiscales Urquiza y Lazzarini. “Si bien la investigación aún no terminó, hay evidencias acerca de al menos seis hechos ilícitos en perjuicio de víctimas de la ciudad de Santa Fe por un monto de alrededor de 5.600.000 pesos”, precisaron. “La banda se dedicaba a cometer estafas en distintos puntos del país. Uno de los integrantes se contactaba telefónicamente con la víctima –generalmente de avanzada edad–, simulaba ser un familiar y le hacía creer que determinados billetes saldrían de circulación, que habría una devaluación o que se impondría un corralito bancario”, relataron los fiscales.

Urquiza y Lazzarini agregaron que “el supuesto familiar le decía a la víctima que tuviera todos sus ahorros disponibles y que una persona pasaría a buscarlos por su domicilio”. Asimismo, los fiscales detallaron que “el integrante de la banda que llamaba a la víctima no permitía que se cortara la comunicación telefónica y seguía dialogando con la persona estafada hasta que un tercero pasaba por su domicilio y se llevaba el dinero”.

• LEER MÁS: Cayó el jefe de la banda de gitanos que estafaba ancianos en Santa Fe

Otro investigado

Además de las cinco personas a las que se les impusieron normas de conducta, hay otro hombre investigado como líder de la asociación ilícita que está en prisión preventiva. Se trata de D. M., a quien el juez Gustavo Urdiales le impuso la medida cautelar en una audiencia realizada el 18 de julio. Los delitos atribuidos a D. M. son asociación ilícita en calidad organizador; coautoría del delito de estafas reiteradas y coautoría del delito de tentativa de estafas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario