Ovación

Diego Maidana: "Me costó mucho el haberme retirado"

Diego Maidana fue un pilar todo terreno, jugó más de 20 años en el plantel superior de Cha Roga y fue dirigido en el seleccionado por el Yankee Martin.

Domingo 25 de Octubre de 2020

En el rugby hay historias que son bastante particulares. Tal es el caso de Diego Maidana, destacado pilar de Cha Roga, pero que comenzó a jugar al rugby de grande. Se retiró a los 41 años, algo que le pegó muy fuerte, ya que hubiese querido seguir jugando. Fue un primera línea muy duro, que no retrocedía nunca.

Diego Maidana era muy fuerte, jugó más de 20 años en el plantel superior de Cha Roga Club, que como él ha señalado es su casa. Era muy fuerte, muy respetuoso y sabía escuchar, lógicamente que muy apreciado por sus rivales, sobre todo por el don de buena persona que tenía y tiene en la actualidad. Es un tipo querido en el ambiente del rugby, cosa que no es fácil.

image.png
Diego Maidana, uno de los símbolos de Cha Roga, tuvo un mano a mano con UNO Santa Fe.

Diego Maidana, uno de los símbolos de Cha Roga, tuvo un mano a mano con UNO Santa Fe.

"Esta cuarentena me encuentra un poco complicado, a partir de comenzó todo esto de la pandemia en marzo pasado yo dejé de trabajar. Tengo una cantina hace muchos años en una escuela en Santo Tomé, comenzaron las clases, trabajé un día, y al lunes siguiente comenzaron las restricciones por el coronavirus y no pude trabajar más" arrancó señalando Diego Maidana a UNO Santa Fe.

Diego Maidana, reconocido exprimera línea de Cha Roga Club, agregó que "pasé un primer mes bastante complicado a nivel mental, me bajoneó mucho, ahora ya estoy un poco mejor gracias a la familia que me apoya, en el cual como en muchos hogares se tuvo que hacer una reestructuración económica para poder sobre llevar este momento. La verdad que estoy un poco asustado por el futuro. En lo personal me trato de cuidar, porque ya estoy grande".

image.png

Diego Maidana fue categórico al señalar que "extraño mucho el rugby, extraño ir al club. Uno siempre quiere estar en Cha Roga, junto con mis amigos y la gente del club, eso es lo que uno extraña. Uno cuando pasa muchos años en una institución, en mi caso llegué a Cha Roga en el año 87, y nunca más me fui. Se hace toda la familia del club, un sábado va uno y van con su familia. Nuestra vida social se maneja dentro del club, y nosotros desde marzo no nos podemos juntar con nadie, y por eso estoy muy triste".

Un Cangrejo con todas las letras

A cerca de cómo fueron sus comienzos en el rugby, Diego Maidana, expresó que "nací en Capital Federal y de muy chico nos vinimos a vivir a Santo Tomé. En las salidas cuando era adolescente mi gran amigo Kika Maignien, el cual es mi hermano de no sangre, me invitó a jugar al rugby en Cha Roga. Me dice, tu división entrena martes y jueves a las 14, entonces agarré mi bicicleta y me fui al club donde está ahora. Mi primer entrenador era Tikito Flores, en el primer año de juveniles, no eran las Ms. Al segundo fin de semana ya jugué. Me dejó muchos amigos esa división como el Mano Godzic, el Cabezón Godzic, el Negro Tata, todos unos personajes. No era el rugby que se practica ahora de atletas".

image.png

Diego Maidana, destacado pilar Cangrejo, contó que "ese primer año jugué en juveniles, al siguiente llega otra camada, pero ya con Luis Calanchini como entrenador y el Toto Lorenzo De la Torre. Se jugaba los sábados, juveniles y primera, y los domingos reserva, y no había limitaciones como ahora. Había veces que jugábamos en primera y el domingo en reserva. Nos buscaba Coco Carughi con un Peugeot 604 y cargaba ocho para que vayamos a jugar. Tuve el legado de gente que jugó hasta grande como Antonio Zilonka, Carpincho Melano, Miguel Carughi, el Moncho Elizalde, todos próceres de Cha Roga.

"Estamos hablando del año 89 o 90, subí a primera con gente muy grande. El entrenador era Tarabini, y ahí subimos varios como Mano, el Negro Tata, jugábamos con el papá de Diego García, Leandro Bonafoux, y un mix de gente grande y más jóvenes. Se elevó el nivel cuando llegó la 70, que nos costó ensamblarlos. Era un juvenil que había salido campeón he ido al Veco Villegas. En la primera jugué del 87 al 2010, o sea que jugué con todas las formas de ingresar al scrum" expresó Diego Maidana.

image.png

El exentrenador del plantel superior de Cha Roga sostuvo que "me tocó jugar el torneo local y luego con Rosario. La mejor etapa que jugué fue 98/99 que se hizo un gran equipo, un click en lo físico, se empezó a entrenar distinto. Los entrenadores eran Roberto Barreda y Diego Ramos, y el preparador físico era Diego Merlo, que es el que nos hace el click para que prioricemos la parte física. En el 98 empezamos a hacer la pretemporada en noviembre para llegar a punto en el 99. Tenía de compañeros a Chiche Barbieri, el cual era un atleta, Néstor Otaduy, el Kina Kuverling, eran los primeros momentos que se empezaba a levantar en el line out. En ese 99 hicimos el mejor torneo de los que yo jugué".

Diego Maidana aseveró que "también jugué el Torneo Regional del Litoral, no teníamos entrenador, y en una charla de café alguien del club tira que conocía a Eduardo Piaggio. Que era un porteño que había venido a trabajar a Santa Fe, se le ofreció y aceptó ser el head coach el año 2004. Nos encontramos con una excelente persona y un muy buen entrenador. Después lo pasamos a tener al Charly Gómez Iriondo, y en el año 2007 logramos ascender con él, que es un gran tipo, con su vehemencia, pero fue un gran entrenador".

Más consideraciones del Gaita

Diego Maidana, con toda su experiencia y capacidad como primera línea, tuvo una sola convocatoria al seleccionado mayor de la Unión Santafesina de Rugby. "No jugué mucho en el seleccionado, en el año 2007 hago catorce tries en el torneo, fui el tryman del campeonato, e hice más tries que los tres cuartos. Ese año me llaman Kiko Salva con el Yankee Martin, y me mandan del club al seleccionado. Sinceramente tenía muy pocas expectativas porque tenía 38 años, quería aprovechar para codearme en otro nivel de juego, ponerme a punto físicamente para lo que venía en el Regional. La pasé muy bien, con gente muy copada, un nivel muy piola de trato. El Yanke me trató muy bien, me sentí muy respetado".

Diego Maidana agregó que "En ese plantel había muy buenos jugadores, estaba el Chinchu Bustos, Federico Merlo y Germán Córdoba, recuerdo al Gringo Schmidt, el Gringo Colli, Nico Bruzzone, y fui el único de Cha Roga porque el Gulle Aguilera estaban con algunas cuestiones particulares. Había chicos de CRAI jóvenes como Escobar Cello, Pica Fernández y Haeffelli. La verdad que fue muy positivo, la pasé muy bien, y fue una vivencia que no me la olvido".

image.png

Maidana contó que "jugué hasta los 41 años, y la despedida fue traumática. Todavía me cuesta canalizar que soy un jugador retirado, si fuese por mí no hubiese dejado de jugar nunca. El retiro fue muy complicado, me pegó fuerte. Cuesta mucho, viví un período de luto que hacía que no podía ir al club. Me entristeció de una manera muy grande, no poder volver a sentir momentos que son inexplicables. El último partido fue con Rowing en reserva en Paraná. Venía dándome cuenta que ya me costaba más, no me lesionaba mucho, pero me costaba. De los últimos años que jugué fui siempre titular en primera hasta que me encontré que ya no se podía".

Sobre su paso a entrenador de la entidad fundadora de la USR, Diego Maidana comentó que "tras ese tiempo de duelo por el retiro, hubo una reunión en el club, en el 2012 o 2013, para diagramar lo que venía para entrenar las juveniles. Había una reunión en el salón y otra afuera de las juveniles, y cuando voy pasando siento el chiflido característico de Charly Gómez Iriondo de adentro del salón. Me dice, Gaita vení, me dice bienvenido al staff del plantel superior. Estuve dos etapas, tres años con Charly y otra gente, y después paso a hacerme cargo del scrum del club. Y posteriormente hicimos otra temporada que acompañé al Kina Kuverling, Marcelo Carletti y yo colaborando. El año pasado estuve en M19, que por cuestiones particulares no pude seguir, y el anterior también en M19. Este año me iba a encargar del scrum de todo el bloque juvenil pero no se pudo por el tema de la pandemia. Iba a ayudarlo a Pepe Ruiz con el plantel superior, ya que Pepe es un Cangrejo de pura cepa y muy buena persona".

Finalmente, y aunque parezca redundante, ya que Cha Roga en voz guaraní significa "Nuestra Casa", el Gaita Maidana no fue original y refrendó que "Cha Roga es mi casa. Es el lugar donde estoy y soy feliz. Donde voy con mi familia, donde tengo mis amigos y mis afectos. La verdad que tengo un gran amor por Cha Roga. Recuerdo mucha gente que ha hecho mucho por el club como dirigentes. Tal es el caso de Roberto Rabaglino, Coco Carughi, el Bocha Carosso que deja mucho por el club. Cuento de cuando el Bocha era jugador, teníamos que jugar en Tilcara un domingo en reserva, y juntamos solamente 14 jugadores. Ahora ir a Tilcara no es un inconveniente, pero antes era como lejos, y más si no tenías auto. Estábamos terminando de cambiarnos en el vestuario, y lo veo entrar por la tranquera al Bocha, que se había venido en colectivo, fue el jugador número 15, ganamos ese partido, y eso fue un gesto que no me lo olvido más".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario