Policiales

El fuego destruyó su casa, ahora pide ayuda de la gente

Se trata de Viviana Tosolini, a quien el pasado 31 de mayo se le incendió su vivienda en barrio Las Flores. "Salimos con lo puesto", dijo a UNO Santa Fe. El después de las llamas.

Martes 27 de Junio de 2017

"No me quedó nada, soy una NN", así se define Viviana Tosolini (51). El pasado 31 de mayo, su departamento, en el cual habita desde hace 25 años en barrio Las Flores II, se incendió a causa de un cortocircuito en el aire acondicionado.

La mujer perdió todo. Las fotos, los documentos, la escritura de la casa, los carnés, los electrodomésticos, los muebles. No le quedó nada, tanto a ella como a su hija de quince años, que también residía allí. Ambas debieron irse a vivir con una familiar -la hermana de Viviana.

• LEER MÁS: Incendio en barrio Las Flores II: bomberos evacuaron la Torre I


"El departamento se quemó completamente. Lo único que me quedó fueron las llaves, el teléfono y la ropa que tenía puesta", contó esta mañana a UNO Santa Fe, ante la desesperación y la falta de respuestas a un encono que tiene solo una salida: el aporte de la gente.

"Lo único que salvé en ese momento fueron mis perros pincher que salieron los dos corriendo, desesperados", agregó la mujer, quien con mucha entereza trata de buscarle la vuelta a esta dramática situación: el haber perdido su casa, algo que nadie imagina que un día le puede pasar. "No estoy en condiciones de alquilar porque al quemarse todo, me quedé sin nada", reiteró.

El incendio duró poco más de dos horas. Viviana salió en ese entonces a llevar a una sobrina, que padece anemia hemolítica (y debe ser asistida en el hospital Garraghan), y a su hija al shopping. A las dos horas regresó pero ya nada era igual. El fuego destruyó todo lo que había en el departamento ubicado en el primer piso de la torre N° 1 de Aguado y 12 de Infantería, en el centro norte de la ciudad. "Salimos con lo puesto", destacó.

"La gran temperatura que había en el departamento quemó todo", sostuvo a este diario mientras que detalló: "Hubo cosas que se quemaron, otras que se mojaron y el resto se llenó de hollín. Recién ahora, se está yendo el olor del departamento".

Una ayuda, una colaboración

A casi un mes de haberse desatado el brutal foco ígneo que le arrebató su hogar, Viviana busca la posibilidad de que alguien le dé una mano, una colaboración o un aporte para poder reconstruir su casa.

Apenas sucedió el suceso, desde el Estado la asistieron con dos colchones, dos frazadas y ocho mil pesos, pero ello no alcanzó. Solo sirvió para poder limpiar lo que el fuego dejó.

"La verdad me da un poco de vergüenza, pero he tenido que pedir en varios lugares pero nadie da nada. Yo necesito dinero, dinero para poder reconstruir -detalló la mujer-. Tengo que hacer la parte eléctrica, todas las paredes, los pisos, todo de nuevo. No sirve nada", explicó.

Viviana y sus familiares dejaron a disposición un número telefónico, donde cada persona interesada en colaborar puede contactarse: 342 15 4473973.

"Yo sé que hago mal en pedirlo, pero se necesita dinero para reconstruir todo", concluyó Tosolini.

¿Te gustó la nota?