Policiales

Una abuela le quitó dos armas de guerra cargadas a dos niños con las que jugaban en la calle

Sucedió en la zona oeste de Rosario. Una abuela sorprendió a dos chicos pequeños jugando con las dos pistolas de guerra cargadas. Ella vio el peligro inminente, se las quitó y las llevó a la Comisaría 21°.

Domingo 14 de Agosto de 2022

Este sábado cuando promediaba la tarde, una mujer de 65 años llegó corriendo hasta la Comisaría 21° de la ciudad de Rosario, con dos armas de guerra en sus manos. Los policías la recibieron notaron que estaba muy nerviosa e intentaron tranquilizarla, y cuando la señora tomó aire y se sentó en una silla dijo escuetamente: "Estas armas se las saque a dos niños que tienen 5 o 6 años en plena calle Sánchez de Loria al 1300 bis". Los policías advirtieron que se trataba de dos pistolas calibre 9 milímetros. Cuando las revisaron, ambas armas estaban cargadas y en buenas condiciones de conservación y de funcionamiento.

Inmediatamente después de recibir las dos pistolas, los policías las descargaron y las revisaron. Una es una pistola Bersa con una bala intacta cargada en la recámara y otros cinco cartuchos en el almacén del cargador; la otra es una pistola Glock con 15 balas intactas en el almacén del cargador. Las dos armas quedaron secuestradas en la dependencia policial de Orden Público de Rosario y comunicaron la novedad al fiscal de Flagrancia en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Dos policías de la Comisaría 21° fueron hasta Sánchez de Loria al 1300 Bis zona oeste de Rosario, e iniciaron una investigación con la finalidad de saber cual es el origen de las dos armas de guerra cargadas con las que jugaban los chicos. Además intentaron saber entre los vecinos si hay cámaras de videovigilancia privadas -y también públicas- que pudieran aportar imágenes sobre las criaturas y cómo llegaron a estar en la calle con las armas, además de saber quienes son los chicos.

Informaron la novedad sobre el secuestro de las dos armas de guerra cargadas con balas y en buenas condiciones de conservación y de funcionamiento a la Jefatura de la Unidad Regional II Rosario de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno de Flagrancia de MPA Rosario, que ordenó investigar el origen de las armas como también el secuestro de imágenes de cámaras de videovigilancia públicas y privadas como de vecinos que pudieran oficiar de testigos para llegar al esclarecimiento de este aberrante suceso. Las dos armas de guerra y sus balas deberán quedar con una férrea cadena de custodia hasta su envío al Tribunal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario