En debate

¿El acta paritaria obliga a revisar la cláusula gatillo?

Los documentos firmados con los gremios en abril establecen que las partes acuerdan reunirse en el transcurso de agosto. Qué dice sobre la revisión del acuerdo

Martes 20 de Agosto de 2019

Todos los gremios que representan a los empleados públicos, tanto provinciales como municipales, y a los docentes públicos y privados no quieren retroceder ni un centímetro de lo firmado en el acuerdo paritario que consiguieron en abril. Ese acuerdo incluía la cláusula de resguardo salarial, más conocida como cláusula gatillo y que actualiza los sueldos de acuerdo a la evolución de la inflación.

Desde abril hasta hoy pasaron cosas. El oficialismo provincial, que fue el encargado de acordar la política salarial con los estatales y docentes perdió las elecciones y desde hace más de un mes se viene reuniendo con el equipo técnico del próximo gobernador, Omar Perotti. Pero esa transición que comenzó por los caminos que la institucionalidad manda fue sacudida después de las primarias nacionales donde el propio presidente, Mauricio Macri, quedó a más de 15 puntos del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.

El dólar pasó de $47 a $60 en tres días –incluyendo sábado y domingo–, la inflación se disparó y el gobierno nacional completó el combo con una serie de medidas económicas que desde las provincias cuestionaron porque significaba un recorte de los recursos coparticipables a los Estados subnacionales. El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, directamente acusó a Macri de "hacer política con el dinero de las provincias".

Paritaria.jpg
Los ministros Gonzalo Saglione y Pablo Farías, junto a los referentes gremiales de ATE y UPCN, en abril de este año.
Los ministros Gonzalo Saglione y Pablo Farías, junto a los referentes gremiales de ATE y UPCN, en abril de este año.

La realidad económica del país cambió de forma notoria y algunos actores entienden que es momento de revisar el acuerdo paritario. Las advertencias llegaron, en primer lugar, desde el propio ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, que el viernes pasado consideró necesario poner a discusión "la sostenibilidad" de las finanzas provinciales y admitió que evaluaba volver a reunirse con los gremios.

Ese mismo día Saglione cuestionaba las medidas nacionales por producir una pérdida de 2.535 millones de pesos a las arcas santafesinas, que ya tuvieron un déficit de 10.000 millones de pesos en el primer semestre.

Pero a los pocos días fue Rubén Michlig, uno de los hombres elegidos por Perotti para llevar adelante la transición, quien puso en debate la actualización de los salarios tal como se viene haciendo en los últimos años. "No es desterrarla ni reivindicarla, se trata de un escenario nuevo y vendrán otras formas", anticipó, en LT8 de Rosario, sobre lo que será la discusión del año que viene.

· LEER MÁS: Ponen en duda la continuidad de la cláusula gatillo para la administración pública

¿Se toca o no se toca?

Una de las principales discusiones en las semanas previas a la firma del acta paritaria fue si la cláusula gatillo tenía un tope o si se iba a revisar en caso de que la inflación creciera muy por encima de la recaudación de la provincia.

Pero qué es lo que dice el documento firmado por el gobierno y los gremios sobre la posibilidad de la revisión de la cláusula gatillo. El punto 10 del acta de estatales y el punto IV de la de los docentes son los referidos a la redacción de cómo queda la cláusula gatillo. En ambos casos dice prácticamente lo mismo y allí se indica que "la presente cláusula será operativa hasta el mes de diciembre de 2019 (inclusive)".

Acta Clausula gatillo.jpg
Copia del acta docente en la parte donde se hace referencia a los términos en los que se aplicará la cláusula gatillo.
Copia del acta docente en la parte donde se hace referencia a los términos en los que se aplicará la cláusula gatillo.

Luego agrega: "Las partes acuerdan que en el transcurso del mes de agosto del corriente año se reunirán a los efectos de monitorear el comportamiento y proyección del IPC (Índice de Precios al Consumidor), de la recaudación tributaria y demás variables presupuestarias". Allí termina todo lo acordado respecto a la cláusula gatillo. El gobierno está a tiempo de convocar a los trabajadores, pero la pregunta que surge es con qué objetivo.

En el acuerdo paritario se contempla monitorear el comportamiento del IPC y de la recaudación tributaria, pero nada dice sobre que eso implicará revisar la cláusula gatillo. Ni siquiera se estableció cuál es la diferencia que tiene que haber entre el crecimiento de la inflación y de la recaudación provincial para que se rediscuta la actualización salarial.

Aferrados a ese acuerdo rubricado por los docentes, el 9 de abril pasado, y por los estatales, el 11 de abril, los representantes de los trabajadores salen a defender el salario al menos por lo que resta del año. En 2020 será otra la negociación.

El secretario General de UPCN Santa Fe, Jorge Molina se expresó por redes sociales y dejó en claro: "Tenemos un acuerdo de política salarial firmado en la paritaria central hasta fin de año. En un contexto de incertidumbre nacional, los empleados públicos santafesinos estamos respaldados por un acuerdo salarial vigente hasta fin de año".

Por su parte, Marcelo Delfor, secretario adjunto de ATE, a fines de julio, cuando se reabría la paritaria central con el gobierno provincial por el pase a planta permanente de los contratados, ya había descartado la posibilidad de que la reapertura de la paritaria sea para rediscutir la cláusula gatillo.

· LEER MÁS: Docentes rechazan que dejen sin efecto la cláusula gatillo

Por su parte, los municipales tampoco están dispuestos a poner en discusión el poder adquisitivo real de sus salarios. La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) de Santa Fe emitió un comunicado donde su secretario general, Claudio Leoni, advirtió: "La cláusula gatillo no se toca". "El pueblo y los trabajadores dijeron en las urnas basta de ajuste liberal e intentar afectar la cláusula es no haber entendido nada de lo que nos arrastró́ a la crisis a todos los argentinos”, agrega Leoni quien solicitó a la provincia una "urgente asistencia a municipios y comunas que tienen dificultades para afrontar sus compromisos salariales".

En un escenario económico que cada vez parece más complejo será la política la encargada de encontrar las respuestas. Los trabajadores se niegan a ser la variable de ajuste y los encargados de las arcas provinciales –bajo la mirada de los próximos gestores– buscan tener una ecuación con resultados sustentables en el tiempo. Al gobierno de Lifschitz le faltan menos de cuatro meses para dejar la gobernación. En política eso parece un suspiro. Pero el contexto económico del país –al que no es ajena la provincia– puede hacer que, en realidad, sea toda una eternidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario