Secciones
Diputados

Mucha voluntad, mucha necesidad, pero pocos acuerdos

Diputados modificó la ley de necesidad y el proyecto volvió al Senado y ya hay pocas chances de llegar a un consenso que la transforme en ley. El PJ pedirá deuda por 10.000 millones para enfrentar la crisis sanitaria por el coronavirus

Miércoles 25 de Marzo de 2020

La Cámara de Diputados modificó el proyecto de ley de necesidad pública y la definición de brindarle una herramienta al Ejecutivo para hacer frente a una serie de situaciones de emergencia se estira, para no decir que se termina definitivamente. Además, el proyecto aprobado incluye un fondo por 6.000 millones de pesos para hacer frente a la situación sanitaria a partir de la llegada del coronavirus a la provincia.

A pesar de la infinidad de reuniones y de borradores que se hicieron para buscar un consenso entre el PJ y el Frente, en la sesión especial –que incluyó un cuarto intermedio de más de una hora para seguir negociando–, convocada para este miércoles por el presidente de la Cámara baja, Miguel Lifschitz, se presentaron tres dictámenes. El de la bancada de mayoría, la del Frente Progresista, fue el que se aprobó, con 21 votos positivos, ocho negativos (PJ más Frente Social y Popular) y tres abstenciones, las de Ariel Bermúdez (Creo-FPCyS) y Rubén Giustiniani y Agustina Donnet (ambos del bloque Igualdad).

· LEER MÁS: Sin acuerdo, el Senado dio media sanción a la ley de necesidad

Desde todas las bancadas se sacó a relucir la voluntad política para llegar a un entendimiento después de más de tres meses de discusiones entre el Ejecutivo y el Legislativo. Para el presidente del interbloque del Frente Progresista, Pablo Farías, las negociaciones no fueron un fracaso y se estuvo muy cerca de lograr un acuerdo.

Sin embargo, desde la vereda de enfrente no se hizo la misma lectura. Para Leandro Busatto, presidente del bloque Justicialista, con esta votación "se volvió a foja cero" y adelantó que en la sesión de mañana del Senado se insistirá con la media sanción que ya había tenido el proyecto del Ejecutivo con las modificaciones que le habían introducido los senadores. Pero, además, anticipó que en la Cámara alta también se buscará aprobar la creación de un Fondo de 10.000 millones de pesos para enfrentar la situación de crisis que se plantea con la pandemia del coronavirus.

Cámara de Diputados.png
Los diputados hicieron un cuarto intermedio para seguir negociando la ley de necesidad, pero fue en vano.

Los diputados hicieron un cuarto intermedio para seguir negociando la ley de necesidad, pero fue en vano.

Rubén Giustiniani (Igualdad) aseguró, en referencia al coronavirus, que se está viviendo una "película de terror que recién se empieza a padecer" y se quejó de que "la política no puede llegar a un acuerdo". En ese sentido añadió: "Esto también es parte de la película de terror. Parece que vivimos en un frasco".

Por su parte, Carlos del Frade (Frente Social y Popular) aseguró que se estuvo muy cerca y que en la tarde de este jueves las diferencias se centraban en cuatro punto que luego se redujeron a dos. "Giustiniani decía que esto era una cuestión de plata, pero es una cuestión política. Los números eran cercanos, por eso digo que la política fracasó", sostuvo.

Ante la irremediable falta de acuerdo, el PJ presentó un dictamen de minoría que es el mismo proyecto que aprobaron los senadores el 5 de marzo pasado con la mayoría que allí tiene el justicialismo. Además, el bloque Igualdad presentó un tercer proyecto que pretendía ser una alternativa de consenso entre las dos posturas de los bloques mayoritarios.

· LEER MÁS: Borgonovo responsabilizó a Lisfchitz por el inminente fracaso de la ley de necesidad pública

"El dictamen que presentamos conjuga voluntad política con necesidad", dijo Busatto quien aseguró que ese texto resume una mirada del gobierno sobre la coyuntura provincial y nacional y agregó: "Rescato la voluntad política del Ejecutivo, que fue lo que nos permitió llegar a esta instancia".

El legislador argumentó que las necesidades planteadas por el gobierno en las diferentes áreas hoy se vieron más agravadas por la pandemia. Además, dijo que la gestión de Omar Perotti recepcionó distintos planteos de diputados de la oposición, "para destrabar una situación institucional inédita que atraviesa la Cámara de Diputados que funciona sistemáticamente como tabique para que el gobierno no pueda gobernar".

Entre otros puntos, Busatto dijo que el Ejecutivo incorporó cosas que no traía la sanción del Senado como la situación financiera para los municipios de Santa Fe y Rosario y aseguró que el intendente rosarino, Pablo Javkin, habló con todos los legisladores para que esta iniciativa prospere.

· LEER MÁS: Sectores políticos reclaman la ley de necesidad pública para garantizar el boleto educativo gratuito

También mencionó que se le daba la posibilidad a municipios y comunas de utilizar parte del Fondo de Obras Menores (FOM) para gastos corrientes; la ampliación de asistencia financiera para los gobiernos locales que se encuentren en una situación financiera crítica; la reducción del endeudamiento, de 16.000 a 10.000 millones de pesos, para el Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (Fuco); e incluir en el endeudamiento de 8.700 millones para deudas con proveedores la deuda por 2.700 millones de pesos que tiene la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

Busatto insistió en varias oportunidades en que "si hay algo que no faltó en el Ejecutivo es voluntad política" y aseguró que esta ley de necesidad solo está pensada para 2020 y "no para los cuatro años de gestión".

Además, cuestionó a la oposición porque recién ahora "reconocen la emergencia después de negarla tres meses" y agregó: "Recibimos 29.000 millones de deuda y un déficit corriente de 19.000 millones de pesos".

· LEER MÁS: Cuando parecía que se caía en Diputados, hay otra oportunidad para la ley de necesidad

"El dictamen que se aprueba no refleja el sentir de los intendentes, refleja el sentir de un sector político", dijo Busatto visiblemente ofuscado y adelantó: "Mañana (por este jueves) ingresaremos un proyecto por 10.000 millones para hacer frente a la situación por el coronavirus. No lo ingresamos por acá porque en los últimos tres meses fueron hostiles a los planteos del gobierno".

De esa manera, Busatto aclaró que el PJ insistirá con la media sanción original del Senado a la ley de necesidad y que eso no se va a mezclar con el fondo para el coronavirus, algo que quedó dentro del mismo proyecto en el dictamen del Frente Progresista. "Lamento que hayamos vuelto a foja cero. Con esto ratificamos que la vocación de algunos bloques en la Legislatura está por encima de los intereses de la gente", cuestionó.

La postura del Frente

El presidente del interbloque del Frente Progresista, Pablo Farías, explicó el proyecto del Frente Progresista y dijo que si se analizan los 48 artículos del dictamen de mayoría y se los compara con los otros dos textos, las diferencias son mínimas.

· LEER MÁS: Perotti le pidió a la oposición que se ponga a disposición para enfrentar el coronavirus

A grandes rasgos, Farías dijo que se le está ofreciendo al gobierno 31.000 millones para hacer frente a la deuda flotante, la recomposición del Fuco y la asistencia a municipios y comunas con vencimiento al 31 de diciembre de este año, algo de lo que se quejó el PJ. Además, el dictamen incluye 6.000 millones para la pandemia, algo que el propio gobierno venía pidiendo, aunque con un tratamiento por separado.

La estrategia del Frente de incluir todo en un mismo paquete hará que la autorización para tomar deuda por el coronavirus se dilate al menos una semana, cuando todo hace indicar que ante esta pandemia no se puede perder más tiempo.

Farías también remarcó en varias oportunidades la voluntad política que tuvo el Frente Progresista en los últimos tres meses de negociaciones y como ejemplo dijo que decidieron aceptar los montos de endeudamiento que requería el Ejecutivo.

"Las diferencias tienen que ver con cuestiones que queremos seguir trabajando con el Ejecutivo y hoy teníamos que llegar con un dictamen. Nos reunimos con Agosto (Walter, ministro de Economía) en Casa de Gobierno hasta las 14 de hoy y el gobierno dijo «hasta acá llegamos». Nosotros nos fuimos moviendo para ceder y quedarnos tranquilos con nuestras posiciones", aseguró.

· LEER MÁS: Lifschitz convocó a tratar el proyecto de necesidad pública

"Lo que le dijimos a Agosto es que de ninguna manera podemos avalar por ley que el gobierno entregue sumas en negro a los trabajadores provinciales, porque el Estado es el primero que le pide al privado que blanquee a sus trabajadores. En eso no nos pudimos poner de acuerdo", aseveró.

Por otra parte, remarcó la necesidad de darles garantías a los municipios y comunas de que algo del endeudamiento les llegue. "Que no sea algo que quede a voluntad política de la administración porque si eso queda a facultad nos obliga a una negociación permanente que conlleva mucho desgaste", argumentó y señaló a modo de ejemplo que producto de la pandemia a la Municipalidad de Rosario ya le cayó un 38% la recaudación.

Los sectores mayoritarios de la política santafesina aseguraron haber puesto la mayor voluntad durante todo el proceso de negociación. Sin embargo, luego de tres meses no se llegó a ningún acuerdo y la ley de necesidad empieza a perderse en un laberinto que parece no tener salida o, al menos, nadie tiene intenciones de encontrarlas, por más que se diga lo contrario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación