Santa Fe

Construyeron 350 cuchas para los animales en situación de calle

El colectivo "Un techo para un callejerito" cumple dos años de intenso trabajo con un importante número de dispositivos entregados y otros tantos en espera

Domingo 28 de Abril de 2019

“Un techo para un callejerito” cumple dos años de trabajo: este colectivo que comenzó con sus tareas un 26 de abril de 2017 está conformado por rescatistas independientes que tienen como objetivo principal brindarle un techo a los perros de la calle.

Desde su puesta en marcha, este grupo de jóvenes elaboró un total de 350 cuchas que fueron donadas a los vecinos que las solicitaban. Además de las ya hechas, tienen 90 pedidos en espera que fabricar.

“La problemática del abandono sigue existiendo, animales callejeros hay un montón y no percibimos que el número se reduzca”, afirma Yamile Veniselo, una de las impulsoras e integrantes de “Un techo para un callejerito”. A pesar del incremento de animales abandonados, la integrante de la agrupación destacó la toma de conciencia de parte de la sociedad y valoran el hecho de que las personas colaboran en cada ocasión que se les presenta.

Las cuchas elaboradas por el colectivo son destinadas a los animales en situación de calle, muchos de los cuales ya están familiarizados con un barrio y su comunidad, y en la mayoría de los casos son los propios vecinos los que se contactan con los voluntarios para solicitar la "casita".

Las casitas son hechas con materiales simples como palés, maderas y chapas. Para que no filtre la humedad se pintan con impermeabilizante.

Si bien la estructura es simple, ya que está hecha con cajones de maderas, reforzadas con maderas y un techo de chapa, cada dispositivo lleva un tiempo de trabajo de dos horas promedio.

Los refugios son cuidados y valorados por los vecinos que los solicitan. “La gente los cuida un montón, ya sea encadenándolos o instalándolos cerca de sus puertas. Están muy atentos a que no las roben o rompan”, afirma Yamile. Sin embargo no faltan las avivadas y hubo casos en los que los integrantes de la agrupación constataron que los refugios que fabricaban se instalaban en casas particulares y no en la calle.

"Además de ver que la gente en su mayoría respeta las cuchas, también vemos que a la gente les gusta porque nos envían las fotos que encuentran en la calle. Eso nos hace pensar que la sociedad santafesina las recibe de buena manera ", afirma Yamile.

La necesidad más urgente de “Un techo para un callejerito” es contar con voluntarios que colaboren en la construcción de los refugios. “Ahora más que nada porque se viene el invierno, la lluvia y estos climas fuertes para los pobres animales que están en la calle”, reitera Yamile.

Como consecuencia de la demanda que registran hoy la tarea primordial es finalizar los pedidos atrasados para tomar nuevos. "Hoy por sábado no somos más de seis personas, por eso necesitamos gente que quiera dedicar unas horas de su tarde de sábado para cumplir con los pedidos que tenemos", destaca la joven.

Aquellos que deseen sumarse y colaborar con su trabajo o con materiales pueden hacerlo contactándose a través del Facebook “Un techo para un callejerito”.

Desde la agrupación agradecieron la colaboración permanente y desinteresada de la ferretería Grilli y de una reconocida concesionaria de autos de la ciudad.



¿Te gustó la nota?