bar "Llovieron" botellas con hielo en Gente Que No

El bar "no está habilitado para espectáculos" y "la medición de decibeles excedió el máximo permitido"

Así lo informaron a UNO Santa Fe altas fuentes municipales en relación a lo ocurrido el fin de semana en Gente Que No. "No son vecinos; son asesinos", sentenció el dueño del bar respecto de las personas que tiraron botellas con hielo de los edificios linderos

Lunes 29 de Noviembre de 2021

La actitud demencial de vecinos arrojando botellas con hielo desde un edificio hacia un grupo de espectadores que estaba observando una banda de rock el viernes por la noche en el bar Gente Que No, repercutió fuertemente este lunes con distintas voces relacionadas con el tema y la nocturnidad en la ciudad.

Luego del fin de semana, donde el viernes volaron botellas con hielo desde la altura de los edificios sobre el patio del bar Gente Que No, mientras sonaba una banda de Rock, el sábado volvió a registrarse un episodio de similares características. Afortunadamente, el "acto demencial" calificado e informado por UNO Santa Fe en mismo sábado por la tarde, no registró heridos de gravedad, pero puso en el tapete de discusión lo que es la nocturnidad y los controles en la ciudad.

LEER MÁS: Demencial: vecinos de barrio Candioti arrojaron botellas de hielo desde los edificios sobre la gente en un bar

Según pudo conocer UNO Santa Fe, luego del episodio registrado el fin de semana en Gente Que No, en barrio Candioti, "frente a la denuncia de los vecinos de la zona el municipio concurrió al bar y labró actas de infracción". "La medición de decibeles dio 62.5 y el máximo permitido es 45", informó una alta fuente municipal, al mismo tiempo que destacó que "desde el municipio no convalidamos ningún tipo de agresión y ratificamos nuestra vocación de diálogo, junto a todas las partes, para que haya una convivencia pacífica en la zona".

"Gente que No no está habilitado para espectáculos. En caso de querer hacer un evento tiene que informarlo a la municipalidad, en ventanilla única de espectáculos. Una vez que tienen la autorización, la municipalidad, a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, evalúa protocolo y hace las mediciones de sonido; esto no ocurrió en esta oportunidad", informaron desde el Ejecutivo municipal y finalizaron: "Respecto de la agresión del o de los vecinos con botellas con hielo, el comercio o los comensales debieran hacer la denuncia correspondiente en la Policía o el MPA".

LEER MÁS: Por los botellazos con hielo a un bar, la Municipalidad evaluará la nocturnidad en Santa Fe

"No son vecinos; son asesinos"

El titular del bar Gente Que No, Julián, se mostró con mucho malestar por lo ocurrido el fin de semana, situación que describió como "atentado".

"En todos los años que tenemos abierto el bar en el barrio, nunca vimos una barbaridad semejante, un acto criminal por parte de personas que no se pueden denominar vecinos, sí asesinos", subrayó Julián y continuó agregando: "El viernes cerca de las 22 comenzaron a caer botellas con hielo sobre el patio donde estaban los espectadores viendo una banda de rock. Además de lastimar gente, rompieron el techo, equipos de música y otros elementos. Solo se comenzaron a escuchar estruendos y la gente empezó a refugiarse y salir corriendo pensando que se venía el edificio abajo; fue un descontrol y pánico total".

Recital de rock en el bar Gente que No.jpg
Tras la denuncia de los vecinos de la zona, el municipio concurrió al bar y labró actas de infracción por no estar habilitado para espectáculos.

Tras la denuncia de los vecinos de la zona, el municipio concurrió al bar y labró actas de infracción por no estar habilitado para espectáculos.

"Realizamos la denuncia correspondiente en la Comisaría 3era por lo ocurrido el viernes por la noche y el sábado, otra vez, arrojaron botellas con hielo. Estamos hablando de una o varias personas que están dementes y son asesinos", sentenció el titular del bar Gente Que No.

"Tenemos un permiso provisorio y estamos trabajando con la gente de Control de la municipalidad. Estamos abiertos al diálogo y sería una pena que se cierre un espacio en la ciudad que apuesta a la cultura, pero no podemos arriesgar más a la gente a este tipo de locura", finalizó Julián.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario