Amsafé

La respuesta de los gremios tras el aumento unilateral del gobierno

Alesso, de Amsafe, dijo que "la cláusula gatillo fue útil, pero que no es la panacea universal". Hoffmann, de ATE, dijo sobre la continuidad de la cláusula gatillo: "Dependerá de lo que se resuelva en paritarias en febrero".

Miércoles 22 de Enero de 2020

El gobierno provincial confirmó que los empleados estatales santafesinos recibirán un incremento salarial del 4,1 por ciento en enero. El anuncio se concretó ayer a última hora y según trascendió esa suma será a cuenta de la futura paritaria.

En los hechos, ese porcentaje vendría a suplantar la cláusula gatillo de actualización de salarial. El gobierno provincial, de boca del ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, ya había dicho que “era muy difícil sostener ese sistema de actualización de sueldos en base al índice de inflación.

"La cláusula gatillo es un mecanismo útil que garantiza ir acompañando la inflación, pero no es la panacea universal", aseguró hoy Sonia Alesso, titular de Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) y Amsafé provincial.

La dirigente sindical prefirió no confrontar con el ministro Michlig y deslizó: "Nos tienen que convocar a la paritaria y discutir en ese marco, no se puede hacer un debate por los medios sino en una mesa donde discutamos el salario, las condiciones de trabajo, la salud de los docentes, la cuestión de los cargos, los temas pedagógicos, no se puede estar discutiendo cláusula si o no", precisó en declaraciones a la emisora LT 8 de Rosario.

LEER MÁS: Los estatales santafesinos recibirán una suba salarial del 4,1 por ciento en enero

"Debe haber otros mecanismos, la cláusula gatillo es un mecanismo útil que garantiza ir acompañando la inflación. Hay que ser claro, no hemos superado la inflación anual, sólo se ha acompañado, no es la panacea universal, la verdad que no, eso sería que un docente, un director, un catedrático estén por encima de la línea de pobreza y reciban una remuneración acorde a la tarea que desempeñan", aclaró.

En tanto, anticipó que será necesario implementar algún tipo de actualización. "Me niego a que sea una discusión solo de porcentajes, tiene que ser un debate serio, nosotros hoy no podemos prever cual será la inflación del 2020, no lo puede prever nadie, entonces hay que pensar en un mecanismo para predecir la discusión salarial", precisó.

El titular de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Santa Fe, Jorge Hoffman, dijo en relación a la cláusula gatillo que “dependerá de lo que se resuelva en paritarias en febrero. La cláusula es uno de los tantos instrumentos que podemos tener en materia de política salarial y se resolverá en paritarias, instancia que aún no fue convocada”.

Hoffman fue consultado sobre el malestar que provocaba en los afiliados la posible eliminación de la cláusula gatillo: "Se trata de un mecanismo que nos ha servido relativamente a los trabajadores en esta economía inflacionaria. Evitó una mayor caída del salario, pero en los últimos cuatro años del gobierno saliente, con la cláusula, perdimos salario”.

Aclaró que ATE “no desestima la cláusula gatillo", y añadió: ·Todos los gobiernos quieren marcar la cancha antes de discutir los salarios. No damos por caída la cláusula gatillo y queremos sostenerla. Pero nadie duda de la situación complicada en el país y de la provincia, con inflación y caída de la recaudación”.

LEER MÁS: Michlig admitió que es "muy difícil" sostener la cláusula gatillo para los estatales

El titular de ATE le respondió a sectores de la oposición política, que le achacan a algunos gremios estatales ser más tolerantes con la actual administración peronista y de haber sido “más duros” con la gestión del Frente Progresista.

“De ninguna manera se puede sostener esa posición. Seremos tan firmes con este gobierno como lo hemos sido con el anterior. Con la administración de Lifschitz tuvimos actitudes de confrontación, pero también, y fundamentalmente, de diálogo que llevamos hasta última instancia antes de confrontar. Hemos tenido muy pocos conflictos en el ámbito provincial y ATE no ha sido un gremio bien tratado por Miguel Lifschitz”, dijo Hoffmann en radio LT8.

Por su parte, Sonia Alesso, se despegó de las críticas respecto a que los dirigentes gremiales no se han opuesto con firmeza a la quita de la cláusula gatillo. "No es el caso de Amsafé, hemos discutido con cualquier gobierno de cualquier signo político que fuera: salario y condiciones de trabajo, ha habido mejores discusiones y peores y cuando no hubo acuerdo, hubo conflicto. La posición siempre ha sido la misma y la vamos a seguir sosteniendo, se va a votar en las escuelas cada propuesta salarial", cerró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario