Santa Fe y el coronavirus

La transformaciones del Cullen frente a la segunda ola

Hace dos semanas el director del Cullen dijo que una sola sala y el hospital militar son para atención no Covid. Santa Fe ciudad, complicada por la segunda ola

Miércoles 09 de Junio de 2021

La segunda ola pega fuerte en Argentina y la provincia de Santa Fe no es ajena. Este martes se conoció que solamente había disponible una sola cama crítica con respirador en los hospitales de Santa Fe y estaba en el Cullen. El nuevo y viejo Iturraspe están ocupados al 100%.

Todo el sistema de salud cambió y se adaptó para darle pelea a este "tsunami", como dijo Sonia Martorano. Tanto en lo estructural como en lo humano hace un año y medio se viene adaptando. Mientras que en lo estructural camas y respiradores se pudieron agregar, el recurso humano es finito, algo que siempre se recuerda. Hace un mes se decidió colocar un hospital de campaña frente el mencionado Hospital Cullen, en el cual ya se habilitaron 40 camas para pacientes no Covid.

cullen guardia 2.jpg
Sala de Observación en la Guardia Central del Cullen.

Sala de Observación en la Guardia Central del Cullen.

Hace apenas una semana, el director del Hospital Cullen Juan Pablo Poletti brindó precisiones y afirmó que solo la sala de obstetricia se mantendrá para la atención no Covid, mientras que ya se transformaron nueve salas en terapias intensivas para la atención de pacientes con coronavirus.

LEER MÁS: Poletti habló del trabajo a destajo en el Cullen

El trabajo es a destajo y para que la comunidad sepa cómo es el día a día, a través de las redes sociales también se mostró el trabajo de la guardia central, aquellos que atienden los pacientes recién llegados. Allí se armó un lugar denominado "buckup" de terapia, con camas y respiradores para que se pueda esperar una cama o traslado, con todos los cuidados necesarios.

cullen guardia 3.jpg
Sala de Observación en la Guardia Central del Cullen.

Sala de Observación en la Guardia Central del Cullen.

En el mismo posteo se pide la colaboración de la población en el cumplimiento de los protocolos y las medidas de prevención ante un ruego que puede leerse: ¡No damos más!

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario