Santa Fe

"Mi casa se rajó adentro"

La frase pertenece a una vecina de barrio Los Hornos, además de los problemas edilicios que presenta su vivienda denuncia varias falencias en el barrio

Miércoles 12 de Diciembre de 2018

Montículos de tierra, falta de luz, minibasurales a cielo abierto, calles en mal estado son solo algunas de la falencias que denuncian y reclaman en barrio Los Hornos.

Las fotografías que envió una lectora a la redacción de UNO Santa Fe denunciando estas situaciones, dan cuenta de la realidad con la que la comunidad se ve obligada a convivir, sin embargo no plasman la impotencia diaria que estos sufren.

"Mi casa se rajó adentro", cuenta Marta Lopezbarro, vecina de barrio Los Hornos a UNO Santa Fe y agrega que fue uno de los ingenieros que trabaja en la obra de cloacas quien le confirmó el problema.

El constante ingreso de agua que sufre cuando llueve intensamente en la ciudad, sumado a los movimientos de las máquinas que trabajan en el barrio en el desagüe provocaron el desgaste y rajadura de la casa que se ubica en Doctor Zavalla al 6100.

"No tienen idea de lo que estamos padeciendo –recalca la mujer. Tengo un hijo de 22 años con discapacidad, si le pasa algo la ambulancia no entra, nadie quiere venir. El día que llueve no puedo salir, soy rehén en mi casa".

"Tengo hecho reclamos por las cloacas, el tema de la luz, que lo hice el pasado 9 de julio de este año. Además de reclamos por los minibasurales, ratas y calles intransitables", agrega Marta quien desde hace cincuenta años vive en el barrio.

"Últimamente el barrio está en manos de la delincuencia –agrega Marta–, el patrullero no llega porque no hay luz y las calles están cortadas con corralitos".

Sobre Gorostiaga se ubica un montículo de gran tamaño, el cual es usado para esconder los objetos que roban los delincuentes. "Hasta cinco motos encontraron ahí", sostuvo la vecina.

La falta de luz en la vía pública se extiende a Gorostiaga, Lavaisse, Llerena y Ruperto Godoy. "Llamé al 0800 de la Municipalidad pero no tengo respuesta –asegura indignada al mismo tiempo que brinda los números de reclamo. Sigo los pasos que tengo que seguir pero no hay solución".

¿Te gustó la nota?