Santa Fe

Ocho meses sin rentabilidad: "No existe la posibilidad de seguir"

Una mueblería de calle Rivadavia cierra por el desplome de ventas y los altos costos de alquiler. "Llevo 35 años en el rubro, no es que estoy probando", relató el dueño

Miércoles 13 de Marzo de 2019

La cantidad de locales desocupados en la ciudad de Santa Fe se incrementó 21% en poco menos de un año. Eso refleja el informe del Departamento de Investigaciones Económicas y Sociales del Centro Comercial. De los 6.843 locales relevados, hay 5.906 ocupados y 937 desocupados. Desde mayo de 2018 son 167 inmuebles vacíos más en la ciudad.

A partir de abril, habrá que sumar el del comerciante Aníbal Toretta, que cerrará uno de los dos locales dedicados a la venta de muebles que posee en calle Rivadavia. En contacto con UNO en la Radio, el empresario pyme dijo que lo que más está golpeando al sector es la situación de la economía a nivel nacional, el aumento de los alquileres, la baja rentabilidad y además la caída constante de ventas. También señaló al carril exclusivo de calle Rivadavia como uno de los factores que empujan al cierre.

"Llevo 35 años en el rubro, no es que estoy probando. Llevamos ocho meses sin rentabilidad. No existe la posibilidad de seguir", afirmó.

Toretta reflejó que las ventas cayeron en un 40% en el último año y que en ese contexto es absolutamente imposible afrontar un nuevo contrato de alquiler en el que se plantea una actualización del 42%. El comerciante dijo que no se puede aplicar la misma actualización a los precios, que en el rubro mueblería subieron solamente un 28% en promedio, cuando la inflación superó el 45%.

"No podés aplicar el 42% de actualización (a los muebles) porque te encontrás con el problema que no tenés más rentabilidad. Si a eso le sumás la carga impositiva y fiscal y tenés en cuenta que a los cuatro días de pagar el sueldo, tenés que pagar la parte de aportes, eso te lleva a una situación financiera asfixiante. Por otro lado la falta de créditos y la problemática que conocemos todos, más la inflación, más todo", relató.

En particular, sobre la cuestión de los alquileres, el mercantil manifestó la necesidad de que el Estado esté presente. No en el precio del alquiler, pero sí en la búsqueda de un mecanismo que garantice a los inquilinos comerciales la continuidad de los contratos con porcentajes de aumento que vayan de la mano de la realidad que atraviesan hoy los negocios. "A mí me parece que el Estado está ausente. Yo no pido que marque cuánto vale un local, para nada, pero sí que empiecen a existir índices razonables", reclamó.

Quejas por el carril

Por otro lado, indicó que otra de las causas del mal momento de los comercios, puntualmente en esa arteria, es el carril exclusivo, que ha ocasionado dificultades extras en las ventas, debido a las dificultades para la circulación y estacionamiento de vehículos particulares. No poder doblar a la derecha, y obligatoriamente tener que hacerlo hacia la izquierda, entrando así en la zona del microcentro, con muy pocas dársenas de estacionamiento disponibles, fue uno de los planteos desde el inicio de la medida implementada por el municipio en calle Rivadavia.

"Estamos pidiendo que se empiece a rever, porque primero que el país ya no es el del 2015 que tenía otra perspectiva. Lo que le pedimos al municipio es que de la misma manera que se negoció y se pudo llegar a un acuerdo con los sábados y los fines de semana, los días de semana a la tarde deje de funcionar. Porque, por otro lado, no hay actividad ni escolar, ni pública. Entonces, ¿qué razón tiene? Encima con 40% menos de corte de boleto. Tiene algún sentido seguir buscando cierre de locales", planteó Toretta.

¿Te gustó la nota?