Santa Fe

Se hundió un tramo de la ruta Nº1 y el paso se reestablecería el martes

El avance del agua a la altura de Colonia Teresa durante la madrugada socavó una alcantarilla y produjo el hundimiento de un segmento de hormigón de entre 20 y 30 metros 

Sábado 19 de Enero de 2019

En la madrugada de este sábado se produjo un corte total en el kilómetro 190 de la ruta provincial 1, aproximadamente unos 8 kilómetros al norte de la localidad de Colonia Teresa en el departamento San Javier.

El corte fue producto de un socavón que se originó por el violento avance de una gran masa de agua, que en primera instancia hundió todos los laterales de la ruta y sus banquinas, luego siguió el proceso de erosión y finalmente el agua lo atravesó todo. Un segmento de hormigón de entre 20 y 30 metros se rompió y cedió al paso del agua.

Embed
Embed

Despliegue policial permanente
Desde la jornada del viernes, estuvieron trabajando en esa zona crítica Vialidad provincial con empleados de la comuna de Colonia Teresa, tratando de evitar el corte con trabajos, pero la fuerza incontenible del agua, arrasó el lugar.

Embed

Hay un operativo policial de oficiales y suboficiales de la Policía de Seguridad Vial y de la Unidad Regional 14° San Javier, ambos de la Policía de Santa Fe, a la altura de la intersección de la rutas provinciales 1 y 39, para que los automovilistas desvíen esta última con destino hacia la ruta nacional 11, para seguir viaje hacia el norte santafesino, y viceversa, y también Policía de Seguridad Vial y de la Unidad Regional 9 General Obligado, trabajan sobre los desvíos sobre ruta provincial 1 a la altura de la ciudad de Reconquista.

Puente Bailey

Según Radio Uno de San Javier    el Batallón de Ingenieros, perteneciente al Ejército Nacional, instala por estas horas un puente tipo “Bailey” que le llevará "por los menos tres días" de trabajo.

El municipio de San Javier informó, junto a Vialidad, que hay alerta por el estado de otras alcantarillas del distrito, tanto en la ruta N°1 como en la provincial N°39 aunque "estaría todo bajo control si no aparecen lluvias de gran consideración".

Asimismo, la zona de producción sufre las fuertes lluvias con campos inundados y caminos intransitables. El sector ganadero comenzó a tener serias consecuencias y los arroceros hablan de importantes pérdidas por el exceso hídrico.

Embed
Embed

¿Te gustó la nota?