Santa Fe

Una científica en un concurso "refleja lo dramática que es la situación"

Lo afirmó el titular del Conicet Santa Fe Ulises Sedran. La participación de Marina Simian en "Quién quiere ser millonario" generó una fuerte repercusión en la sociedad

Viernes 10 de Mayo de 2019

Esta semana, la participación de Marina Simian en el programa televisivo "Quién quiere ser millonario" (Telefé), generó una enorme cantidad de reacciones acerca de la actualidad del sector científico y tecnológico en el país. Marina es bióloga e investigadora de Conicet, y está a cargo de un equipo de científicos que a través de la nanotecnología investiga terapias contra el cáncer.

Simian ganó 500.000 pesos, no para ella, sino para continuar investigando. Según sus palabras, ese premio permitirá "salvar el año" a su grupo de investigación. De acuerdo a lo que mencionó en el mismo espacio televisivo, con el presupuesto oficial, solo se cubre un cuarto de lo necesario para proseguir el trabajo.

En diálogo con UNO en la Radio, Ulises Sedran, director de Conicet Santa Fe, se refirió a la gran repercusión que generó el hecho de que una científica acuda a un programa concurso para buscar fondos y dijo que refleja lo dramática que es la situación del sector de ciencia y técnica en el país.

"Que un grupo de investigación, porque ella fue con todo su grupo, haya llegado al convencimiento de que tenían que ir a un programa de estas características para poder concluir su año de trabajo, es realmente dramático", expresó.

Embed

En esa dirección planteó que las características que rodean la situación son "absolutamente reales". "La caída total en la entrega de subsidios para proyectos de investigación (programados y aprobados oportunamente), la caída total en la compra de equipamiento, la baja notable en el ingreso de gente joven a la carrera de investigador, los subsidios de funcionamiento para los institutos, definen una situación tremenda y muy difícil para el sector", graficó Sedran.

El director de Conicet Santa Fe manifestó que el impacto que ha tenido "ha sido notable" y estimó que "probablemente mayor al de los planteos formales a nivel institutos o de centros científicos tecnológicos". En ese sentido, recordó que los científicos vienen realizando reclamos desde hace tiempo por esta situación, pero que este año, a nivel social se ha tomado más conciencia, fundamentalmente "por el trabajo de los medios y de hechos como este".

Paralelamente, ayer Dora Beatriz Barrancos, anunció su renuncia al directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), explicando que el motivo de su decisión "es moral".

"Yo ya había anticipado que esperaría un año, pero más que eso es una incorrección completa. Es participar y ser connivente de una circunstancia que no es institucional", reflejó respecto de la decisión.

El sector en Santa Fe

Conicet Santa Fe agrupa a 17 institutos de doble dependencia, la mayoría de ellos con la Universidad Nacional del Litoral, aunque también hay dos con la Universidad Nacional de Entre Ríos, uno con la Universidad Autónoma de Entre Ríos y otro con la Universidad Tecnológica Nacional. Estas dependencias cubren áreas absolutamente variadas de investigación y nuclean aproximadamente a 1.200 personas dedicadas a la actividad científica.

"Lo cual define como un polo realmente importante, pero nuestra situación no es distinta a la de otros lugares en el país, porque esto refleja lo que es la visión de la administración actual sobre cómo debe funcionar el área de ciencia y técnica. Para nosotros, actores de esa área es absolutamente insatisfactoria", resaltó. "Esta es la visión del Estado nacional respecto al sector de ciencia y técnica", agregó.

¿Te gustó la nota?