Secciones
Unión

Los dirigentes de Unión y el operativo desgaste

La dirigencia rojiblanca no muestra demasiado apuro en la renovación de jugadores importantes como lo son Sebastián Moyano y Jonathan Bottinelli. Además de Milo

Jueves 09 de Julio de 2020

La información da cuenta que Unión pretende renovar los contratos de Sebastián Moyano, Jonathan Bottinelli y Federico Milo. Sin embargo, siendo 9 de julio y cuando pasaron casi 10 días de que los jugadores quedaron en libertad de acción, la realidad indica que no se avanzó en la renovación de ninguno de ellos.

En las últimas horas Federic Milo manifestó: "Desde Unión no se comunicaron conmigo y por eso agarré mis cosas y me vine para Buenos Aires. Creo que lo de Unión ya es pasado". Dando cuenta que esperó hasta último momento un llamado de los dirigentes que no llegó.

La sensación es que si Unión definitivamente lo quiere ya habrían arreglado, dado que Milo cuenta con el pase en su poder. Pero a su vez si no lo quieren, lo más atinado sería llamarlo y comunicárselo como hicieron por ejemplo con Nicolás Mazzola entre otros futbolistas.

LEER MÁS: "De Unión no me llamó nadie, por eso agarré mis cosas y me volví"

UNO Santa Fe se comunicó este jueves con Jonathan Bottinelli quien manifestó que aún no lo llamaron para ofrecerle la renovación del vínculo. Si bien trascendió que hubo un contacto con el representante, la realidad indica que no hay definición. Por respeto a Bottinelli, que es un referente del plantel, lo más lógico sería aclarar el panorama y no estirar una definición.

Lo mismo sucede con Sebastián Moyano, quien fue un pilar del equipo, el mejor refuerzo de la última temporada y resultó clave para la clasificación de Unión ante el Atlético Mineiro por la Copa Sudamericana. Hace unos días dijo públicamente que todavía no lo habían llamado.

image.png

Y la pregunta que surge es ¿Porqué los dirigentes no lo llamaron?, más allá de los contactos que existieron con su representante Christian Bragarnik. No les cuesta nada a los directivos ponerse en contacto y manifestarle personalmente el deseo de mantenerlo en el plantel.

Encima trascendió el interés de Juan Manuel Azconzábal de traer al arquero de Estudiantes Daniel Sappa. No parece ser casualidad que en medio de la negociación por Moyano, surja el nombre de Sappa, como efecto presión. Si bien hacen saber que la prioridad es Moyano, no se entiende tanta demora para arreglar el contrato y más sabiendo que el mendocino quiere quedarse en Unión.

LEER MÁS: ¿Cómo y cuándo llegará Azconzábal a Unión?

En consecuencia, asoma una intención de los directivos de llevar adelante un operativo desgaste, de estirar las definiciones dando a entender que realmente no están tan interesados en estos jugadores. Si realmente existiera un convencimiento total ya habrían avanzado. Pero lo más aconsejable para todos sería sincerar esta cuestión.

Se dijo que Azconzábal no tenía a Bottinelli como prioridad y tal vez por eso siguen sin acercarle una oferta. Más allá de que trascendió que le hicieron un ofrecimiento muy por debajo de lo que pretende. Aunque en este caso habría que preguntarse si lo hacen para que el defensor diga que no y se vaya.

Lo cierto es que a esta altura el manejo de los dirigentes de Unión deja mucho que desear, quizás aprovechando la circunstancia de la pandemia, son conscientes al igual que el resto de los directivos de otros clubes, que los recursos serán limitados y las erogaciones en los contratos serán más bajas. Pero eso no quita que se aclaren los tantos y que por respeto a los jugadores mencionados se otorgue una respuesta definitiva por el bien de todos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación