Unión

Madelón supo capear el temporal y ahora en Unión salió el sol

Luego de cuatro derrotas consecutivas, el DT administró la crisis futbolística y el equipo sacó siete puntos sobre los últimos, manteniendo la valla invicta en dos de los tres encuentros

Jueves 10 de Octubre de 2019

Consumada la cuarta derrota consecutiva frente a Arsenal, el entrenador rojiblanco Leonardo Madelón declaraba "No estoy apoltronado a la silla de Unión, la dirigencia tiene el derecho de hacer lo que le parezca.Quédense tranquilos, no me voy a quedar para robarle al club".

Se venía el partido con Rosario Central y muchos especulaban con que un nueva derrota podría acelerar una decisión por parte del DT. Sin embargo, eso no sucedió porque Unión igualó como local ante el Canalla 0-0 y el equipo evidenció una reacción.

Se mostró más sólido, volvió a mantener la valla invicta después de cinco partidos y en el segundo tiempo estuvo cerca de ganar el cotejo ante el invicto elenco rosarino. Se advirtió una actitud diferente por parte de los jugadores y lo fundamental es que se cortó la racha de cuatro caídas al hilo.

Se trató de un punto de despegue que se ratificó con el triunfo justificado ante Aldosivi en Mar del Plata por 2-1. Que se terminó comprometiendo por el grosero error de Marcos Peano que le permitió al Tiburón descontar.

LEER MÁS: Mazzola: "Está bueno el mimo de la gente"

Pero nuevamente se vio un equipo más sólido en defensa, tal cual había sucedido frente a Rosario Central. La diferencia fue la equivocación del arquero, sino hubiese mantenido el arco en cero por segundo encuentro consecutivo.

De todos modos, tenía por delante el partido más importante del torneo y ante un rival que llegaba con el ánimo por las nubes. En la previa al Clásico, llegaba mejor Colón no tanto por los resultados en la Superliga, sino por los antecedentes en la Copa Sudamericana.

Sin embargo, Unión fue superior al Sabalero y terminó justificando la victoria, mostró actitud y ganas de ganar el partido. Lo disputó como una final, con el cuchillo entre los dientes y allí radicó la clave para festejar ante su gente.

No caben dudas que en un momento crítico, Madelón supo administrar la tensión, corrigió errores y le cambió el chip al plantel para encarar un nuevo torneo, luego de las cuatro derrotas seguidas.

LEER MÁS: Martínez: "Tenemos jugadores como para pelear arriba"

El Tate estaba en un laberinto y parecía no tener salida, pero el principal responsable mantuvo la calma y supo acomodar las piezas. El equipo recuperó solidez y apenas recibió un gol en tres partidos, cuando en los tres anteriores (Lanús, San Lorenzo y Arsenal) había sufrido ocho.

Una vez más Madelón fue idóneo para gestionar la crisis, como tantas otras veces, aunque en este caso era la primera vez que bajo su conducción el Tate sufría cuatro derrotas consecutivas.

Cuando parecía que el cielo se oscurecía y la noche arreciaba por el lado de la Avenida López y Planes, salió el sol y se despejaron los nubarrones. Y el principal responsable resultó ser Madelón.

Se equivocó y mucho en las primeras fechas, pero también se dio cuenta a tiempo de sus errores, volvió sobre sus pasos y ahora el mundo Unión disfruta de un presente distinto luego de ganar un Clásico y seguir arriba en el historial ante su rival de toda la vida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario