Unión

Unión y otro capítulo a su preocupante crisis futbolística

Unión sumó un punto que sabe a muy poco, tras empatar 1-1 ante Central en el Gigante de Arroyito. Gustavo Munúa quedó en el centro de la polémica.

Martes 04 de Octubre de 2022

El Unión de Gustavo Munúa fue al Gigante de Arroyito en buscar de sumar un triunfo ante Rosario Central, en lo que se presentaba como la última gran chance de sumar de a tres para prenderse en la pelea por llegar a la Copa Sudamericana, más allá que también dependía de protagonizar una remontada histórica en el tramo final de la Liga Profesional y que sus rivales por el mismo objetivo dejen puntos en el camino.

Unión protagonizó un aceptable primer tiempo, donde consiguió la diferencia con el tanto de Imanol Machuca, quien fue un problema sin solución para la defensa de Rosario Central. Sin embargo, se replegó mucho en el complemento, le cedió el protagonismo a su rival, y casi se vuelve con las manos vacías.

LEER MÁS: Carlos Tevez: "Central fue muy superior a Unión"

Más allá de que Gustavo Munúa manifestó que siempre es bueno sumar, lo concreto es que el punto sabe a muy poco, casi nada, como consecuencia que Unión sigue sin ganar, que quedó prácticamente sin chances de pelear por un lugar en la Copa Sudamericana del año que viene, y que quizás sea anecdótico este empate en la pelea por no descender, si es que como se informa se suprimen los promedios a fin de año.

Rosario Central Junior Marabel.jpg

Pero los números de la campaña siguen siendo muy preocupantes para Unión, ya que de los últimos 33 que puso en disputa solo pudo sumar seis, tras la victoria ante Sarmiento y los empates de este lunes ante Central, sumados a los que había conseguido, sin convertir, ante los dos peores equipos de la tabla de los promedios como Patronato y Aldosivi.

LEER MÁS: Santiago Mele cargó contra el árbitro Jorge Baliño

El dato positivo, para rescatar algo de la visita de Unión a Rosario Central, radica en que volvió a convertir un gol luego de 144 minutos, más allá que el último ante Racing había sido en contra de Emiliano Insúa. Es decir que pasaron 386 minutos para que vuelva a anotar un jugador rojiblanco (el último había sido de Juan Ignacio Nardoni ante Sarmiento, a los 32' del complemento, en la 18° fecha).

En tanto que tuvieron que pasar 916 minutos para que un delantero de Unión vuelva a convertir, tomando como referencia que el último había sido de Junior Marabel, en el triunfo ante Vélez, por 2-1, en Santa Fe, a los 42' del complemento, el pasado 6 de agosto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario