Colón

2019: Un año para recordar y olvidar

Sin dudas que el hecho más saliente fue la final de la Copa Sudamericana, pero a la vez Colón tuvo un mal rendimiento en la Superliga que lo llevó a pelear por los promedios

Martes 31 de Diciembre de 2019

El balance de Colón en este 2019 claramente se puede dividir en dos, por un lado lo hecho en la Copa Sudamericana que lo llevó a disputar por primera vez en su historia una final y por el otro la realidad de estar penando en la Superliga mirando la tabla de los promedios y luchando para mantener la categoría.

Por lo cual, resulta complicado definir el año sabalero, que si bien marcó un hito con aquella final en Asunción el 9 de noviembre y la movilización histórica de los 40.000 hinchas, también se dirá que perdió el partido y se quedó con las manos vacías.

Nadie podrá cuestionarle llegar tan alto en una competencia internacional, pero a su vez es reprochable su andar en el torneo local. Y no es para menos, ya que en este año el Sabalero apenas ganó seis partidos en la Superliga.

Embed

Los números en el torneo local son realmente muy pobres, en este 2019 el Rojinegro disputó 26 encuentros, en los cuales apenas obtuvo seis triunfos, cinco empates y 15 derrotas.

Y encima le tocó perder el Clásico, que pasó desapercibido en ese momento porque iba a jugar la final, pero que después con la final perdida, esa caída con el rival de toda la vida resultó más traumática.

LEER MÁS: Mario Leito: "Pulga tiene muchas ganas de volver"

En consecuencia, cosechó 23 puntos sobre 78 en disputa con una eficacia del 29,4%, sin dudas una campaña paupérrima que lo lleva a estar peleando por quedarse en Primera. Y a eso habría que sumarle que en la Copa de la Superliga, jugó dos cotejos con Tigre, empató uno y perdió el otro, quedando eliminado en la primera fase.

Pero además existe otro dato saliente y contundente, Colón no pudo ganar en el 2019 en condición de visitante por la Superliga, en la actual perdió todos los encuentros que jugó (siete) y en la anterior cayó en cuatro y apenas sumó un empate (Vélez).

Por lo cual, el Sabalero protagonizó 12 partidos fuera del Brigadier López, con 11 derrotas y una igualdad. Una racha difícil de creer, al punto tal que Colón no gana como visitante desde el 14 de mayo del 2018.

Pero esas cifras alarmantes, de alguna manera se suavizaron con el andar del equipo en la Sudamericana y justamente la final con Independiente del Valle fue disimulando todo lo mal que hizo Colón en la competencia local.

LEER MÁS: Diego Moiraghi, una nueva alternativa para la defensa de Colón

No caben dudas que el club hizo historia al posicionarse en el ámbito internacional y en gran parte fue por la inigualable movilización popular. El hincha fue el gran protagonista de ese partido que resultó el más importante en los 114 años de vida.

Pero a su vez, no se puede soslayar que los jugadores no acompañaron esa muestra inconmensurable de afecto y aguante. El equipo no estuvo a la altura de los hinchas en el cotejo ante los ecuatorianos y esa derrota implicó un golpe psicológico que repercutió en el final de este 2019.

Luego de esa caída, en la Superliga ganó un partido y perdió los tres últimos dejando una imagen absolutamente reprochable. Como ejemplo el partido ante Aldosivi en el que Lavallén dejó de ser el entrenador.

El andar en la Copa Argentina fue aceptable, llegó a cuartos de final y quedó eliminado en la serie desde los 12 pasos ante Estudiantes de Buenos Aires. Pero en ese momento el único objetivo era la Sudamericana y por ese motivo las derrotas se analizaban de un modo diferente.

LEER MÁS: Colón jugará tres amistosos de pretemporada

Hasta el 9 de noviembre todo era color de rosa en Colón y no era para menos, tenía a su alcance la primera estrella, la chance de jugar Copa Libertadores y el Mundial de Clubes. Y 90' minutos después se quedó sin nada y volviendo a contar las monedas para sobrevivir en la lucha diaria de los promedios.

Embed

En consecuencia, resulta complicado hacer un balance y ser certero en la calificación de si fue bueno o malo. Algunos se quedarán con el vaso medio lleno, ese que indica que Colón llegó a la final de la Copa Sudamericana, otros observarán el vaso medio vacío que marca que no se logró el título y que ahora con calculadora en mano debe hacer números para seguir en Primera.

Habrá conclusiones para todos los gustos, porque en fútbol nadie tiene la verdad y en definitiva aquellos que piensen que el 2019 de Colón fue bueno tendrán sus razones válidas y los que estén en la vereda de enfrente también contarán con argumentos razonables para sostener su idea.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario