Colón

Colón entre la ilusión y la realidad futbolística

Colón está en semifinales y a dos partidos de ser campeón. Pero más allá de este contexto que genera una enorme ilusión, hay varias cosas por mejorar

Lunes 17 de Mayo de 2021

Los resultados dominan el fútbol, son incuestionables y habitualmente se dice que el que gana tiene razón. Muchas veces las estadísticas no van de la mano con el juego y el fútbol tiene la particularidad, de que un equipo puede ganar sin jugar mejor que su rival. Algo que no sucede en otro deporte.

Pero además esta Copa de la Liga, le permite a un equipo llegar a la final empatando dos partidos en los 90' y ganando la serie desde los 12 pasos. Esta nueva modalidad de competencia, hace que un equipo como Colón que ganó dos de sus últimos nueve partidos esté en semifinales.

O Independiente que clasificó en la última fecha y por penales superó a Estudiantes. De nada le sirvió a Vélez ser el mejor equipo en fase regular donde sumó 31 puntos. Y quedó eliminado por penales ante Racing, injusticias que se producen en este tipo de competencia. Y por eso como nunca, es una posibilidad histórica para Colón.

LEER MÁS: Colón y el aura de Burián, el Pulga y los penales

La realidad marca que el Sabalero está a dos partidos de ser campeón. Y eso es incuestionable, pero está claro que debe mejorar y mucho pensando en la semifinal ante Independiente. Colón no está jugando bien, y por momentos es superado por su rival. Se observó un equipo largo, que dejó jugar al rival y que le manejen el balón.

Y encima, en los últimos encuentros, a excepción de lo sucedido con Arsenal, Eduardo Domínguez demoró los cambios o cuando los hizo fue para replegar aún más al equipo. El único entendible fue el Facundo Mura por Wilson Morelo, dado que Colón se había quedado con 10 jugadores por la expulsión de Eric Meza.

Por momentos, el equipo tiene como único argumento la pegada de Luis Rodríguez en la pelota quieta. Apuesta al retroceso y en una jugada aislada convertir. De hecho, los últimos goles de Colón llegaron por alguna acción puntual, pero no por el funcionamiento colectivo.

LEER MÁS: Los jugadores de Colón que están en capilla para la final

El equipo se tornó previsible y además perdió solidez defensiva. Le llegan y le convierten y sino la figura es su arquero Leonardo Burián. No es casualidad que de los útimos nueve partidos, apenas ganó dos, ante Platense y frente a un equipo suplente de Arsenal.

Los cinco triunfos consecutivos le permitieron a Colón sacar una ventaja importante y asegurarse la clasificación a los cuartos de final. El bajón futbolístico, lo sobrellevó con esos puntos obtenidos en el inicio del torneo. Por ello, hoy Colón sin jugar bien y con una seguidilla de partidos cuestionables, está a dos partidos de ser campeón.

Por ahora, le alcanza con la sobriedad de Burián, la pegada del Pulga, el empuje de Aliendro y algunas cosas más. Pero para las semifinales y una posible final, debe dar más. Porque no siempre el azar estará de su lado, Domínguez y los jugadores lo saben. Y en consecuencia, tiene que volver a ser el equipo de las primeras fechas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario