Colón

Colón vive en un silencio que aturde

En Colón pasaron demasiadas cosas en poco tiempo y nunca existió una explicación oficial, al punto de que José Vignatti hace meses que no habla públicamente

Lunes 12 de Septiembre de 2022

En los últimos tiempos Colón se acostumbró a vivir en silencio. Nadie comunica nada ni explica nada, los hechos se suceden sin mediar explicación alguna. El presidente sabalero José Vignatti hace un par de meses que no se manifiesta de manera pública.

Su prolongado silencio incluye la salida de dos entrenadores. Se fue Julio César Falcioni y el presidente no habló, llegó Sergio Rondina y tampoco lo hizo. Se marchó el Huevo Rondina y el silenzio stampa se mantuvo. Se hizo cargo del plantel Adrián Marini, pero no hubo confirmación oficial de ningún tipo, respecto a su continuidad.

En el mercado de pases, Rodrigo Aliendro se fue antes de jugar los octavos de final de la Copa Libertadores, teniendo contrato hasta el 30 de junio. Lucas Beltrán jugó un solo partido ante Atlético Tucumán y no estuvo más en la consideración. Nadie explicó estas negociaciones. El arquero más importante de la historia, Leonardo Burián emigró de la noche a la mañana para irse a Vélez.

LEER MÁS: ¿Marini apuesta por la dupla ofensiva del Colón campeón?

Después nos enteramos por intermedio de River de lo que Colón percibió por ambas negociaciones y por la venta del 25% de Alex Vigo. Se mandó a tapar el mural en homenaje a la final de la Copa Sudamericana, por una foto entre Germán Lerche y Marcos Camino. Al menos eso es lo que se supone, ya que no hubo explicación oficial.

Nadie se hizo cargo por el armado del plantel, tampoco lo hizo el secretario deportivo Mario Sciacqua. Trascendió que presentó la renuncia y que Vignatti se la rechazó. Pero siempre se trata de informaciones extraoficiales. Colón vive en un mundo de suposiciones y especulaciones.

Al no haber comunicación oficial de ningún tipo, nada tiene un grado de certeza. El silencio a esta altura aturde y está claro que los socios e hinchas de Colón merecen alguna explicación. No solo tienen obligaciones, como por ejemplo pagar la cuota, sino también derechos. Entre ellos, ser informados de las gestiones de gobierno.

LEER MÁS: Adrián Marini analiza pasar la escoba en Colón

El propio Vignatti tuvo un accidente con su camioneta, pero más allá de la información que trascendió, tampoco hubo una comunicación oficial por parte de Colón o la palabra misma del máximo dirigente. Hace unas semanas se especuló con una conferencia de prensa, que finalmente no se realizó.

Colón suma tres derrotas consecutivas y el equipo marcha en la 25ª posición de la tabla con 18 puntos y una efectividad del 33%. Está 11 puntos por debajo del último equipo clasificado a la Copa Sudamericana y a esta altura es casi una quimera que el año próximo juegue alguna Copa internacional.

Así las cosas y a poco más de un año de salir campeón, Colón está sumergido en una crisis futbolística, pero que también abarca lo institucional. Una cosa va de la mano de la otra y la sensación es que en la actualidad reina la confusión. No existe un plan claro para salir de la coyuntura, o al menos eso es lo que parece.

LEER MÁS: La nefasta racha que Facundo Farías cortó en Colón

En este momento y teniendo en cuenta la importancia y la centralidad que posee Vignatti, sería saludable que el presidente rojinegro tome la palabra. El dirigente más importante en la historia de Colón está obligado a dar explicaciones. Y es indudable que el hincha lo está esperando.

Se sucedieron demasiadas cosas en tan poco tiempo que merecen una voz oficial. No se puede apelar al silencio cuando la mano viene torcida. En los momentos malos es cuando más presente deben estar aquellos que conducen las riendas de la institución.

Colón está huérfano de explicaciones y el club parece andar con el piloto automático. Está claro que si Vignatti habla no se van a solucionar los problemas futbolísticos, pero al menos se trataría de un gesto importante. El silencio nunca es salud y mucho menos para este momento del club.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario