Colón

El mérito de Lavallén y su cuerpo técnico

Más allá de los resultados dispares, Colón en 50 días jugó 10 partidos y hubo tan solo un lesionado (Alex Vigo)

Martes 03 de Septiembre de 2019

El plantel sabalero arrancó la competencia el jueves 11 de julio cuando disputó el partido de ida por los octavos de final de la Copa Sudamericana. Una semana después llegó la revancha y el 27 de julio debutó en la Superliga ante Patronato.

Desde el 11 de julio al 1 de septiembre, Colón disputó 10 encuentros, cinco por Superliga, cuatro por Copa Sudamericana y uno por Copa Argentina. En 52 días protagonizó una decena de encuentros, uno cada cinco días.

Y lo más positivo resultó que en esa seguidilla de partidos que incluyó un viaje extenso a Venezuela, apenas hubo un lesionado que fue Alex Vigo con un problema muscular (desgarro) en el partido revancha ante el Zulia.

LEER MÁS: Colón jugará el martes 10 de septiembre por Copa Argentina

Si bien Luis Rodríguez no estuvo en el debut ante Patronato, fue por una decisión del cuerpo técnico de cuidarlo aunque el jugador quería estar. Por lo cual no fue una lesión sino que arrastraba una dolencia.

De hecho, los jugadores que no estuvieron a disposición del cuerpo técnico en los últimos tiempos fueron por distintos motivos. El 5 de julio Gabriel Esparza se lesionó en un amistoso ante Patronato sufriendo un esguince de grado 3 en el tobillo izquierdo.

Y en los últimos encuentros no estuvo a disposición Guillermo Celis producto de una neumonía. El volante cafetero fue desafectado a último momento de la revancha frente al Zulia. Y volverá a jugar este miércoles por Copa Santa Fe.

LEER MÁS: El motivo por el cual Lavallén restrasó la vuelta al trabajo

El mérito de Lavallén y su cuerpo técnico, principalmente de los dos preparadores físicos Diego Busti y Juan Cruz Mónaco fue el de administrar las cargas y las energías de un plantel con varios jugadores por encima de los 30 años (Burián, Fritzler, Rodríguez, Morelo, Díaz y Estigarribia).

De allí la rotación que muchas veces fue cuestionada, pero que tenía como objetivo preservar a los jugadores para afrontar una agenda cargada. De hecho, Colón jugará seis partidos desde el 10 de septiembre hasta fin de mes. Y para ello es fundamental una buena preparación física como hasta aquí logró el plantel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario