Colón

Vignatti y la frase sobre el Pulga que cobra mayor vigencia

El 30 de junio el Pulga Rodríguez vence su contrato con Colón. Las negociaciones para renovar el vínculo estaban avanzadas, pero el jugador vuelve hoy a Tucumán

Miércoles 23 de Junio de 2021

Hace unos días el presidente de Colón José Vignatti en declaraciones a un medio de Buenos Aires afirmaba "El Pulga es muy inteligente dentro de la cancha, pero con la lapicera en la mano es mucho más inteligente". Dando a entender la habilidad del jugador a la hora de negociar su contrato.

Y la realidad indica que en todos los mercados de pases, el nombre del Pulga Rodríguez generó incertidumbre. Y en mucho contribuyó el jugador con respuestas contundentes y en otros momentos con interrogantes que tardó demasiado en dilucidar.

Fueron varias las veces que amagó con irse, aunque en enero de este año fue categórico afirmando "Le pido a José (Vignatti) que me deje salir por la misma puerta grande que entré hace dos años a Colón. Me vine de Tucumán para salir campeón con Colón, lo dejé todo, falté sólo un par de partidos y siempre jugué. Nunca puse ninguna excusa. Me gustaría la despedida al lado de Vignatti en una rueda de prensa".

LEER MÁS: Mario Leito: "El Pulga nos dijo que hoy vuelve a Tucumán"

Para luego agregar: "Yo no creo que a Colón le sirva pagarme el sueldo para verme trotar alrededor de la cancha hasta junio. No le va a servir al club, al técnico, al grupo ni a mí. Sería una falta de respeto que Vignatti me pida que deje un dinero, yo tengo 36 años, a mí no me va a comprar el PSG. Yo cuando vine a Colón, sólo vine por el sueldo y nada más".

Y finalizó: "Todos cobraron e incluso yo resigné el 15 por ciento de mi bolsillo. Que no vean fantasmas, no es que me quiero ir porque tengo un pre-contrato en otro lado. Capaz me voy de Santa Fe y me quedo en Simoca sin hacer nada. No tengo energía, di todo lo que tenía para salir campeón y no se dio. Mi cabeza ya está en otro lado".

Lo cierto es que de pensar en un ciclo terminado, el jugador se quedó y fue la figura de Colón que por primera vez en 116 años fue campeón. Esa postura se modificó, ya que la dirigencia no lo dejó ir ya que en caso de hacerlo le pedía un resarcimiento económico que el jugador no quizo hacer frente.

LEER MÁS: Boca busca un defensor y miró de reojo en Colón

Rodríguez continuó por obligación y no por convicción, pero la postura férrea por parte de la dirigencia fue perfecta, dado que lograron retener al jugador y el resto lo hizo el propio Pulga con actuaciones superlativas y también el entrenador Eduardo Domínguez.

Una vez conseguido el campeonato, el oriundo de Simoca mantuvo el interrogante respecto a su futuro. Negoció con Gimnasia y se menciona que le habría dado la palabra a la dirigencia del Lobo, pero luego cambió de parecer. A la par se sentó a dialogar con Atlético Tucumán y el pasado sábado retornó a Santa Fe para intentar arreglar su continuidad en Colón.

En pocos días negoció con tres clubes y su firma con el Sabalero se estiró en el tiempo. Se avanzó y mucho para seguir vistiendo la camiseta rojinegra, pero hasta este miércoles quedaban cuestiones por solucionar. Y en horas de la mañana la sorpresa llegó con la información de que el Pulga se volvía a Tucumán.

LEER MÁS: "La nueva camiseta de Colón tendrá el parche dorado"

El jugador charló con Eduardo Domínguez, le pidió autorización y el DT se la concedió. Por ello, en declaraciones a CNN Radio Tucumán, Mario Leito, presidente del Decano confirmó esta noticia y afirmó que este jueves se iban a juntar con el Pulga para tratar de llegar a un acuerdo.

El goleador dejó todo en manos de su representante Roberto San Juan y una vez que exista un acuerdo con Colón retornaría a Santa Fe. Una clara estrategia de meter presión y apurar a la dirigencia sabalera. Por ello se filtró también lo de la reunión que mantendría con la directiva de Atlético Tucumán.

Lo cierto es que una vez más el nombre de Luis Miguel Rodríguez rebota en todos lados. Y la frase de Vignatti cobra aún más vigencia. Sino no se entiende que el jugador aún con contrato vigente retorne a Tucumán. Lo lógico sería que se quede hasta el 30 y si no llega a un acuerdo ahí sí tome una decisión.

LEER MÁS: Bernardi: "Estoy con la cabeza puesta en Colón"

Pero si las negociaciones están avanzadas, no hay razón para que tome esa medida. Por lo cual, está muy claro que es una forma de presionar a los directivos, sabiendo también de la oferta que tiene por parte de Atlético Tucumán. El Pulga juega dentro y fuera de la cancha y gambetea a dirigentes con la misma facilidad que a jugadores rivales.

Astuto como pocos y consciente de sus condiciones y de lo que genera, hace valer el peso específico que tiene. En muchos casos con razón y en otros con actitudes que desconciertan y que son difíciles de explicar. Pero eso es el Pulga, un jugador de notable jerarquía, que tiene luz propia, pero que nunca se sabe para donde arrancará.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario