Santa Fe

"Familia de perversos": se agravan las denuncias de abuso en Rincón

Son 14 las víctimas de la pareja de entrenadores de Rincón que quedó detenida hoy. Revelan cómo fue el intento de fuga del entrenador hasta que lo atrapó la policía.

Jueves 29 de Julio de 2021

Esta tarde el juez Gabriel Candioti ordenó que los entrenadores deportivos Walter Sales Rubio de 42 años y su pareja, Sheila N. A. de 30 años queden en prisión preventiva y fueron imputados por nueve delitos más. El Ministerio Público de la Acusación les impuso la calificación de abuso sexual con acceso carnal, abuso sexual simple agravado, abuso sexual gravemente ultrajante, corrupción de menores, todos los hechos agravados por ser guardadores al ser educadores. En total son 14 denunciantes, hasta hoy, varones (tres) y mujeres (11) de San José del Rincón y de una localidad de Entre Ríos. Investigan más testimonios, y podrían sumarse más casos. Al hombre se lo acusó de autoría en todos los casos y la mujer en 11.

Sales Rubio es un reconocido entrenador de triatlón, al igual que su pareja que es su ayudante, de la ciudad costera. Reclutaba deportistas adolescentes, y de otras edades, para competencias. Hasta el momento 13 de las víctimas son mayores de edad y los abusos ocurrieron cuando eran niñas o niños y/o adolescentes de entre 11 y 15 años. Una sería mayor de edad al momento de padecer los ilícitos. El lapso de todos los abusos va desde el 2010 hasta el último tiempo. El lugar en que se cometieron los hechos, según señalaron familiares de las víctimas y fuentes judiciales a UNO Santa Fe, fue la casa en la que convivía la pareja. Allí había un espacio para el entrenamiento al que llamaban "El Pozo", cerca de la plaza principal y de la playa que da al río Colastiné donde se hacía natación. Y donde, en temporadas de preparación de eventos deportivos, muchos estudiantes se quedaban a dormir. También ocurrieron los delitos en sitios en los que paraban durante viajes deportivos.

• LEER MÁS: Conmoción en Rincón por cuatro referentes deportivos detenidos por múltiples abusos sexuales

"El modus operandi del imputado coincide en los testimonios. La prueba más importante en este tipo de casos son aquellas de corroboraciones: cuándo viajaban, con quienes, cuándo estaban solos, cuándo uno de los imputados estaba con los menores y cuándo estaban los dos. Se pueden conseguir informaciones de corroboración que siempre es muy importante porque son tipos de delitos donde siempre los imputados buscan la ausencia de testigos. Entonces tener acreditado tiempo, modo y lugar, detalles de la víctima que cuente por ejemplo que salió llorando de determinado lugar, y que alguien la haya visto permite corroborar su relato", explicó sobre el caso el fiscal a cargo de la investigación, Matías Broggi. Además agregó que de las 14 denuncias, hay casos que fueron de una sola ocasión, y otros que se prolongó en el tiempo, incluso durante años. Y agregó: "Me contacté con todas las víctimas que pude, seguimos investigando, tienen que saber que van a ser escuchadas".

• LEER MÁS: Detuvieron a la hermana de uno de los detenidos por los casos de abuso sexual en Rincón

Fuera de Tribunales, se concentró una multitud de víctimas, sus familiares, amistades y activistas que fueron en apoyo. Hubo grandes carteles amarillos con el pedido de justicia, "con lxs niñxs no", "basta de abusos sexuales infantiles". Asimismo se publicó en los mismos los nombres, apellidos y fotos de los imputados y de sus convivientes. La audiencia fue doble ya que se llevó adelante el planteo de prisión preventiva y de ampliación de la imputación, y duró cerca de tres horas. Hablaron ante el juez ocho de las víctimas totales. La mujer detenida e imputada, a través de su abogado defensor, advirtió que es otra víctima del hombre. Broggi señaló que con la cantidad de víctimas y los graves delitos, a Sales Rubio le corresponde una pena que podría ir de los ocho a los 50 años.

• LEER MÁS: Rincón: quemaron la casa de un preso por abuso sexual

Esta misma tarde se entregó S. D. A. de 26 años en la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas, hermana de Sheila N.A., que era buscada por la policía. Apareció con su abogado defensor y quedó detenida hasta que se realice la audiencia imputativa y de prisión preventiva que probablemente sea este fin de semana. Se le atribuye la autoría de al menos tres delitos sexuales.

rincon entrenadores abusadores 1.jpg
Multitudinaria concentración pidiendo justicia por las víctimas de abuso sexual en Rincón.

Multitudinaria concentración pidiendo justicia por las víctimas de abuso sexual en Rincón.

Sales Rubio además es inspector de tránsito de la Municipalidad de Rincón. Belén Inalbón, a cargo del área de género de esa ciudad, dijo a UNO sobre la situación del hombre como empleado público: "la ley lo que marca es que cualquier trabajador municipal implicado en una causa penal debe seguir ciertos pasos. Una vez que le dan la preventiva se hace una cesantía. Y se desvincula una vez finalizado el juicio si tiene que cumplir una pena. Se están siguiendo absolutamente todos los pasos y de hecho estamos en comunicación también y trabajando con quienes eran sus compañeros de trabajo. Todo esto generó una gran movilización comunitaria, vecinal, familiar, personal. Entonces de a poco y no tan de a poco estamos tratando de dar espacios de escucha”.

Tanto las víctimas, como sus allegados, activistas feministas y fuentes judiciales sostienen que hay más víctimas que aún no denunciaron. Al ser consultada Inalbón sobre qué se puede transmitir desde la dirección de género de la Municipalidad para estas personas, respondió: “el área no queda en la sede del palacio municipal, sino en San Martín 1467, donde pueden acercarse. Hay un equipo interdisciplinario que las va a estar esperando, pueden ir espontáneamente, estamos de 8 a 13. Serán recibidas en el marco de lo que establece la ley nuestro trabajo que es la confidencialidad, es poder pensar con ellas, es reforzar que la denuncia para la persona que sufrió un abuso siempre tiene que primar que se trata de un derecho y no de una obligación. Cada una sus tiempos. La idea es que vengan a charlar y a partir de ahí ver cómo la podemos acompañar, si somos nosotros u otra persona, con quién se siente más cómoda. También poder informar de todas las estrategias o de todos los canales institucionales existentes tanto para la denuncia como para medidas de protección u otros dispositivos o programas que estén vinculados a cada situación específica”.

• LEER MÁS: La historia de una familia entera de Rincón que logró la condena de su padre abusador

Rodeado

UNO Santa Fe pudo conocer a través de diversas fuentes de vecinos del imputado, activistas, familiares de víctimas y por fuentes judiciales la secuencia desde la primera denuncia hasta el incendio de la vivienda de la pareja, pasando por su detención. La primera víctima se acercó a la justicia el lunes 19 de julio de este mes, en un contexto de acompañamiento de parte de la nueva agrupación Pañuelos Amarillos Rincón, que busca luchar contra los abusos sexuales infantiles y difundir la problemática.

Al hacerse conocida en la ciudad esta situación que apuntaba directamente contra Sales Rubio, se sumaron con el correr de los días tres denuncias más hasta llegar al jueves de la semana pasada. Ese día, acorralado, acudió a una familia conocida que vive cerca de la casa que compartía con Sheila N.A. y parientes ella. Les habría dicho que estaba en problemas, por acusaciones falsas, y que lo estaban buscando allegados de las denunciantes. Ante la sorpresa de la situación con alguien de supuesta confianza, lo contuvieron brevemente. Hasta que habló una integrante de esta familia amiga y lo acusó también de abuso hacia ella. Se escapó de ahí corriendo por las calles de la ciudad donde finalmente fue atrapado por la policía local que por esas horas lo estaba buscando. La mujer fue detenida en la casa de ambos.

Con cinco denuncias totales, más personas se sumaron progresivamente a dar sus testimonios y contar lo que la pareja de entrenadores les había hecho. La bronca creció al reconocer socialmente la gravedad y magnitud de los hechos. Se convocó a una concentración desde Pañuelos Amarillos en la plaza central de Rincón el viernes pasado con el fin de animar a más víctimas a denunciar y transmitirles que serían acompañadas. El encuentro terminó en una marcha que fue primero hasta la vivienda de la pareja de entrenadores, y luego hasta la ruta 1 a la altura de la entrada a la ciudad costera. Los gritos de dolor eran claros: “basta de violadores”, “infancias sin abusos”, “con lxs niñxs no”.

“Depositamos nuestra confianza en ellos, porque eran profesores, por el deporte, y lo que les hicieron a nuestros hijos no tiene nombre. Los queremos presos, que no estén nunca más en la calle, que no puedan dañar a otros niños”, expresaron a este medio familiares de las víctimas. Después de tanto tiempo, y de tanta soledad en un hecho tan cruel, las denunciantes se encontraron. No estaban solas, ni eran las únicas.

Aparecieron más, y el dolor puede ser insoportable. Más vecinos tomaron conocimiento, y hasta se encontraron con el horror en sus propias casas. El domingo por la noche un grupo de personas se acercó a la vivienda de Sales Rubio y la prendieron fuego. Actuaron bomberos y policías. Desde el lunes se realizaron varias requisas y procedimientos para dar con la hermana de Sheila N.A.. Algunas víctimas señalan a una persona más del clan familiar como partícipe.

Las denuncias continúan apareciendo. Hasta el momento el Ministerio Público de la Acusación analizó 14, que fueron las que se presentaron en las audiencias imputativas y por las que la pareja quedó en prisión preventiva. Se encuentran en investigación varias más. En las últimas horas se presentaron algunas de la localidad de La Paz, Entre Ríos, donde Sales Rubio tenía actividad deportiva.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario