Ovación

Barcelona destrozó a Real Madrid con un implacable Suárez

Sin Messi, los catalanes se impusieron por 5 a 1, con tres goles del uruguayo, uno de Coutinho y otro de Vidal. Marcelo descontó para el Merengue

Domingo 28 de Octubre de 2018

El líder y último campeón de la Liga española de fútbol, Barcelona, no extrañó al argentino Lionel Messi y vapuleó este domingo a Real Madrid con una goleada por 5 a 1 en el clásico que se disputó en el Camp Nou, por la 11ª fecha de la Liga de España.

Pese al abultado marcador, el vibrante duelo del Camp Nou tuvo dos parciales bien diferenciados. El primero fue claramente de un Barcelona que, consciente de la fragilidad de Real Madrid y de la delicada situación de su entrenador, acorraló a los blancos desde la presión y se fue a la pausa con un claro 2-0.

Embed

Los goles del brasileño Philippe Coutinho, en el minuto 11, y de Suárez, en el 30', de penal, ilustraron apenas la apabullante superioridad de los azulgrana frente a un Real Madrid noqueado, inánime y sin capacidad de reacción. El segundo fue, principalmente, de los blancos que, heridos en su orgullo, y espoleados también por su amenazado entrenador, tomaron el control del encuentro, recortaron distancias por medio de Marcelo en el 50' y amenazaron con empatar.

Suárez, con un doblete en los minutos de menor superioridad (75' y 83') del campeón español, frustró el decidido intento de remonte de los blancos. El chileno Arturo vidal, en el 87', lo remató. Con goleada frente al archirrival, el Barcelona recuperó la cima de la Liga española y relegó a los blancos al noveno lugar.

Aparentemente sentenciado desde antes que el Real Madrid compareciera en la fría tarde barcelonesa, Lopetegui pudo vivir sus últimos minutos como entrenador del Real Madrid en el Camp Nou. El bochornoso resultado fue, quizá, un castigo excesivo para el ex seleccionador español, que tras la pausa, buscando el remonte, arriesgó. La entrada de Lucas Vázquez en el lugar de Raphael Varane fue un desesperado intento por recuperar a un equipo que, revivió durante 20 minutos, y, después, de nuevo desfalleció.

El segundo gol de Suárez, en los momentos de mayor dominio del Real Madrid, fue todo un mazazo para un grupo que evidenció su fragilidad. Los blancos pudieron igualar el duelo en dos remates de Gareth Bale y de Karim Benzema que se estrellaron en el palo, cuando los dirigidos por Ernesto Valverde peor defendían.

Embed

¿Te gustó la nota?