Santa Fe

Los gremios estatales suben el tono por el cronograma de pagos

La mayoría de los sindicatos de la educación, la salud y la administración central pidieron revisar el esquema de pago de salarios que finaliza el 15 de enero. En Rosario, ATE convocó a manifestarse frente a la sede de Gobierno

Miércoles 01 de Enero de 2020

El gobierno oficializó el cronograma de pago de haberes a los agentes públicos en las primeras horas del martes 31 de diciembre. En cuestión de horas la mayoría de los gremios públicos reclamaron rever el esquema oficial de la provincia para abonar los salarios ya que había varios turnos que cobraban después del 10 de enero, cuando vencen la mayoría de las obligaciones, y los últimos en hacerse de su sueldo tienen fecha para el 15 de enero.

El primero en levantar la voz en Santa Fe fue Amsafé La Capital, que minutos antes de las 8 del mismo martes 31 ya había emitido un comunicado rechazando el cronograma dispuesto por el gobierno provincial y exigiendo "a las autoridades por la urgente revisión del cronograma de cobro, que excede ampliamente lo señalado por la ley en cuanto al pago de haberes dentro de los primeros cinco días hábiles de cada mes".

Embed

Luego se expresaron ATE Santa Fe, UPCN, Sadop y UDA, entre otros. Pero en la ciudad de Rosario, también se expresaron estos gremios y subieron el tono de la discusión justo en el mes en que el gobernador Omar Perotti había decidido implementar el receso administrativo para todos los empleados públicos.

ATE Rosario expresó en un comunicado su "enérgico rechazo a la extensión del cronograma de pagos" y convocó para este jueves, a las 10, en la sede de Rosario de Gobernación, a exigir junto a otros gremios provinciales "que se revierta esta medida que atenta claramente contra los derechos de los trabajadores".

"Antecedentes de medidas como estas se registran a mediados de los 90, en la época de ajuste neoliberal en la provincia con la aplicación de la ley de emergencia", resaltaron en la misiva que llegó a los medios de comunicación.

En Santa Fe el mismo gremio fue más prudente. En un comunicado aseguraron que representantes del Consejo Directivo Provincial de ATE se pusieron en contacto con las máximas autoridades del Poder Ejecutivo de la Provincia y solicitaron que se adelanten los últimos turnos establecidos.

Según ATE Santa Fe, "es decisión del gobernador destinar todos los recursos económicos que dispone la provincia al pago de haberes, dándole prioridad por sobre otras obligaciones contractuales o de pago a terceros. Del mismo modo informaron que se evitará todo tipo de mora o pago de intereses relacionado a impuestos y/o servicios provinciales y se harán gestiones para la reprogramación de los vencimientos bancarios".

Tanto UDA Santa Fe como Siprus Rosario se refirieron a la situación con preocupación y se quejaron de que "los trabajadores sean la variable de ajuste". En tanto, UPCN Santa Fe expresaron su "preocupación y molestia por parte de nuestros representados por la extensión del mismo". Además, reclamaron a las autoridades la reprogramación del calendario impositivo, así como también gestionar ante las autoridades del Banco de Santa Fe para que reprogramen los vencimientos de tarjetas y otros servicios".

Ya se piensa en las paritarias

Por su parte, Sonia Alesso, secretaria general de CTERA y Amsafé, sostuvo en medios rosarinos: "Hemos rechazado el cronograma de pagos porque, en primer lugar, no cumple con la ley y se está afectando a los que menos tienen. Además agudiza nuestra situación, ya veníamos cobrando con retraso".

Además, le dijo a Radio 2 de Rosario que Amsafé va a plantear "que continúe la cláusula gatillo, que no es perfecta pero es una herramienta para no perder poder adquisitivo".

Si bien el propio ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig consideró apresurado estar hablando de paritarias a principio de enero, también anticipó esta semana que "se vienen tiempos de discusión distinta" en materia salarial.

· LEER MÁS: Michlig: "Me parece muy aventurado hablar hoy de cómo serán las próximas paritarias"

Lo cierto es que el ministro de Economía de la provincia, Walter Agosto, puso en duda la continuidad de la cláusula gatillo en la mesa de negociación salarial que comenzará aproximadamente dentro de un mes. El funcionario anticipó, a mediados de diciembre, que en el contexto económico que tiene la provincia "no es posible financieramente una cláusula gatillo pidiéndole recursos al Banco de Santa Fe, que es lo que está ocurriendo en este momento".

Sin embargo, la mayoría de los gremios que representan a los trabajadores públicos no se mostraron dispuestos a ceder terreno. Ante las declaraciones de Agosto los docentes salieron a reivindicar esa "herramienta que sostiene el poder adquisitivo de los trabajadores". Mientras que el secretario General de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) Santa Fe, Claudio Leoni consideró, en diálogo con UNO Santa Fe, que "el ministro Agosto se apresuró" a darle de baja a la cláusula gatillo.

En un contexto de crisis económica y de un proceso inflacionario que supera el 50 por ciento anual, cualquier novedad relacionada a lo salarial, como puede ser el anuncio de un extenso cronograma de pagos, parece anticipar el clima que se vivirá en las paritarias, que ya están a la vuelta de la esquina.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario