Santa Fe

A horas de un nuevo paro docente vuelve la negociación paritaria

El gobierno se reunirá este lunes con docentes y estatales. Ambos encuentros serán a las 13. Los maestros dicen que es difícil levantar el paro del martes y miércoles, aunque no lo descartan

Domingo 10 de Marzo de 2019

Este lunes el gobierno provincial retoma la discusión salarial con los docentes y con los agentes estatales luego del primer paro de 48 horas de los maestros que retrasó el inicio de clases para este lunes.

Ambos encuentros serán a las 13, pero en diferentes lugares. Con ATE y UPCN la reunión será en Casa de Gobierno, mientras que con los gremios docentes será en el Ministerio de Trabajo, en calle Rivadavia 3049.

La negociación más compleja es con los maestros que, disconformes con los ofrecimientos del gobierno provincial decidieron poner en marcha un plan de lucha y no iniciar las clases el 6 de marzo pasado. En una votación con amplia mayoría de los docentes públicos se definieron dos paros de 48 horas. El primero para el miércoles y jueves de la semana pasada; el segundo para este martes y miércoles.

Con el nuevo paro prácticamente encima, el gobierno provincial intentará reencauzar la negociación en la reunión de este lunes. Pero los tiempos apremian y parece muy difícil que los docentes levanten la medida de fuerza porque el tiempo es escaso para los mecanismos de votación que tiene Amsafé.

Ante la pregunta de UNO Santa Fe sobre las posibilidades de levantar el paro de 48 horas programado para esta semana, el secretario adjunto de Amsafé, José Testoni, dijo: "Nosotros creemos que no hay posibilidades. Es un paro votado. Pero si mañana (por este lunes) es un día de grandes novedades por parte del gobierno, las escucharemos y las pondremos a consideración de los delegados que ya están convocados para la tarde, después de la paritaria, para tomar las decisiones que haya que tomar".

"El paro está totalmente ratificado porque no nos ofrecieron nada", agregó e insistió: "Es muy difícil levantar el paro, pero no lo queremos descartar porque tal vez el gobierno rectifique diametralmente su posición con respecto a la propuesta".

"Conocer los problemas, los conocen. Nosotros al salir de la paritaria vamos a estar con los delegados de las seccionales que están todos convocados para tomar las decisiones que haya que tomar. Pero a priori es muy difícil que haya una situación diferente de parte del gobierno provincial", añadió el sindicalista.

Desde el último encuentro hubo avances en las comisiones técnicas que mantienen el gobierno y los gremios docentes donde se viene trabajando en cuestiones referidas a la carrera docente y a salud y seguridad de los trabajadores. Pero en lo salarial no hubo ni siquiera encuentros informales para intentar destrabar el conflicto. Ese es el principal fundamento del escepticismo gremial para pensar que este lunes puedan tener elementos para levantar el paro.

Los docentes ven un escenario inflacionario similar al de 2018 y por eso están reclamando que la cláusula de actualización salarial no tenga condicionante alguno. Pero también quieren que el gobierno ponga sobre la mesa una propuesta para solventar el costo laboral docente, ya que hay trabajadores que tienen que viajar kilómetros para dar clases.

La mesa de negociaciones

A diferencia de lo que sucede a nivel nacional donde el Ejecutivo se niega a convocar a paritarias, los representantes de los maestros aseguran que reconocen la voluntad del gobierno provincial de volver a convocarlos y de sostener la paritaria. Sin embargo, entienden que la respuesta hasta el momento "fue parcial" y esperan "que sea integral y que contemple las múltiples problemáticas docentes".

En ese sentido, Testoni dijo que desde antes del inicio de las reuniones paritarias ya vienen planteando la necesidad de una recomposición salarial que permita compensar la pérdida de poder adquisitivo "sobre todo de los sectores docentes de más bajos ingresos donde la inflación pega más fuerte".

Según el análisis que hacen desde Amsafé, los rubros como alimentos y bebidas, transporte y servicios públicos aumentaron mucho más que el 50% promedio que estimó el Ipec. En eso basan el pedido de un porcentaje de aumento inicial. Pero también reclaman sostener una cláusula gatillo sin condicionamientos y tener una cobertura del costo laboral docente.

"En otros años fue con el material didáctico, pero este año no hubo nada", afirmó Testoni que explicó que el costo laboral docente es muy alto y "eso no se le cubre a la docencia y el trabajador lo tiene que sacar de su salario".

"El año pasado hicieron un aporte de $670 por cargo por docente en material didáctico. Y para los profesores se pagó el proporcional por horas cátedras. Eso compensaba los $210 que aporta Nación en ese concepto. Hoy una resma de hojas sale $500. ¿qué docente no gasta una resma de hojas? Ahí hay una clara diferencia con los trabajadores de otros sectores que llegan a su oficina y tienen los elementos para trabajar", graficó Testoni.

Luego se quejó: "La primera respuesta del gobierno es el ajuste y no busca nuevos mecanismos. El gobierno le traslada a la docencia el ajuste por situaciones que la docencia no generó y le piden a la docencia que sostenga su trabajo como si no hubiera pasado nada. Ahí es donde empiezan las disidencias profundas".

Según los números de Amsafé, un maestro de grado con entre uno y cinco años de antigüedad en febrero cobró el sueldo de bolsillo de enero de $22.096. Mientras que un director de primera categoría (escuela primaria) cobra $46.000. Un catedrático, un profesor de escuela secundaria que recién se inicia, con 30 horas cátedra, en enero cobró $22.900 de bolsillo.

Calculadora en mano

Desde el gobierno se sacan cuentas y advierten que este año los números pueden llegar a no cerrar. Desde un primer momento el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, dijo que la provincia quiere hacer una propuesta que se pueda comprometer a pagar sin poner en riesgo las arcas provinciales.

Después de un año con inflación desbocada y una severa crisis económica en el país, el gobierno provincial advierte que los recursos no son ilimitados, sino todo lo contrario. La caída de la actividad económica está teniendo su correlato en la capacidad de recaudación de la provincia y abre un signo de interrogación para este 2019.

Con esa curva que comenzó a ser descendente en los últimos meses de 2018, y que parece profundizarse en el primer semestre de este año, los funcionarios propusieron una cláusula gatillo atada a la inflación pero con límites que le pondrá una posible caída de la recaudación. Además, desde el gobierno remarcan que los docentes santafesinos fueron los únicos en el país que no perdieron poder adquisitivo en 2018 y que esa es una buena base para empezar a discutir los salarios de este año.

Ahora habrá que esperar a la reunión de este lunes para saber si sobre la mesa de negociaciones hay una propuesta diferente que destrabe una negociación que arrancó con un paro de 48 horas y que está a punto de tener otro igual este martes y miércoles.


¿Te gustó la nota?