Lagunas santafesinas

Bajante del río, frío y estrés, los factores que producen la mortandad de peces

Una suma de razones hacen que se vean peces muertos en distintas lagunas de la provincia. Se trata de un fenómeno natural. Recomendaciones y protocolos de actuación

Domingo 01 de Septiembre de 2019

En las últimas semanas aquellos que disfrutan de la pesca en las lagunas que ofrece la zona costera de la provincia de Santa Fe comenzaron a ver un escenario triste, peces muertos cerca de las orillas. Frente a esta situación surgieron las preguntas de que si era algo normal o producto de alguna alteración de la naturaleza.

En UNO en la Radio, el biólogo Danilo Demonte quien trabaja para la Dirección de Manejos Sustentables de los Recursos Pesqueros dependiente del Ministerio de Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe, contó el porqué en esta época del año, sus causas, recomendaciones y protocolos de acción que están disponibles para alertar estas situaciones.

"Puntualmente lo que hemos podido ir viendo con el correr del tiempo, tanto nosotros como otros biólogos del país es que se tienen que dar una serie de características o procesos en un mismo momento: poca agua en el río, es decir niveles muy bajos y que haya períodos de frío importantes. Si bien los peces están adaptados a vivir en la zona, pero en las pequeñas lagunas, cuando quedan aislados y hay poca cantidad de agua e inercia térmica y hace mucho frío, los peces empiezan a sufrir como si fueran heladas y se van estresando. Si ocurre un solo día no hay problema, pero cuando se van acumulando días sufriendo estrés, los peces se van debilitando, van perdiendo movilidad, se van al fondo, son atacados por hongos y bacterias y cuando se repite en el tiempo vemos en dichos lugares lo que denominamos mortandad".

salado 2.jpg
Bajante. Así está hoy el río Salado.
Bajante. Así está hoy el río Salado.
salado 3.jpg
Bajante. Así está hoy el río Salado.
Bajante. Así está hoy el río Salado.

En cuanto a si el fenómeno es algo natural o algo para comenzar a preocuparse, Demonte aseguró que "es una cuestión natural, no tiene ningún otro efecto y está históricamente datado. Estas cuestiones, si bien no es que no llamen la atención porque se deben seguir estudiando, son situaciones repetitivas y que pasan anualmente. Es algo que se corrige de manera natural y cuando los ríos suben y las temperaturas se incrementan, vuelve el ciclo normal".

También hizo referencia sobre las especies que se ven afectadas por esta situación "si bien el frío afecta a todas las especies, los primeros que la sufren son la de pequeño porte o más jóvenes, que no pasan los 10 cm y que son más frecuentes en la zona norte, para nosotros los peces denominados machetes o chafalotes. Además lo que debe de tenerse en cuenta es que de mantenerse olas polares en el tiempo no se produzca algún problema con el resto de los tamaños".

"En cuanto a las especies de gran porte o las de la pesca deportiva como sábalo, bogas o tararira, no deben de tener estos inconvenientes, ya que estos peces sintieron la bajante en las lagunas y buscan salir lo más rápido posible de allí y son muy pocos los que quedan dentro de ellas. Hoy en día la pesca está viniendo de los canales y ríos secundarios, lugares donde no se sufre este tipo de inconvenientes".

LEER MÁS: En 60 días, el Paraná bajó 2,67 metros y pronostican que seguirá descendiendo

Putrefacción y hongos

En cuanto a qué se puede encontrar en la zona de la costa dónde se dirigen aquellos amantes de la pesca, Demonte explicó que "se pueden encontrar con cosas que pueden resultarles un poco desagradable como peces en diferentes estados de putrefacción, o agonizando y también algunos de ellos presentan manchones algodonosos, que son un tipo de hongo que los ataca y con lo que nada se puede hacer, ya que es un proceso natural".

También en cuanto a recomendación y por haberse visto en el último tiempo, recomendó: "Se ven algunos peces que al sacarlos del agua tienen algunos puntos rojos, que se trata de bacterias pero que son sensibles y que al ser cocinadas se desnaturalizan, pero de todas maneras lo recomendable, de no ser algo necesario, sería devolverlos al agua y evitar así algún tipo de inconveniente".

• LEER MÁS: Advierten sobre una posible mortandad de peces en los ríos

Protocolos

En caso de detectar alguno de estos fenómenos, el Ministerio de Ministerio de Medio Ambiente recomienda a la población poner en práctica el protocolo de actuación para mortandad de peces, descargando los formularios desde aquí.

Los mismos deberán ser remitidos o entregados en la Dirección General de Manejo Sustentable de los Recursos Pesqueros, Ministerio de Medio Ambiente, en Patricio Cullen 6161 (3000) de la ciudad de Santa Fe, teléfono 0342 4579210, correo electrónico privadamma@santafe.gov.ar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario