Santa Fe

Cardiopatías: las cifras detrás de una polémica decisión que perjudica al Alassia

Desde Nación dicen que “no operaba lo suficiente” y por eso dieron de baja al financiamiento. Cuántas tenían que hacer y cuántas se hicieron

Domingo 17 de Marzo de 2019

Nación dio de baja el financiamiento al Hospital de Niños Doctor Orlando Alassia para las intervenciones cardiovasculares en el tratamiento de cardiopatías congénitas. “No operaban lo suficiente y fueron temporariamente dados de baja hasta que recupere su estándar", explicaron desde la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación (dependiente del Ministerio de Salud y Desarrollo Social) a UNO Santa Fe. Ahora, en gacetilla de prensa, informaron cuál es el número de operaciones que debería haber alcanzado el efector de la capital provincial, receptor de pacientes con esta patología de todo el centro norte y único en la región donde se realizan estas intervenciones. ¿Cuántas se hicieron y cuáles fueron los resultados?

El Alassia no operará cardiopatías congénitas

En 2010 el entonces ministro de Salud de la provincia, Miguel Ángel Cappiello, anunciaba que el Alassia había sido habilitado tras una evaluación rigurosa para formar parte del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas (PNCC), que garantizaba la resolución quirúrgica a todos los niños del país con diagnóstico de la patología y que no tienen obra social. Así la provincia pasó a tener dos Centros Cardiovasculares Tratantes de referencia, ya que el Hospital de Niños Víctor J. Vilela de Rosario (que depende de la Municipalidad de su ciudad) ya estaba adscripto por ese entonces.

En 2011, con un equipo de profesionales capacitados en hospitales de referencia nacional e internacional, el Servicio de Cardiología del Hospital de Niños de la capital de Santa Fe comenzó a realizar intervenciones del nivel 1 de complejidad y más adelante parte del nivel 2, las indicadas para la categoría baja del PNCC que le fue asignado. El mismo tiene además otras dos categorías: media y alta; según equipamiento y cantidad de cirugías que realizan.

Con fecha 2 de noviembre de 2018, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social emitió una declaración donde, en el marco de la reevaluación de los centros tratantes de la patología en el país, determinaba la baja del Registro Nacional de Prestadores para la atención de Cardiopatías Congénitas (y del Programa Nacional) al Alassia, al Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná (Entre Ríos) y al Hospital Municipal de Trauma y Emergencias Dr. Federico Abete de Malvinas Argentinas (Buenos Aires).

Desde el órgano nacional indicaron que la novedad fue comunicada al Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe “hace dos meses”, pero la noticia trascendió esta semana y el miércoles pasado fue publicada en este medio. Desde ese momento provocó repudios y manifestaciones de preocupación por parte de concejales de la ciudad, diputados y senadores provinciales y hasta nacionales. Por su parte, fuentes de la Secretaría de Gobierno de Salud ratificaron la medida y su vigencia actual.

¿Por qué Nación dio de baja al Alassia?

Desde Nación informaron que la decisión fue tomada porque “no realizaban la cantidad de operaciones requeridas de acuerdo a los estándares del programa”. El mismo tiene como norma que los establecimientos realicen un determinado número anual de intervenciones según la categoría a la que pertenecen. En ningún momento hace referencia a los resultados de las mismas.

De esta manera indicaron que el Alassia, como centro de categoría baja, requiere por año “un mínimo de 50 cirugías”. Y según afirman, “la cantidad de intervenciones reportadas (por el efector santafesino) en los últimos cinco años fueron significativamente menores” a este estándar.

No obstante aclaran que este número de referencia debe incluir el total de las intervenciones realizadas para la patología en el efector, es decir no solo las correspondientes al PNCC, sino que es “independiente de que el paciente tenga o no cobertura por obra social o prepaga”. Esto es así porque, según indican desde Nación, “existe una relación directa entre la cantidad de cirugías y los resultados, ante menos cantidad de operaciones, peores resultados quirúrgicos, de acuerdo a la evidencia científica nacional e internacional”.

Cabe agregar que los centros de categoría alta deben hacer “más de 200” cirugías anuales y entre 100 y 200 los de mediana.

¿Cuántas intervenciones se hicieron en los últimos cinco años?

Según un informe con datos oficiales del Servicio de Cardiología, en los últimos cinco años el Alassia realizó 239 intervenciones cardiovasculares por cardiopatías congénitas (cirugías tradicionales y cateterismos). Las mismas corresponden al período comprendido entre mediados de 2013 y 2018. El 75% de estas, aproximadamente, fueron financiadas por el Programa Nacional; el otro 25% corresponde a pacientes con obra social. El promedio anual da así un total de 47, quedando a tres del estándar requerido por Nación; quien por su parte relevó en el efector entre 2012 a 2017, 181 cirugías solo para el PNCC (pacientes sin cobertura).

Si bien los resultados de las intervenciones no serían contemplados en la evaluación de los centros por Salud, cabe destacar que solo se registró en ese tiempo un caso de muerte posquirúrgica en el Alassia, obteniendo así el efector un bajo nivel de mortalidad en este tipo de patología correspondiente a un 0,4%; que es el mínimo aceptable para la complejidad asignada (RACHS nivel 1) según la norma que rige la evaluación de riesgo de cirugías cardíacas congénitas en los centros quirúrgicos del mundo.

¿Qué pasó en 2018?

Desde Nación señalan que el año pasado “solo fueron 16 las cirugías reportadas al Programa Nacional” por parte del Alassia, aunque cabe inferir que este dato no fue parte de la determinación de la baja que ya estaba firmada a inicios del mes de noviembre de ese año y que en su dictamen indicaba como fundamento del mismo informes del año 2015.

Asimismo es importante aclarar que entre finales de 2017 y 2018 las intervenciones en el efector fueron interrumpidas por casi 11 meses a raíz de un conflicto con el Servicio de Anestesia.

En el inicio de este 2019, entre enero y febrero, en el hospital se realizaron 14 intervenciones cardiovasculares y esperan que finalizado el primer trimestre del año se alcance un número total de 20. En espera hay actualmente 45 pacientes. 

¿Qué va a pasar de ahora en más?

Nación confirmó que los pacientes con cardiopatías congénitas del centro y norte de la provincia que iban a ser intervenidos en la ciudad de Santa Fe, fueron derivados a Rosario, para su atención en el Hospital de Niños "Víctor J. Vilela" que tiene categoría media en el PNCC (donde se operan nivel 1, 2, 3 y parte del 4 de complejidad).

Explican entonces que este hospital de gestión municipal “recibirá los fondos que le eran asignados al Hospital Alassia para este tipo de prestaciones”. Es importante agregar que ahora, los chicos y sus familias deberán viajar hacia el sur provincial para ser operados; y que si se trata de recién nacidos menores de un mes en riesgo por la patología serán alojados en el hospital provincial Centenario de esa ciudad, ya que el Vilela no cuenta con área de neonatología.

Sin embargo, tanto el Alassia como el San Roque de Paraná continuarán realizando detección de cardiopatías congénitas ya que “mantienen sus acreditaciones como centros referentes provinciales y percibirán las transferencias financieras del Plan Sumar por el diagnóstico, la atención clínica y el seguimiento de sus pacientes”.

Un lunes clave

Autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia recibirán a representantes del PNCC. El encuentro será este lunes en horas del mediodía. Buscarán acordar con Nación medidas tendientes a revertir la situación. Desde la Secretaría de Salud ya habían indicado que “desde las áreas técnicas se trabaja continuamente con las autoridades de las jurisdicciones para garantizar la atención de los niños que padecen este tipo de patologías y promover que los hospitales vuelvan a recuperar sus estándares que aseguren la calidad de atención que se merecen los niños de nuestro país”. Luego del encuentro se espera la palabra de las autoridades, que hasta este momento guardaron silencio ante la consulta de los medios.

Por la tarde está anunciada una conferencia de prensa por parte de la Fundación por las Cardiopatías Congénitas de Santa Fe, una organización de padres y familiares de chicos con esta patología que desde hace nueve años trabajan fuertemente en la ciudad para mejorar las condiciones de vida estos niños, adolescentes y adultos. Será a las 16.30 en su sede de General Martínez 2737.

¿Te gustó la nota?