Santa Fe

El gobierno condiciona el congelamiento de tarifas a la ley de emergencia económica

Le pidió a la oposición las facultades que ya habían sido rechazadas en la legislatura en diciembre. El ministro Michlig confirmó que la semana que viene enviarán a la legislatura el proyecto modificado

Martes 21 de Enero de 2020

Luego de que la oposición le solicitó al gobierno de Omar Perotti que prorrogue el congelamiento de tarifas de servicios públicos provinciales dispuesto por la gestión del exgobernador Miguel Lifschitz, y mantenga sin incrementos las tarifas, representantes de las empresas de Aguas Santafesinas y Empresa Provincial de la Energía salieron a responder.

Hugo Morzán, presidente de Assa y Mauricio Caussi, interventor de la EPE, recordaron que es una decisión del gobernador el congelamiento por seis meses de los servicios, aunque advirtieron que estará atado a las herramientas económicas que pueda tener el gobierno. Señalaron que esa situación dependerá de la ley de emergencia económica, instrumento que ya fue rechazado por la oposición en diciembre pasado y que le iba a permitir al gobierno tener mayor libertad en el manejo de recursos y partidas.

•LEER MÁS: Diputados rechazo la ley de emergencia solicitada por Perotti

En diálogo con la prensa, el vocero del gobierno, Leonardo Ricciardino afirmó que "el congelamiento de tarifa es un pedido del gobierno" y disparó a la oposición, sector que pide por la misma decisión pero "sin dar las herramientas para concretarlo". Y añadió: "Es muy difícil, se piden los beneficios pero no se dan los elementos como para poder efectivizar esos beneficios".

•LEER MÁS: Perotti dispuso congelar su salario y el de todo su gabinete por 180 días

El vocero destacó: "El gobierno está convencido de que vamos a revertir esta situación y que estamos haciendo todo para salir adelante, pero sin la colaboración de determinadas cuestiones se hace todo mucho más lento salir".

Hugo Morzán, presidente de Aguas Santafesinas, afirmó que el gobernador tiene pensado el congelamiento tarifario, aunque advirtió que dependerá de la buena voluntad de la oposición. "El gobernador tiene en vista esto y la idea es avanzar por 180 días. Pero me parece que merece un análisis especial. Quienes justamente negaron y mandaron a archivo un pedido de ley de emergencia para llevar adelante la gestión de gobierno de la mejor manera, hoy son los que se paran en la tribuna de enfrente a exigirle y a pedirle al gobernador que tome medidas que afectan las finanzas y tienen que ver con esta situación comprometida que el gobernador Perotti tuvo que asumir desde el punto de vista económico y financiero en la provincia de Santa Fe", dijo el titular de la empresa en declaraciones a la emisora LT 8 de Rosario.

En la misma línea, el interventor de la EPE, Mauricio Caussi, señaló que la "intención es ir hacia un esquema de congelamiento, al menos durante el primer semestre de 2020". En declaraciones a medio rosarinos describió el funcionario que se necesitan dos elementos a tener en cuenta: "Primero, las decisiones que se tomen a nivel nacional que inciden fuertemente en la ecuación de la empresa y la otra cuestión es que el gobierno provincial tenga las herramientas necesarias como para poder hacer frente a tamaño desafío en un contexto de crisis y donde los ingresos se restringen".

•LEER MÁS: Desde la EPE acompañan el congelamiento de tarifas anunciado por nación

En lo que fue un claro mensaje a la oposición en la Legislatura para que avance con la ley de emergencia económica, Caussi comentó que existe una "relación indisoluble entre la idea de congelar tarifas con la posibilidad de que el gobierno provincial tenga herramientas que le permita reasignar partidas, renegociar contratos, interrumpir aquellos contratos que puedan ser interrumpidos, me estoy refiriendo concretamente a la ley de emergencia económica o al nombre que le queramos dar".

"Lo venimos planteando desde hace un tiempo. Este no es un pedido de la oposición, es algo que venimos sosteniendo", dijo Caussi en cuanto al congelamiento de tarifas, e insistió: "Claramente, hay que ligar el debate a la posibilidad de una ley de emergencia económica".

Quien se mostró optimista en relación a un acuerdo en la legislatura por la ley de emergencia fue el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig. En declaraciones a Radio 2, aseguró que hubo “avances importantes” en el diálogo con la oposición y que “hay un escenario más favorable”. En ese sentido, informó que enviará la semana que viene a la Legislatura, con la idea de que se traten en sesiones extraordinarias en febrero, al menos dos de los proyectos de emergencia: la económica y la de seguridad.

El vocero del gobierno, Leonardo Ricciardino, llevó este escenario a la obra pública. Cuando se le preguntó acerca de la deuda millonaria que tiene la provincia con empresas contratistas de obra (más de tres mil millones de pesos), el funcionario comentó que las empresas "le están pidiendo a la Legislatura que le dé al gobernador los instrumentos para poder salir de esa situación". Y continuó: "Lo he escuchado a los integrantes de la Cámara de la Construcción, proveedores que están reclamando; lo que están diciendo es que si el gobierno tiene las herramientas financieras y económicas que le tiene que dar la Legislatura, empezamos un marco de negociación distinta. Sin esos instrumentos va a ser muy difícil porque hay una deuda flotante enorme y los principales afectados son los contratistas".

Recordó que meses atrás, en la mesa de transición provincial, representantes del futuro gobierno "les decían a los contratistas que tengan cuidado porque no va a estar la plata para ese financiamiento, en la proyección que se hacía. Los contratistas decidieron seguir adelante. Ahora... hay que pagar. Se necesitan instrumentos para poder financiar todas esas deudas, los contratistas son conscientes de esto y me parece que hay un pedido expreso a la Legislatura en ese marco".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario