Santa Fe

En el plano deportivo lo de Spahn resulta incuestionable

Si bien se le puede criticar y mucho las muy malas ventas que realizó, en las estadísticas lo del presidente rojiblanco no admite discusiones

Lunes 18 de Marzo de 2019

El 24 de julio de este año se cumplirán 10 años desde que Luis Spahn asumió como presidente de Unión. En esta década pasó mucha agua bajo el puente con buenas y malas para el club.

Pero sin dudas que a la hora de hacer un balance en el plano estrictamente deportivo, la realidad indica que la gestión de Spahn resultó exitosa. Ya que asumió con el club disputando la B Nacional y además inmerso en una profunda crisis económica e institucional.

Y 10 años después el equipo está absolutamente afianzado en Primera División y a punto de jugar por primera vez en su historia una Copa internacional. 

Pero además hay otras cuestiones para destacar. En una ciudad que respira fútbol y en donde además del resultado de su equipo lo segundo que se fija el hincha es cómo le fue a su rival.

Y en ese ítem, en los últimos años Unión le sacó ventaja a Colón en cuanto a los resultados. Pero también desde la llegada de Spahn revirtió el historial frente al Sabalero.

Desde que Spahn es presidente, Unión y Colón jugaron 12 partidos, con cuatro triunfos del Tate, seis empates y dos derrotas. El historial favorece al Rojiblanco con 28 victorias, 27 del Rojinegro y 35 empates.

Pero cuando asumió Spahn, Colón estaba arriba en el historial con 25 triunfos y 24 de Unión. Por lo cual en ese sentido le fue muy bien revirtiendo una década desfavorable ante su eterno rival.

Otro dato a tener en cuenta es que de los últimos seis campeonatos disputados por el Tate, en cinco de ellos terminó en la tabla de posiciones por encima de Colón. Algo que no sucedía anteriormente.

En el Torneo Transición de la B Nacional en 2014 que le dio el ascenso a Primera División después de ocho años, el Tate terminó como el mejor equipo sumando un total de 41 puntos. Mientras que Colón (también ascendió) finalizó 6º con 31 unidades.

En el Torneo de Primera División 2015 finalizó 15º con 41 puntos y el Rojinegro 18º con 38. En el Torneo 2016 se ubicó 14º con 22 unidades y su rival 22º con 17.

En la temporada 2016/2017 Unión se ubicó en la 23ª posición con apenas 32 puntos, mientras que Colón se clasificó 11º con 49. Fue la única vez que lo superó en los últimos cinco años.

En la Superliga 2017/2018 Unión finalizó 10º con 43 unidades y Colón 11º con 41. Y en la actual temporada el Rojiblanco está 7º con 34 puntos y el Rojinegro 24º con 21.

A dos fechas del final, el equipo conducido por Leonardo Madelón está en zona de clasificación a Copa Sudamericana del 2020 y con chances de conseguirlo por segunda vez consecutiva.

Otra cuestión muy importante para resaltar es que en el próximo torneo Unión arrancará en la 9ª posición entre los mejores promedios. En poco tiempo los hinchas rojiblancos guardaron la calculadora y ahora el objetivo pasa por pensar en clasificar a las Copas y no en los promedios.

Tampoco se puede soslayar que en el Torneo de Reserva Unión está entre los cuatro mejores. Otra cuestión para destacar ya que el equipo conducido por Eduardo Magnín está conformado por jóvenes, todos de inferiores.

En consecuencia, lo logrado en los últimos años resulta auspicioso, más allá de las malas gestiones en el tema ventas y el incumplimiento de terminar el estadio. En lo institucional Spahn tiene muchas explicaciones por dar, pero en lo futbolístico no admite reproches.

Es cierto que el hincha siempre quiere más, pero también es bueno tener en cuenta los antecedentes deportivos y saber en qué lugar estaba el club para no tener luego ambiciones desmedidas y poner los pies sobre la tierra.

No caben dudas que Unión está atravesando su mejor momento deportivo en décadas. Si no basta repasar que estuvo ocho años en la B Nacional (2003 a 2011). Ascendió en el 2011 y rápidamente en el 2013 perdió la categoría.

Pero desde el 2014 (ascendió nuevamente) para acá el club fue creciendo en lo deportivo. Y para ello fue vital la vuelta al club de Leonardo Madelón quien viene realizando un trabajo fantástico y que con muy poco logró muchísimo.

Spahn lo fue a buscar con Unión en la B Nacional en diciembre del 2013, a fines del 2016 se fue luego de la eliminación de la Copa Argentina. Y en 2017 nuevamente gestionó la vuelta del DT como un paraguas protector. Y vaya si la apuesta le salió bien.

La sociedad Madelón-Spahn está dando satisfacciones a los hinchas rojiblancos que se sienten identificados con este equipo. Y por eso, más allá de la pésima venta de Soldano, la inexplicable y reprochable ida de Gamba y la inentendible dilación para resolver el tema Fragapane, en el rubro futbolístico la balanza claramente se inclina para el lado del presidente.

¿Te gustó la nota?