Santa Fe

La ciudad se prepara para ser sede de la Cumbre del Mercosur

Se espera la llegada de cerca de 2.000 efectivos de seguridad nacionales. Además, se realizan trabajos en la Estación Belgrano y el Aeropuerto Metropolitano

Jueves 21 de Marzo de 2019

A mediados de año, Santa Fe será anfitriona de 54ª Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y países asociados. La noticia fue confirmada esta semana en Buenos Aires por el Canciller, Jorge Faurie y por el intendente de la ciudad, José Corral. Se trata de un evento al que asistirán alrededor de 6.000 personas, entre los cuales están convocados el presidente Mauricio Macri y sus pares Jair Bolsonaro de Brasil; Tabaré Vázquez, de Uruguay; y Mario Abdo Benítez, de Paraguay.

En ese marco, Simón González, a cargo de la Agencia de Cooperación Internacional, Inversiones y Comercio Exterior comentó que se trata de un evento de escala regional, muy importante para la Argentina y por supuesto, para Santa Fe. "Va a ser la primera vez que se traslada al interior a partir de una iniciativa que tiene Cancillería de hacer más federal este tipo de eventos", explicó.

González contó que la ciudad viene trabajando en la postulación para ser sede hace aproximadamente dos años y que será un desafío muy grande poder organizar un encuentro de dimensiones y características realmente inéditas para Santa Fe. “Los requerimientos que tenemos para este evento son importantes en todo sentido, en todo lo que tiene que ver con informática, con enlaces, con conectividad, con equipamiento, con infraestructura, y hasta con los servicios de comida porque no solo vienen los jefes de Estado, sino también fuerzas de seguridad, proveedores, un sinnúmero de personas que asisten y están alrededor del evento”, relató.

En esa línea, explicó que el acontecimiento marcará un hito en la ciudad que desde hace años trabaja para consolidarse en la organización de eventos.

El cálculo: más de 6.000 asistentes

Solo para dar una idea, habrá 1.800 efectivos de seguridad de distintas fuerzas nacionales, como Gendarmería, Prefectura y Policía Federal que articularán con la provincia y la policía santafesina las cuestiones referidas a seguridad, fundamentalmente, el día en el que estarán los jefes de Estado, que será el último de la cumbre. “Ese día el cerrojo de seguridad va a ser importante, así que va a mover a mucha gente y no solamente nos va a posicionar, sino que va a derramar en la economía local y los proveedores locales y de la región, posibilidades de participar en esta actividad, de generación de empleo”, estimó González en diálogo con el programa de Telefé Santa Fe, Santa Fe Directo.

Habrá requerimientos gatronómicos, de alojamiento, traslados, y un sinnúmero de rubros y Cancillería está interesada en que los proveedores, en la medida de lo posible, sean locales. Por este motivo, la ciudad ya recibió la visita de funcionarios nacionales para abordar temáticas de ceremonial, contrataciones, seguridad, infraestructura y servicios, tecnologías de la información, prensa y coordinación general.

"La semana que viene vamos a tener una segunda visita en donde estamos ajustando temáticas, para tratar de avanzar y definir un montón de temas que hacen a la organización”, adelantó el funcionario.

Estación Belgrano

De los lugares que se visitaron y se revisaron cuando se hizo el relevamiento para que Santa Fe sea sede, la Estación Belgrano fue seleccionada por ser el único espacio en la ciudad que permitía albergar todo el evento en el mismo sitio. En ese orden de cosas, Cancillería solicitó adecuaciones y modificaciones, especialmente en la recuperación del ala oeste del primer piso.

De acuerdo a lo que informó la Municipalidad en febrero, el proyecto es que allí se instale un auditorio con capacidad de hasta 450 personas, para lo cuál se están realizando tareas de reparación de paredes, cielorraso, arenado, entre otros trabajos y se recuperaron las ventanas originales. Las tareas están siendo solventadas con el producido de eventos realizados en la Estación.

“Y hay un montón de otros puntos que tienen que ver con el tendido de redes para internet, electricidad. Para dar una idea, la carpa de prensa tendrá 1.500 metros cuadrados y ese es uno de los sectores, no el único. Para dar una idea de la importancia de la cobertura del evento y la cantidad de gente que va a movilizar la cumbre”, agregó el funcionario.

Vida cotidiana alterada

Por último, sin concreción aún de cuál será la afectación para la zona aledaña a la Belgrano y para los vecinos de la región, desde Cancillería se comunicó que no se van a dar las precisiones hasta último momento. “El día más intenso en cuanto a la seguridad y limitaciones que pueden afectar al tráfico va a ser el último día cuando lleguen los jefes de Estado”, anticipó González.

Además, en el Aeropuerto Metropolitano también se tienen que hacer obras, sobre todo en los ingresos y accesos del aeropuerto a la pista, porque los presidentes se van a subir a un medio de locomoción directamente cuando bajen del avión. En la parte de embarque y preembarque también va a haber modificaciones que permitan aislar cierta cantidad de personal que necesitará hacer un ingreso especial.

Más asistentes

Además de los presidentes de Brasil, Uruguay y Paraguay se cursarán invitaciones a Evo Morales, de Bolivia (país en proceso de adhesión); y los presidentes de los países asociados Sebastián Piñera de Chile; Iván Duque Márquez, de Colombia; Lenín Moreno, de Ecuador; David Granger, de Guyana; Martín Vizcarra, de Perú y Dési Bouterse, de Surinam. Para estas cumbres también se invita a los mandatarios de los países observadores, por lo que a la nómina detallada debería sumarse al mexicano Andrés Manuel López Obrador por México. Nueva Zelanda es el otro país observador.

¿Te gustó la nota?