Santa Fe

La compleja encrucijada que afronta Lavallén en Colón

El DT llegó conociendo la realidad y la "responsabilidad", pero no pudo llevar al equipo a ganar en la Superliga y ahora se viene Tigre por la Copa de la Superliga

Lunes 08 de Abril de 2019

Para Colón se terminó un torneo con más sombras que luces, pero el semestre todavía no concluyó y así y todo todavía la intranquilidad no cesa. El efímero paso de Julio Comesaña en la dirección técnica dejó muchas esquirlas que por ahora Pablo Lavallén no pudo sacar. Estaba claro que le iba a tomar tiempo, pero a decir verdad los cambios por ahora brillan por su ausencia.

Para colmo, el plantel está "salado" por las constantes lesiones que no le permiten encontrar solidez. Es algo con lo que se intenta lidiar, pero es real también que lo anímico influye y por eso la máxima ilusión está puesta en la Copa Sudamericana. El duelo revancha de la primera fase ante Deportivo Municipal de Perú del miércoles 17, a las 21.30, se espera con ansias, pero antes de eso hay otra escala: el duelo de la llave inaugural de la flamante Copa de la Superliga.

Precisamente recibirá este viernes a Tigre, desde las 19, por lo que el entrenador ya piensa en qué equipo poner. Tendrá varias bajas de consideración haciendo que muchas preguntas salgan a la luz, pero hay una que predomina. ¿Pondrá lo mejor o guardará jugadores? Esto atendiendo a que días después tendrá el compromiso internacional. Lo bueno del caso es que tiene una renta de 3-0, pero ante esta cruda realidad en Colón saben que no le sobra demasiado y, como están las cosas, no puede confiarse en nada.

En consecuencia, la idea de Lavallén sería poner lo mejor, aunque otra vez con retoques obligados. No podrán estar Matías Fritzler por llegar a las cinco amarillas y Luis Rodríguez, que estaría desgarrado. En consecuencia, Franco Zuculini se perfila para pelear por un lugar en el medio junto a Fernando Zuqui y da la sensación que Nicolás Leguizamón iría en lugar de Pulga.

Después, está en condiciones de regresar Emmanuel Olivera tras purgar la fecha de suspensión por límite de amonestaciones y es una incógnita saber si será tenido en cuenta Guillermo Ortiz, lesionado (aunque en algunos sectores circuló la versión que fue apartado por el DT por indisciplina). Asimismo, el nivel de Gustavo Toledo no es el mejor, aunque Alex Vigo no llegaría con su recuperación. Lo mismo para Wilson Morelo.

Por eso es una compleja encrucijada para el conductor sabalero, que todavía no pudo encontrar soluciones. Mencionó en su arribo que sabía con lo que se encontraba, que asumía la "responsabilidad" y que después de San Lorenzo se verían "los cambios", pero los resultados siguen siendo los mismos.

Hay que dejarlo trabajar, aunque las urgencias le dan una gran dolor de cabeza.

¿Te gustó la nota?