Santa Fe

Los docentes esperan un llamado para levantar los paros de la semana que viene

Advierten que si la masa salarial que define el gobierno no es elástica, el conflicto no tiene solución. La medida de fuerza es para el miércoles y jueves que viene

Jueves 28 de Marzo de 2019

Los docentes concluyeron este miércoles la sexta jornada de paro y están aguardando una convocatoria del gobierno para resolver el conflicto salarial. Si eso no ocurre en las próximas horas, Amsafé ya tiene decretado un paro para el 3 y 4 de abril.

"Nosotros no recibimos una convocaroria fehaciente del Ministerio de Trabajo", aclaró el secretario Adjunto de Amsafé, José Testoni en diálogo con UNO en la Radio. Además descartó que haya habido algún otro contacto ante las versiones que corrían sobre un posible encuentro en las próximas horas.

En tanto, al ser consultado sobre si es posible y si hay tiempo de levantar el paro de la semana que viene, Testoni dijo: "Claro que es posible. No sé si va a suceder, pero claro que es posible. Eso es lo que más quisiéramos. Eso (tener una nueva oferta del gobierno) lo pusimos como condición para no hacer la medida. Nosotros dijimos que solo habría paro si no hay una propuesta del gobierno".

"No queremos que haya paro", dijo el dirigente gremial y aclaró: "Nuestro objetivo es que el gobierno disponga de la masa salarial suficiente en una mesa paritaria donde técnicamente podamos discutir las cosas que hay que resolver. El gobierno tiene que reconocernos el poder adquisitivo que hemos perdido".

Luego Testoni remarcó: "Desde noviembre de 2018 el salario está congelado. Y estos últimos cuatro meses fueron fuertemente inflacionarios. Con Macri en el gobierno, cuatro meses fueron 15 puntos".

"Tenemos el gobierno que tenemos. Estas bestias a las que no les importa nada devaluar, que no les importa el poder adquisitivo de los trabajadores. No vamos a responsabilizar al gobierno provincial de la política económica del gobierno nacional, sí lo responsabilizamos de la firma del pacto fiscal que contribuyó a la lógica del neoliberalismo", añadió.

"Pero las decisiones macroeconómicas –diferenció– son Macri, Dujovne, en definitiva es Christine Lagarde. Obviamente que cuando el gobierno se siente a discutir lo tiene que hacer con una propuesta para recuperar eso y, después, tiene que tener una cláusula gatillo que hasta ahora no es la que nosotros queríamos. Además, se tienen que tener en cuenta las distorsiones que tiene el salario docente. A veces es muy doloroso tener esta discusión cuando hay compañeros que a igual trabajo no cobran igual salario porque la relación entre una función y otra está distorcionada".

Luego, el dirigente gremial reconoció que "el gobierno hizo un aporte importante y puso una masa salarial importante para la discusión en las dos propuestas anteriores. Pero fue insuficiente porque se perdía poder adquisitivo".

Ante la pregunta de cuánto ofreció hasta el momento el gobierno, Testoni contestó: "Para hacerlo fácil, era una suma de 2.000 pesos más una cláusula gatillo que seguro que la íbamos a cobrar en junio. Nuestros compañeros y la comunidad tiene que saber que el gobierno nos planteaba una rebaja salarial. Nos daba 10%, que es menos de lo que ya significó el período diciembre, enero y febrero, y después la cláusula gatillo se activaba cuando se superaba ese 10% pero contando desde febrero de 2019. Con ese cálculo, con marzo, abril y junio superaríamos el 10% y recién ahí cobraríamos algo de cláusula gatillo. Mientras que en los dos primeros trimestres podríamos tener un 30% de inflación".

" Tendríamos que esperar hasta junio para superar el 10%, pero en realidad estaríamos perdiendo un 20% del salario. El congelamiento salarial es una baja del salario real. Por eso hasta acá no hemos podido llegar a un acuerdo", afirmó.

Testoni lamentó que en los 18 días de clases de este año que incluyen este viernes, seis fueron jornadas de paro. "Esperamos que no continúen y si para que eso suceda nos tienen que llamar el domingo, el lunes; nosotros vamos a donde nos digan. Pero por más buena voluntad que tengamos, si el gobierno define una masa salarial que no es elástica, la verdad es que no hay solución", concluyó.

¿Te gustó la nota?