Policiales

Secuestro y asesinato: la esposa de Cornalis habló del hecho

En una entrevista, la esposa de Cornalis, tesorero víctima de secuestro y asesinato el 16 de abril, contó que su marido dio la vida por su familia

Sábado 24 de Abril de 2021

En diálogo en el programa “Red Urbana” de Radio Universidad/Castellanos, la esposa de Héctor Cornalis, tesorero de la Cooperativa “22 de Marzo”, víctima de secuestro y asesinato el pasado viernes 16 de abril, relató lo que está viviendo la familia.

Héctor Cornalis, tesorero de la Cooperativa “22 de Marzo” ubicada en la Ruta Provincial 13 en jurisdicción de la localidad santafesina de Eustolia, fue brutalmente asesinado en la mañana del viernes pasado, tras ser privado de la libertad por al menos tres sujetos –uno de los cuales está detenido– y dejaron su cuerpo dentro del auto de la víctima en cercanías de Colonia Cello. El hecho ya estaría esclarecido aunque aún restan concretar más detenciones.

• LEER MÁS: Un detenido por el asesinato del gerente Hugo Cornalis

Patricia Suppo de Cornalis es directora de la Escuela Particular Incorporada Nº 1.066 “Santa María de los Ángeles” y contó que en la mañana del viernes estaba en su casa. “Todavía no había ido a la escuela porque era temprano cuando golpearon la puerta de mi casa. Me asusté por el horario y cuando abrí era mi cuñado (hermano de Héctor) con su señora y cuando pregunté qué había pasado, me dijeron que habían secuestrado a mi marido. Ellos se habían enterado porque el presidente de la Cooperativa primero se comunicó con mi hija que es ingeniera y que también trabaja con ellos y le avisó lo que sucedía”.

Luego Patricia explicó sobre la Cooperativa “22 de Marzo”: “En el año 2016 el anterior dueño presentó quiebra por lo que muchas familias se quedarían sin trabajo y entonces, decidieron formar una cooperativa, en la que mi marido siempre se desempeñó como tesorero”.

—¿Siempre llegaba temprano como el viernes?

—No, él una semana entraba temprano porque manejaba el tema de las calderas: y a la semana siguiente iba alrededor de las 9 de la mañana para realizar otras actividades.

—¿Quién alertó a la policía que llegó rápido?

—Hace poco tiempo, como no había sereno en la casa que hay, en el lugar se fue a vivir uno de los socios de la Cooperativa con su familia. En esa casa vivió durante mucho tiempo esta persona (si es que la puedo llamar así) que ahora fue detenido como presunto autor del hecho. Entonces este señor que vive ahora vio lo que estaba sucediendo y llamó a la policía”.

LEER MÁS: Secuestro y asesinato: en el baúl del auto donde encontraron el cadáver había $8.000.000

“Nosotros tuvimos una sola reunión con (Carlos Zoppegni) el fiscal y sabemos que está prácticamente todo esclarecido, aunque tengo entendido que todavía no hay otras personas detenidas. Debo decirlo, en esta causa, no tengo nada que decir del fiscal por la manera en que vienen trabajando desde que ocurrió la muerte de mi marido. Hasta entiendo que por todo el trajín de la investigación puede pasar que no se comuniquen con nosotros inmediatamente. No obstante, estuvimos junto a mis hijas reunidos mucho tiempo con Zoppegni y sé que podemos comunicarnos con él las veces que lo necesitemos así que no tenemos nada que objetar respecto de su actuación”.

—¿Se presentarán como querellantes?

—La verdad es que todavía no lo tenemos decidido, veremos cómo sigue, qué pasa con los detenidos que obviamente queremos que paguen con la máxima pena. Así que por el momento no decidimos qué vamos a hacer. Hace mucho tiempo que veníamos lidiando con abogados muchos de los cuales nos defraudaron, pero por suerte tenemos ahora por otra causa un abogado que es un ángel, que no tiene la especialidad de ser penalista pero tiene el título de buena persona que es el Dr. Eduardo Ruffino así que veremos cómo encaramos esto. La Cooperativa ofreció poner un abogado querellante pero aún no lo definimos.

—¿En el automóvil Ford Focus encontraron efectivamente una suma importante de dinero?

—Sí, efectivamente, en realidad cuando esa mañana yo le pregunto al presidente de la Cooperativa si Héctor tenía que llevar mucho dinero (ellos manejan plata porque le pagan a los productores, llegan insumos muy caros) y me dijo que no porque ese día iban dos productores a cobrar. La verdad que nosotros no sabíamos mucho de esos temas ni cuánto dinero podía tener. Nos sorprendió esa suma ya que se habló de alrededor de ocho millones de pesos, pero luego caímos en la cuenta que para lo que se manejaba no era una suma extraña para los movimientos que suelen hacer.

—¿Esta persona que está detenida tenía una relación muy cercana con ustedes?

—Este individuo, después que dejó de pertenecer a la cooperativa porque lo habían detectado robando (la primera vez lo perdonaron y lo dejaron seguir y luego volvió a cometer un robo más importante) se quedó a vivir un tiempo más ya que le permitieron que encontrara algo antes de irse del lugar. Es una persona con la que compartimos muchas cosas. Incluso cuando nos preguntaron ahora si era posible que él (Roberto Andini, alias "Sombra") hubiera participado del hecho casi lo descartamos automáticamente: "Él no lo pudo haber hecho", dijimos. La verdad que Héctor lo apreciaba mucho, lo quería, lo ayudaba; lo hizo siempre, incluso hasta último momento ellos mantenían contacto. En el momento de la desvinculación no había otra cosa que hacer pero mi marido siempre siguió en contacto, preocupado porque consiguiera un trabajo. Nunca hubiésemos pensado que podía haber sido él.

image.png

—¿Por qué cree que pasó?

—Yo creo, lo hablamos con mis hijas y llegamos a la conclusión que fue porque nos encontramos con gente mala y resentida, envidiosa, entendemos que fue por eso. A nosotros muchas veces nos llamaron de manera burlona "la familia dorada" y creo que eso le pesa a mucha gente. Entonces llegamos a la conclusión que pudo ser por eso, por la maldad y el resentimiento. No le encontramos otra explicación. Lo que sí estamos todos seguros es que Héctor dio la vida por nosotros porque en realidad, según lo que nos dijeron, quienes lo interceptaron cuando estaba abriendo el portón, lo primero que le dijeron fue: "Vamos a tu casa", y ahí fue cuando él se resistió de esa forma, seguramente no quiso saber nada y lo golpearon de la forma en que lo hicieron. También creemos que no le dieron tiempo a que él les diga que el dinero estaba en el auto. En mi casa no había más que el dinero normal que puede tener cualquier familia para los gastos diarios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario