Unión

¿En qué anda Mineiro, el rival de Unión en la Sudamericana?

El conjunto brasileño se decidió por el DT venezolano Rafael Dudamel tras la salida de Rodrigo Santana, y la intención de la CD es reforzar al plantel con jugadores de jerarquía y calidad.

Domingo 29 de Diciembre de 2019

El entrenador Rafael Dudamel llegará al Atlético Mineiro con la misión de dar oportunidades y valorar a los jóvenes de las categorías formativas. Y el venezolano está acostumbrado. En 2017 dirigió a su equipo nacional al Campeonato Mundial en la categoría sub-20. Algunos jugadores de esa generación se destacan en los clubes de fútbol europeos e incluso en Brasil.

En el Gallo, Dudamel tendrá a su disposición varios jugadores promovidos de las categorías inferiores. El club promoverá a los defensores del equipo principal Vitor Mendes y Leo Griggio, el centrocampista Guilherme Castilho, los centrocampistas Bruninho y Marquinhos, y los delanteros Bruno Silva, Bruno Michel y Alessandro Vinícius.

Además, el club utilizará un equipo de transición durante el Campeonato Minero. Los jugadores del equipo sub-20 serán observados por Rafael Dudamel para ser promovidos al primer equipo, si lo desea el entrenador.

El dilema de los volantes centrales

En 2019, el Atlético sufrió mucho en la zona de volantes. Las ausencias, especialmente de los primeros centrocampistas, provocaron que nombres como Jair y Nathan se destaquen debido a la versatilidad y facilidad de comenzar a construir un juego de calidad. Para 2020, la apuesta de la directiva es precisamente esta: tener un volante que "sepa jugar", formado por jóvenes atletas, con buen resto físico y que se unan a la marca y a una buena técnica.

• LEER MÁS: Sebastián Palacios sería el gran deseo de Madelón para Unión

La postura oscura en el mercado de transferencias lo deja claro, comenzando por tratar de mantener a Nathan en el equipo. El mediocampista tiene un acuerdo de préstamo válido solo hasta el 1 de enero de 2020. La CD negocia con Chelsea, propietario de los derechos económicos del jugador de 23 años, para ampliar el préstamo.

El fuerte de Nathan es precisamente su versatilidad. En 2019 trabajó en todas las funciones del mediocampo (primer volante, segundo volante y base central) y también en los extremos derecho e izquierdo. Bajo el mando del entrenador Rodrigo Santana, incluso jugó como lateral. Se trata de un buen pasador pero tampoco dejaba qué desear cuando se necesitaba marcar.

Allan.jpg

El presidente del Atlético, Sérgio Sette Câmara dejó en claro que contratar un volante es una de las prioridades para 2020. Especialmente desde que Elias, titular durante gran parte de 2019, dejó el club. Y la intención es incorporar a un futbolista que actúe "de área en área" con cualidades defensivas y ofensivas.

La gran promesa es el joven Allan, que jugó en 2019 a préstamo en Fluminense. El jugador de 22 años tiene un contrato con Liverpool hasta mediados de 2020 y está valorado en el mercado nacional. Por lo tanto, la contratación se torna como difícil. Además del Atlético, equipos como el propio tricolor carioca, Sao Paulo y Grêmio ya han mostrado interés. Fuera del país, existe la posibilidad de una transferencia a China.

Allan fue uno de los mejores de Fluminense en 2019. Ningún jugador en ninguno de los equipos distribuyó tantos pases correctos como lo hizo en el Campeonato Brasileño. Hubo 1938 pases correctos en 2049 intentos (94,6% de éxito) en 28 partidos.

• LEER MÁS: ¿Unión espera una oferta por Yeimar Gómez Andrade?

En el plantel actual, hay dos apuestas principales en el volante con la versatilidad deseada por el tablero: Jair, uno de los aspectos más destacados del equipo en 2019, y Gustavo Blanco, jugador clave en 2018 que se está preparando para volver a jugar después de someterse a una cirugía en una de sus rodillas.

Para el puesto, hay otros dos jugadores en el equipo actual. Zé Welison es considerado el máximo goleador de todas las opciones, pero pierde demasiado el balón. Ramón Martínez, también con marca de calidad, es bien visto por la directiva. El club entiende que el paraguayo, más adaptado al fútbol brasileño, tendrá un gran 2020.

Desde la base, otra alternativa es el prometedor Guilherme Castilho. El jugador de 20 años tiene una buena vista del juego y es una parte importante del equipo sub-20 en piezas fijas. La expectativa es que se utilizará más entre los profesionales el próximo año. En 2019 integro dos veces el banco de relevos, pero no entró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario