Santa Fe

Las hijas de Cecilia Burgadt reclaman custodia policial

Sol Arbizu, la mayor de las hijas de Cecilia, dijo que durante la búsqueda estuvieron dentro de la casa donde estaba el cuerpo de la mujer pero que no la vieron. Advierten que tienen miedo

Jueves 19 de Septiembre de 2019

"¿Cuántas muertas más necesitan para darnos bola?", se pregunta Sol Arbizu, hija de la enfermera Cecilia Burgadt quien fue asesinada por el femicida S. M. el viernes pasado en la ciudad de Santa Fe. La joven, junto a su hermana menor de edad, reclaman custodia policial para resguardarse.

A través de las redes sociales, expresó: "Me da vergüenza tener que comunicarlo por acá para que se muevan y me den pelota. No nos dan custodia, nos tienen a las vueltas, nos dicen que ya viene y seguimos esperando. Estamos solas". Cabe recordar que a las hijas de Cecilia no les tomaron la denuncia en la comisaría de Rincón cuando estaban en proceso de buscarla, según lo confirmó el fiscal Marcelo Fontana. Además, por sus propios medios, fueron ellas quienes encontraron el auto de su madre luego de ya haber radicado la denuncia correspondiente.

·LEER MÁS: Investigan al femicida de Cecilia por violencia de género económica y física

En relación al pedido de seguridad, Arbizu señaló a una radio de la ciudad: "Es porque esta persona tiene contactos afuera, estaba metido en muchas cosas raras. Él está metido pero afuera tiene gente. El juez ordenó que nos den la custodia pero nos dicen que hay todo un protocolo que supuestamente iba a arrancar el sábado que fue el velorio de mi mamá pero aún nada. Solo hay un patrullero que viene media hora, nos hace firmar un papel y se va. No es lo que habíamos acordado con la protección a testigos. Hoy firmé dos veces ya. Ahora tengo que hacer miles de trámites, y no sé cómo vamos a hacer. No están".

"No puedo creer que la palabra del juez no valga. Pasan los días, es el sexto. A todo esto estoy con miedo porque la familia de él vive a una cuadra. Desde que hicimos la denuncia pedimos la custodia policial, tenemos miedo. Al auto no lo encontró la policía, lo encontramos nosotras. Si nosotras no aparecíamos esa madrugada, agarraba el cuerpo de mi mamá y lo hacía desaparecer. Nunca más la íbamos a encontrar. Y él se iba a ir, no iban a tener evidencias de que fue él, como ya le pasó en una oportunidad", advirtió.

·LEER MÁS: Fueron las hijas de Cecilia las que encontraron el auto de su madre

Por otra parte, relató sobre la noche en la que impulsó la búsqueda de su madre: "Él le dijo a mi hermana que no quería problemas, que no se quería meter. Que el auto era de él y ahí nos cortó. De ahí hicimos una denuncia el viernes, que tiene 15 páginas, es decir que llevó mucho tiempo, para que puedan empezar a buscar a mi mamá. Llegué a mi casa entonces como a la una de la mañana. Estábamos con mis vecinos pensando dónde podía estar y le dije a mi hermana que me parecía que estábamos perdiendo tiempo".

"Ahí nos fuimos para Santa Fe, a una dirección que nos pasaron donde no había nadie. Al primer lugar al que fuimos fue donde estaba el cuerpo de mi mamá, que no lo vimos porque estaba escondido. Estaba cerca de la puerta pero tapado con un colchón, lo tenía preparado. La puerta estaba sin llave. Entonces la abrimos, y con una linterna la llamamos a mi mamá. Parecía que no había nadie entonces nos fuimos a otra dirección que habíamos averiguado. Cuando llegamos ahí llamé a la policía porque me empecé a desesperar. Salió afuera él y me dijo que yo estaba loca, que cómo le iba a hacer una escena en la casa", agregó.

·LEER MÁS: Quién era Cecilia Burgadt, una de las víctimas de los cuatro femicidios que hubo en el país

Y continuó su relato: "Me dijo que no sabía, que ella al final no quiso el auto y se lo regaló. Le mostraba los papeles del auto a la policía como que era de él. Todo esto en la puerta de la casa de él. Yo le preguntaba dónde estaba la plata porque mi mamá me había dicho que la llevaba al hospital para hacer la transferencia. Y me decía que esos papeles estaban en el gestor. Cuando le preguntaba quién era el gestor, se quedaba callado. Pero el papel de compra venta estaba a nombre de mi mamá".

"Nos quedamos hasta las 7 de la mañana hasta que tuvimos que declarar en la comisaría sexta. A él también lo llevan por averiguación del hecho. Le allanaron la casa pero ahí no encontraron nada. Me desocupé a las 14 de la comisaría, todo eso sin dormir después de haberla buscado a mi mamá. A la siesta vuelvo al primer lugar pero pasé de largo. Dije, «bueno la policía ya habrá venido hasta acá». Entonces empecé a buscar en paradas de colectivos, en la zanjas, en el campo, en todos lados en ese barrio. Atrás mío vi que llegó la PDI y fue cuando dieron con mi mamá, pero yo no me enteré. Supe a las ocho de la noche que era el cuerpo de mi mamá, porque la gente en la ruta me decía «lo siento, lo siento», y había empezado a circular en todos lados pero nadie me decía nada. Le dije a la policía que se fije en ese domicilio, se ve que me hacen caso y bueno...".

·LEER MÁS: A la hija de Cecilia no le tomaron la denuncia en la comisaría de Rincón

Sobre los primeros momentos en que perdió contacto, Arbizu dijo: "La conocíamos mucho a mi mamá, no se iba así. Tenemos una abuela de 96 años que está postrada en una cama y dependía de ella para comer, bañarse, para todo. Cuando estaba haciendo una marcha para pedir que me dejen ver las cámaras de seguridad en la calle en la Ruta 1 me decían «lo siento» y yo quería seguir buscándola. Ahí me dice la policía que necesitaban llevarme a hablar con mi mamá. Y ahí fue que la encontraron a mi mamá".

"Acá hay algo muy raro y pesado detrás de todo esto", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario